Logo Protocolo y Etiqueta

La Monarquía en Holanda.

En Holanda se hace diferencia entre los conceptos de Familia Real y Casa Real.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

El Reino de los Países Bajos es una monarquía constitucional: el monarca se apoya en la Constitución y la posición del soberano está determinada en dicha Constitución y en otras leyes del país.

En Holanda se hace diferencia entre los conceptos de Familia Real y Casa Real. Esto se debe a que no todos los miembros de la familia real de los Oranje-Nassau es miembro de la Casa Real. La Familia Real está compuesta actualmente por: la princesa Juliana (la Reina Madre), su esposo el príncipe Bernardo y todos sus hijos, nietos y consortes. La asociación a la Casa Real está determinada por la ley. Sus miembros, son, además de la reina Beatriz, la ex-reina Juliana y todos los miembros de la Familia Real, considerados herederos legítimos al trono. Los consortes de los miembros de la Casa Real también pertenecen a la Casa Real.

La actual Casa Real holandesa está conformada por la reina Beatriz, su esposo el príncipe Claus, sus hijos los príncipes Guillermo Alejandro, Johan Friso y Constantino; la antigua soberana: la princesa Juliana y su esposo el príncipe Bernardo; la hermana menor de la reina Beatriz: la princesa Margarita y su esposo Pieter van Vollenhoven, y sus cuatro hijos: los príncipes Mauricio, Bernardo Jr., Pieter-Christiaan y Floris y las esposas de los príncipes Constantino, Mauricio y Bernardo Jr., respectivamente las princesas Laurentien, Marilène y Annette.

El derecho al trono lo comparten los miembros de la Casa Real que sean familia, hasta en tercer grado, del soberano gobernante. Al iniciarse el reinado de un nuevo soberano algunos de los miembros de la Casa Real pierden su derecho al trono y su afiliación a la Casa Real. Igualmente, en el caso de que un miembro de la Casa Real contraiga nupcias sin la debida autorización del gobierno nacional, pierde también su derecho al trono. Fue así como las hermanas de la actual soberana, la reina Beatriz, las princesas Irene y Cristina, perdieron su derecho al trono respectivamente en 1964 y 1975, al casarse sin la debida autorización del parlamento holandés. De acuerdo a la ley Afiliación a la Casa Real, vigente desde 1985, el derecho al trono también se pierde cuando uno de los miembros de la Casa Real pierda la nacionalidad holandesa o cuando renuncie a su afiliación por medio de un Decreto Real.

La Constitución holandesa determina que en el caso de defunción o renuncia a la corona por parte del soberano gobernante, el trono pasa al heredero principal. En el caso de la sucesión de la reina Beatriz, el heredero principal es su hijo mayor, el príncipe Guillermo Alejandro, seguido respectivamente por los príncipes Johan Friso y Constantino. La hermana de la reina Beatriz, la princesa Margarita y sus cuatro hijos, son los herederos subsiguientes al trono holandés.

La reina forma junto con los ministros del gabinete, el gobierno holandés. Desde 1848 la Constitución determina que los ministros son responsables por las acciones y pronunciamientos del soberano. Por lo tanto ninguna legislación es posible si no cuenta con la responsabilidad de un ministro ante el parlamento.

La reina desempeña un importante papel en la formación de cada gabinete ministerial. Una vez celebradas las elecciones parlamentarias, la soberana recibe consejo del vice-presidente de la Asamblea Nacional, de los presidentes de las dos cámaras del parlamento, de los presidentes de las fracciones parlamentarias de los partidos políticos y en algunas ocasiones de los Ministros de Estado, para nombrar a un formador o informador, figura encargada de formar una nueva coalición gubernamental en base al resultado de los comicios. Una vez los diferentes partidos políticos llegan a un acuerdo de coalición y a un nuevo programa de gobierno, la reina nombra e instala a cada uno de los nuevos ministros y vice-ministros en sus respectivas carteras ministeriales.

Cada año, en el tercer martes de septiembre, día de la inauguración del nuevo año parlamentario, la reina pronuncia su Discurso del Trono en la Ridderzaal, la sala de ceremonias del parlamento, en presencia de todos los miembros de ambas cámaras. El Discurso del Trono es una enunciación de las medidas que desea implementar el gobierno en los doce meses siguientes. El carácter ceremonial de este día tan especial llamado Prinsjesdag (el día de los Príncipes), durante el cual la reina desfila en la carroza real por las calles de La Haya, atrae a numerosos visitantes a esa ciudad, ansiosos de ver el desfile real.

El estado holandés ha puesto a disposición de la reina tres palacios: los de Noordeinde y Huis ten Bosch en La Haya y el Palacio Real de Amsterdam. La antigua soberana o reina madre, y su esposo: la princesa Juliana y el príncipe Bernardo han recibido del estado para su residencia el Palacio de Soestdijk. Todos esos palacios son propiedad del estado holandés.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 7 personas le ha parecido
Valoración 3.1
con una puntuación de 3.1 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado