Logo Protocolo y Etiqueta

Convierte a tu novio en todo un caballero.

La academia británica de modales para hombres enseña desde cómo caminar hasta la iniciación en plancha y costura.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

La academia británica de modales para hombres enseña desde cómo caminar hasta la iniciación en plancha y costura.

Varios jóvenes caballeros avanzan por el salón con un libro balancéandose sobre su cabeza. Concentrados, pasan delante de la chimenea y los muebles antiguos del castillo escocés. El libro permanece estable.

Diana Mather observa a sus alumnos y se alegra por sus progresos. La bailarina y asesora personal, de 58 años, dirige la primera academia británica de modales para hombres. Etiqueta y estilo son mercancías que escasean en la época de los teléfonos móviles, el fast-food y las familias rotas, opina, "pero muchos hombres quieren mostrar lo mejor de sí mismos", descubrió.

Antes, este ejercicio del libro en la cabeza formaba parte del entrenamiento de una modosa colegiala. Pero luego pasaron de moda las pensiones de señoritas y con ellas la buena postura. Los modales en la mesa, el small talk o el arte de la charla intrascendente y los bailes de salón ya casi no se aprenden.

Incluso en el reino en el que la cortesía y el estilo son virtudes legendarias, Inglaterra, las finishing schools (o academias para señoritas) a donde acudían las jóvenes ladies cerraron sus puertas o fueron transformadas en escuelas de negocios y secretariado.

Las madres pudientes que quieren un diploma de buenos modales para sus hijas las envían hoy a Suiza, a institutos como el Surval Mont-Fleuri o Ville Pierrefeu.

Para algunos, la "incultura" ya llegó demasiado lejos, como constató la publicación The Economist .

Y hoy por eso la tendencia va en la dirección contraria: en verano, en el Reino Unido se difundió un reality show sobre la transformación de jóvenes bebedoras y ruidosas en damas educadas y decentes.

La segunda temporada está en preparación, pero esta vez para hombres, bajo el título Lout to Lord (de grosero a lord) , informó la cadena ITV.

También en las librerías los manuales de buen comportamiento se están vendiendo muy bien. El ex representante de hoteles y famosos Sean Davoren, acaba de publicar una obra para niños, Manners from Heaven (Modales Celestiales) .

Diana Mather y Penny Edge iniciaron su nueva versión de una escuela de buenos modales para niñas en marzo, y en julio sumaron cursos para damas.

Las alumnas aprenden buenas maneras "clásicas": por ejemplo, cómo bajar de un coche con las rodillas juntas.

Pero más importante es para Mather el ejercitarse para la vida cotidiana del siglo XXI. En los entrenamientos de conversación, por ejemplo, se habla de la firma de contratos y no del trato al marido. A ello se suman conocimientos sobre vino (qué copa para qué tipo de vino), primeros auxilios, etcétera.

"Nuestras primeras clientas se quejaban muchas veces de que sus maridos o novios tampoco sabían cómo se utilizan correctamente los cubiertos o se abre una puerta", explica la instructora.

Por eso, en octubre comenzó la academia para caballeros. Nueve hombres mayores de 20 años practican tres días a la semana cómo caminar "derechos", bailar, servir tragos a los invitados y conversar.

También perfeccionan su swing (de golf), reciben lecciones de cómo combinar colores en la vestimenta o cuidarse el cabello y además reciben una práctica de iniciación a la plancha y la costura.

"Soy testigo en una boda en marzo y quiero ofrecer un discurso de primer nivel", explicó John Mace, de 27 años, su motivación para pagar el curso de 650 libras (alrededor de 13 mil 500 pesos).

Ian Bruce-Gardner, de 42 años, llegó por consejo de su mujer. Ella trabaja en forma independiente y él quiere ayudarle en la atención a los clientes. "Quiero aprender a ganar seguridad en mí mismo".

Muchos otros hombres británicos parecen pensar como él, porque Mather ya tiene completos los cursos hasta fines de 2006.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 6 personas le ha parecido
Valoración 2.5
con una puntuación de 2.5 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Los buenos modales y la buena educación

    Los buenos modales y la buena educación Mi amigo y compañero de fatigas me pidió que le acompañara a tomar café . Lo vi agobiado, atosigado por mil compromisos y obligaciones y accedí. Había una mesa libre en la ruidosa cafetería, llena de humo y allí

  • Imagen Protocolo

    Cada cierto tiempo, desde hace 25 siglos, resurgen del estiércol los defensores de la moral y las buenas costumbres. Se habla de la pérdida de los 'valores' como el origen de los problemas que nos agobian. Por lo general, los adalides de esta noble causa

  • Joven sentado en un sillón

    Los buenos modales de nuestros jóvenes ¿Son tan maleducados los jóvenes? Existen muchos tópicos sobre los buenos modales y la relación que los mismos guardan con la edad . Pero la mayor parte de todas estas 'creencias', son eso, solamente tópicos. Lo

  • Imagen Protocolo

    Ahora toca hacer publicidad de los manuales de urbanidad. Eso parece desprenderse de la campaña del alcalde de Barcelona para que seamos cívicos. No queda claro si lo que preocupa al primer edil son los comportamientos que afean la mejor ciudad del mundo

  • Pasaporte sellado.

    Reglas de etiqueta y protocolo en el mundo Los usos y costumbres pueden cambiar de un país a otro Las reglas de etiqueta a nivel internacional puede ser significativamente diferentes, sobre todo cuando en los temas culturales también hay grandes diferencias.

  • Imagen Protocolo

    El calor y los malos modales. Tres de nuestros expertos en buenas maneras, Carlos García-Calvo, Josemi Rodríguez Sieiro y Pilar González de Gregorio son consultados por Magazine para saber cómo andamos de modales los españoles. Sus opiniones coinciden

  • Imagen Protocolo

    No me explico por qué la jerarquía de la Iglesia católica está contra la enseñanza de buenas maneras ciudadanas. Me refiero, claro está, a su oposición a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Esta oposición indica varias cosas sobre la sociedad

  • Imagen Protocolo

    Iba yo con mi amigo Gaspar, calle Juan Carlos I abajo, cuando como hacemos normalmente, cedimos el paso a un matrimonio de cierta edad. Cual sería nuestra sorpresa al oir : "Gracias, muchas gracias señores", dicho con amabilidad, con una breve inclinación