Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Un poco de protocolo

Proponer un escenario democráticamente más apropiado y acorde con la realidad constitucional

 

La Estrella Digital - estrelladigital.es.

Palco desfile día de las Fuerzas Armadas
Protocolo días Fuerzas Armadas. Palco desfile día de las Fuerzas Armadas

Precedencias y vestuario en los palcos oficiales del desfile del día de las Fuerzas Armadas

No tenemos muy seguro -habría que preguntárselo a Antonio Burgos, que sabe mucho de eso- si están bien puestos y dispuestos los palcos oficiales del desfile de las Fuerzas Armadas, porque aunque, como todo el mundo sabe, el Rey Juan Carlos I es el jefe del Estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el Gobierno de la Nación dirige la política de defensa y tiene la representación democrática. De ahí, imaginamos, que sería algo más justo y apropiado que el Rey presidiera el desfile de la fiesta nacional en compañía del presidente del Gobierno, Zapatero, y en segunda línea del mismo palco el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, debería estar acompañado por los presidentes del Congreso y del Senado, Bono y Rojo, los máximos representantes de la soberanía nacional.

En ese caso la Reina, la Princesa, las Infantas y los consortes ocuparían una tribuna situada a la izquierda del palco real/presidencia, y el Gobierno otra a la derecha del citado palco. Quizás ése debería ser el protocolo oficial para el día de la fiesta nacional durante el desfile de las Fuerzas Armadas. Pero que conste en el acta de esta sugerencia que no queremos con ello hacer de menos a la familia real, sino dibujar o simplemente proponer un escenario democráticamente más apropiado y acorde con la realidad constitucional.

Vestuario y etiqueta para el desfile del día de las Fuerzas Armadas

Luego podríamos bajar a detalles de una menor cuantía, como la vestimenta de los gobernantes en tan sonado día de gala con recepción posterior en el Palacio Real, porque el pijama fucsia que allí lució la vicepresidenta María Teresa de la Vega, sacado de su inmenso fondo de armario de superbarbie furiosa, no estuvo acertado. La vicepresidenta sólo se viste bien, como Dios manda -y nunca mejor dicho-, cuando visita el Vaticano y por obligación.

Pero sobre gustos no hay nada escrito. Todavía recordamos la gabardina larga, tipo exhibicionista, que lució Aznar en el desfile de la fiesta nacional para librarse del chaparrón que soportaron a pelo ministros y ministras, con Aguirre empapada, al igual que el Rey. Todavía no le ha perdonado Aznar -el pequeño rencoroso- a Jaime Campmany, quien en la gloria estará, aquel artículo satírico que con ese motivo el ilustre escritor le dedicó en ABC.

En todo caso, donde el protocolo reina por su ausencia es en la Moncloa. A la vista está la llegada, sin corbata, de Zapatero a la casa de invitados oficiales de la presidencia americana en Washington. O los disfraces góticos de las niñas y la mujer de Zapatero en actos oficiales con Obama en Nueva York, mientras Michelle Obama luce modernas creaciones de la moda americana, que puede que no tenga mucho que envidiar a los creadores españoles a los que debería lucir doña Sonsoles y las niñas góticas renegridas de Moncloa.

Naturalmente, allá ellos y ellas, pero que luego no se quejen si aparecen en las portadas de la prensa nacional con semejantes sayas que son propias de las "tapadas" de Afganistán.

Desde luego no hay que llegar a la exquisitez de los trajes de Camps y de Costa, que tanto dieron que hablar, pero cuando se está bajo el techo de los Presupuestos Generales del Estado hay cosas, ciertos pequeños detalles, que los gobernantes y sus familias tienen que cuidar, y que los españoles les agradecerán. Y no se trata de hacer grandes sacrificios todos los días y a todas horas, sino muy pocas veces a lo largo de cuatro años. Una nimiedad.

En cuanto a lo del protocolo del desfile militar, quede claro que no se dice aquí para defender a Zapatero, con el escudo real, de las duras protestas del pueblo de Madrid, que en su derecho está. Sino, simplemente, creemos que la reforma de ese protocolo que aquí se propone estaría mucho más cerca de la realidad constitucional. 

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La jerarquía manda y ordena en un pequeño espacio geográfico a personas según cargos y excelencias. El azar no cuenta. Su origen se escapa a la memoria de los que han hecho de él su profesión, tanto, que incluso hay quien se atreve a citar una desconcertante

  • Imagen Protocolo

    Un fallo de protocolo puede llegar a causar una guerra diplomática o desencadenar en el anfitrión o el invitado una reacción de risa contenida. Seguramente el príncipe Carlos de Inglaterra reaccionó de la segunda forma cuando en la Casa Blanca que ocupaba

  • Negociar con China - Reunión de negocios

    Preguntas previas a la organización de un congreso Antes de organizar el congreso, así como cualquier otro tipo de evento, deberíamos responder a unas cuestiones fundamentales para garantizar la claridad de todos los puntos previos. Preguntas importantes

  • Firma de acuerdos entre la ministra de Fomento de España y su homónimo de Omán

    Reglas de protocolo para las comitivas en la firma de convenios El protocolo de las comitivas para las firmas de convenios A las comitivas que acompañan a los firmantes es bueno y conveniente reservarles un lugar especial en el acto. - Si son dos las

  • Esquema de una mesa formal.

    ¿Qué es correcto o incorrecto en protocolo y diplomacia? Constantemente escuchamos frases como "rompió el protocolo" o "no conoce las reglas de etiqueta". Imaginamos que jamás podremos dominar ambos campos, por considerarlos extremadamente complejos.

  • Cena ofrecida a los miembros del Comité Olímpico Internacional

    Preparativos para una cena en el Palacio Real Detrás de la imagen oficial de las cenas de gala en el Palacio Real , de los saludos y de los brindis que el monarca ofrece a sus invitados, está lo que nunca vemos. El trabajo de más de 100 personas que tienen

  • Mujeres de negocios

    La actividad pública y la privada necesitan el protocolo El protocolo es un lenguaje callado que engrandece el sentido común para que todo funcione con arreglo a lo previsto. Lo del protocolo no es un tema baladí , y mucho menos en un momento en el que

  • Imagen Protocolo

    Sin símbolos religiosos. El socialista, asume su cargo como 'lehendakari' sin biblia y con una promesa en lugar de juramento Ibarretxe entrega la 'makila' ceremonial a su sucesor y nuevo 'lehendakari', Patxi López. Quizá para escenificar desde el primer