Logo Protocolo y Etiqueta

Las tarjetas postales. Qué poner y cómo enviarlas

Hay que elegir alguna imagen representativa del lugar donde nos encontremos

 

Tarjeta postal con bolígrafo.
Postal. Tarjeta postal con bolígrafo.

El uso de las tarjeta postales

A quién escribir y qué poner

Las tarjetas postales, al igual que el resto de la correspondencia escrita se han visto seriamente afectadas por el gran avance de las nuevas tecnologías. Antes era casi de obligado cumplimiento enviar una tarjeta postal cuando se salía de vacaciones o se iba a un país extranjero. Hoy en día es mucho más sencillo, rápido y económico enviar un correo electrónico.

Tampoco antaño la gente salía tanto de viaje como ahora. Los precios y las ofertas actuales han puesto al alcance de mucha más gente la posibilidad de viajar. Antes los desplazamientos eran muy contados a lo largo del año: Semana Santa, Navidades, verano y poco más. El hecho 'extraordinario' de viajar era un motivo suficiente para enviar una postal, con algún monumento o lugar emblemático de esa ciudad o país, a los amigos, familiares, etcétera.

Una postal puede ser una 'foto especial' del lugar donde estamos

Como hemos comentado, por regla general, se suele elegir alguna imagen representativa del lugar donde nos encontremos, evitando enviar esas postales, que ni son graciosas ni representan nada en particular del sitio donde nos encontramos. No es necesario elegir la típica postal del monumento representativo de la ciudad (Torre Eiffel, Coliseo de Roma, etcétera), pero sí que podremos encontrar alguna imagen original de un barrio de la ciudad, de un monumento poco conocido, etcétera. Tenemos que tratar de ser originales.

Qué escribir en una tarjeta postal

Tenemos un artículo específico sobre Postales de Navidad

"Rellenar" una tarjeta postal requiere una pequeña dosis de imaginación e ingenio, para no caer en los tópicos, tales como: (Caribe) el tiempo es estupendo, (Roma) todo es precioso, (París) se respira el amor... Lo que si debemos ser es breves y concisos.

Aunque el espacio es pequeño, podemos expresarnos sin utilizar texto tipo telegrama. Podemos poner alguna anécdota que nos haya ocurrido o ir adelantando algo que contaremos cuando lleguemos. Hay que pensar bien, quién es el destinatario de la postal, para no hacer llegar reflexiones demasiado íntimas a alguien no muy conocido. Y no debemos olvidarnos de firmar la postal.

Aunque las postales se pueden enviar 'desnudas', es preferible enviar las tarjetas postales en su sobre, para preservar ese trocito de intimidad que lleva cada postal escrita.

Cuándo enviar una tarjeta postal

Las tarjetas postales no se envían el día antes de volver de vacaciones o viaje (seguramente llegaremos nosotros antes que la tarjeta postal, que a veces ocurre igualmente aunque se envíen antes). Tampoco seamos tan previsores que las envíenos según partimos a nuestro destino. Por ejemplo, desde el aeropuerto de llegada.

Si vamos a estar pocos días, podemos enviar las tarjetas postales en los dos primeros días para que lleguen a tiempo. Si la estancia va a ser prolongada, podemos hacerlo a la mitad de nuestro viaje o estancia.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado