Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cómo y cuándo vestir de frac. Historia y origen del frac

Se utiliza, generalmente, por la noche y en lugares cerrados

 

Imagen de un frac
Frac. Imagen de un frac

Vestir de etiqueta. Cuándo vestir de frac

Ver prendas que componen un frac

En el vestuario de etiqueta masculino es el vestuario considerado de gran gala o de máxima etiqueta.

Se utiliza generalmente por la noche y en lugares cerrados.

No es un atuendo habitual en el ropero masculino (a no ser que sea una personalidad o un amante del vestuario de etiqueta), por lo que la mejor opción, en caso de necesidad, es proceder a su alquiler en alguna casa especializada en la materia. Generalmente sastrerías y tiendas especializadas de caballeros.

Pasado y presente del frac

Vestir de frac tiene su origen, según los historiadores de la moda, a finales del siglo XVIII. Como en ocurre con otros tipos de vestuario, comienzan a vestirlo los hombres de la alta sociedad.

En sus comienzos el frac no es tal y como lo conocemos ahora. Era mucho más parecido al chaqué o a un vestuario hípico, para montar a caballo, pues incluso se utilizaba con botas de montar.

Beau Brummell fue uno de los personajes que puso de moda este tipo de vestuario. Solía vestir una chaqueta cruzada de dos filas de botones, con amplias solapas y una camisa, más bien un blusón, con muchos encajes. Lo que popularmente se conoce como camisa o blusa con chorreras -guarnición de encaje que se pone en la abertura de la camisola por la parte del pecho-.

Los colores blanco y negro se fueron imponiendo poco a poco en el primer cuarto del siglo XX y comienza a decrecer el uso de la pajarita negra dando paso al uso de camisa blanca, chaleco blanco y pajarita blanca. Dejando el color negro solo para las prendas exteriores.

Como curiosidad la chaqueta por delante llega hasta la cintura, y por detrás tiene dos faldones, separados entre si y que llegan a la altura de las rodillas (por su parte posterior). Como podemos comprobar es una hechura bastante similar a la del chaqué.

El frac se suele vestir en actos muy solemnes como cenas de Estado, actos Académicos de las Universidades, entregas de premios, etc. Antaño. también se vestía para acudir a la ópera. Hoy en día, salvo para alguna representación de gala, ya no se estila vestir de frac para ir a un espectáculo de ópera.

Cómo vestir un frac de forma correcta

El frac, como hemos comentado, se reserva para ocasiones muy solemnes.

El frac admite todas las medallas y condecoraciones. Si se viste banda, habrá de hacerse por encima del chaleco, si el acto lo preside un Jefe de Estado (obligatorio).

Al vestuario tradicional, si el tiempo lo requiere, con las prendas de etiqueta podemos vestir encima un abrigo recto, largo, de corte clásico, negro o azul marino, de lana o de cachemir.

En algunos lugares, aún es utilizada la capa en vez del abrigo.

Si llevamos una bufanda, debería ser blanca y de un tejido como seda, lana fina o cachemira en función de la época del año.

Si optamos por  utilizar un pañuelo, mejor que sea blanco y de un tejido como el algodón o de hilo.

La corbata negra se usa, en actos religiosos y académicos. La corbata blanca es usada en recepciones y cenas de gala (y actos similares).

El chaleco negro se usa en actos religiosos y académicos. El chaleco blanco, se deja para usar en el resto de los actos (no religiosos o académicos).

En los países anglosajones a este vestuario se le denomina "white tie" o corbata blanca. También en el Reino Unido lo podemos encontrar con el nombre de Tails o Tail coat -algo así como prenda de cola-.

Ver prendas que componen un frac

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 28 personas le ha parecido
Valoración 4.2
con una puntuación de 4.2 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Smoking de fiesta.

    Manual de uso del esmoquin - smoking Vestir un smoking en Nochevieja y Año Nuevo El esmoquin es un vestuario de fiesta muy utilizado para fiestas nocturnas , como es el caso de la celebración de la Nochevieja - Año Nuevo. También es bastante utilizado

  • Modelo con traje de noche negro. 1948.

    Del aseo en el vestir Aquella urbanidad Decía el profesor don Pablo Espel y Comas, en su libro "Lecciones progresivas de urbanidad", editado en Barcelona en 1989, que " el vestir ha de ser en las personas según su estado y circunstancias. Su régimen es

  • Vestido de alta costuta.

    ¿Qué me pongo para un baile de gala? Vestuario apropiado para un baile de gala Una elección acertada para acudir a un baile de gala es optar por un elegante traje noche , de gran gala. Si entra dentro de nuestras posibilidades, si el vestido es de un

  • Un conjunto rojo con medias negras

    La elegancia de unas piernas bien "vestidas" El diccionario de la R.A.E. - Real Academia Española- define a la media como " prenda de punto, seda, nailon, etcétera, que cubre el pie y la pierna hasta la rodilla o más arriba ". Las medias siempre han sido

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del modo de dar y de recibir, y de cómo hay que comportarse cuando se encuentra a alguien y al calentarse. Antes de recibir alguna cosa , cuando se está fuera de la mesa, hay que hacer la reverencia, quitarse el guante, bajar la mano y recibir

  • Hombre con barba. Personal militar

    Imagen del personal militar: corte de pelo, bigote, barba y perilla NORMA GENERAL 3/96 Que regula la policía personal y aspecto físico del Personal Militar. OBJETIVOS GENERALES Hacer frente a los cambios sufridos en el seno del Ejército en estos últimos

  • El Emperador de Japón Akihito recibe a Mariano Rajoy.

    Un calcetín con poco 'protocolo' El vestuario es importante en todas las ocasiones Entendemos que alguien a quien se le exige utilizar mucho la cabeza no esté pendiente de sus pies. Pero Mariano Rajoy podría tomarse más en serio su imagen de base : el

  • Reina de Inglaterra.

    El vestuario de la realeza. Si su Alteza Isabel de Baviera , más conocida como Sissi emperatriz, levantara la cabeza de su tumba, no tardaría ni un segundo en volver a recostarla eternamente. No soportaría tanta vulgaridad y abandono en la elegancia real.