Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El mundo de la modestia y las buenas maneras. V

El manual de Orihuela es, así, el espejo de las prácticas sociales de la vida urbana mexicana de finales del siglo XIX

 

Ilustración de la biblioteca de la facultad. La Bibliomata.
Ilustración. Ilustración de la biblioteca de la facultad. La Bibliomata.

El mundo de la modestia y las buenas maneras

El libro viene enriquecido con un glosario de palabras en desuso y una amplia bibliografía, así como con la consulta de los periódicos de la época, como fueron El Siglo XIX, El Globo, El Diario de los Niños, El Album de la Mujer, y El Diario.

Es una delicia leer la segunda parte, la versión paleográfica del manual de don Manuel Orihuela, no sólo por la manera como está escrito, en verso, sino también por la riqueza que en él se guarda.

A manera de conclusión, recordemos que los manuales de urbanidad son un objeto de estudio para la reconstrucción de la historia social del lenguaje, una historia cuya finalidad es la de comprender y aprender a caracterizar las sociedades por medio del estudio de sus hábitos, derechos y deberes, costumbres, prejuicios y saberes lingüísticos; una historia que coloca el análisis del comportamiento lingüístico en el plano simbólico. El manual de Orihuela es, así, el espejo de las prácticas sociales de la vida urbana mexicana de finales del siglo XIX, huella cuyo estudio resulta vital para una arqueología social y lingüística de esa época, dado el valor sociopragmático que encierra su concepto de la cortesía social y verbal, en particular.

Este es un libro que la autora nos pone en las manos y con el cual nos hace partícipes de los consejos que su familia, como gente decente, conoce, y que nosotros también debemos conocer.

Bibliografía - Obras consultadas.

- Ariés, Philippe y Duby Georges (dirs.), (2001), Historia de la vida privada. De la Revolución francesa a la Primera Guerra Mundial, Madrid, Taurus.

- Carreño, Manuel Antonio (1853), Manual de urbanidad y buenas maneras, Caracas, Educen.

- Gonzalbo-Aizpuru, Pilar y Cecilia Rabell-Romero (coords.) (1992), Familia y vida privada en la historia de Iberoamérica, México, El Colegio de México-UNAM.

- Cecilia Escobar Ceballos -2005-, "Manual Orihulea. Consejos a mis hijas". Manual escrito por un padre de familia en vísperas del nuevo siglo, Miguel Ángel Porrúa, México, 181 pp., ISBN 970-701-571-3.

Sobre la autora

María Teresa Jarquín Ortega. Doctora en Historia de América por la Universidad Complutense de Madrid y doctora en Historia de México por el Colegio de México, A.C. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI, nivel I). Fue presidenta de El Colegio Mexiquense, entre 1990 y 1998, donde actualmente es profesora-investigadora de tiempo completo. Su campo de estudio y reflexión ha sido la historia novohispana y la historia regional del Estado de México. Desarrolla las siguientes investigaciones: "Las encomiendas en el Valle de Toluca", "Los condes de Santiago Calimaya" y "La Construcción de la Iglesia del pueblo de Metepec". Es coordinadora del diplomado: "Historia Sociopolítica del Estado de México".

Recibió el Premio Nacional Banamex Atanasio G. Sarabia de Historia Regional Mexicana 1986-1987, por el trabajo: "Metepec. Historia de la formación de un pueblo novohispano". Dicho libro se publicó con el título "Formación y desarrollo de un pueblo novohispano: Metepec en el valle de Toluca", El Colegio Mexiquense, A.C. Ayuntamiento de Metepec. Sus últimos libros son: la "Breve Historia Ilustrada del Estado de México", El Colegio Mexiquense, A.C. Instituto Mexiquense de Cultura/Gobierno del Estado de México; y "Brazo de Puma: Acolmiztli Nezabualcoyotl. Historia de un rey de Tezcoco", Instituto Mexiquense de Cultura.

 

 

contentG Stats

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Hacer un cumplido.

    El piropo: ¿alabanza o grosería? Expresión de admiración, halago o elogio Aún recuerdo, y no hace tanto tiempo de eso, cuando las bellas mujeres o incluso si me apuras, no tan bellas, caminaban por las calles de nuestras ciudades y los piropos surgían

  • Buen gusto y elegancia, Mujer elegante

    El buen gusto y las cualidades para ser una persona elegante La compostura, sin embargo, se limita más bien a "no desentonar" . Aunque sin compostura no es posible la elegancia (esto conviene no olvidarlo), para alcanzar esta última se requiere algo más:

  • Imagen Protocolo

    Los manuales de buenas costumbres. Los reglamentos de policía y los bandos de buen gobierno contribuyeron igualmente a la conformación de este sistema regulador de conductas. El pretendido buen gusto y la armonía en el comportamiento decimonónico, por

  • Convenciones sociales sobre el saludo. Sociabilidad y buenos modales

    Convenciones sociales sobre el saludo. Sociabilidad y buenos modales 5. Las formas de saludo Presentamos a continuación los primeros resultados de una investigación que traemos entre manos (cf. nota final). Tiene por objeto analizar, mediante una entrevista

  • Ramos de flores

    Qué nos 'dice' el lenguaje de las flores Comunicación no verbal y regalar flores Batata : Benevolencia. Beleño : Imperfección, defecto. Belladona : Gracias fingidas. Bellorita : Dichosa edad. Boca de dragón : Desvío, aborrecimiento.. Borraja : Aspereza,

  • Ilustracion biblioteca de la facultad. La Bibliomata.

    El mundo de la modestia y las buenas maneras En el capítulo cuarto, " La limpieza: ¿una posición social? ", se analizan los consejos de la limpieza como una actividad importante para catalogar a las personas dentro de un grupo social definido, y, por

  • Imagen Protocolo

    Los manuales de buenas costumbres. Durante el siglo XIX floreció en México un conjunto de obras de carácter social que pretendía normar los valores, actitudes, comportamientos, gestos, etc., con la intención de esculpir el modelo de ciudadano moderno.

  • Corredor - Footing - Running

    La evasión " cool " del protocolo Supongamos que nos da un ataque de vida sana y decidimos ir a correr a la pista del Parque de las Naciones. Tras unos minutos, nos encontramos de frente con un conocido , que realiza el circuito de manera inversa. - Hola,