Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Las desgracias en sociedad.

Cuando a alguno de nuestros deudos o amigos le haya sobrevenido una desgracia, le manifestaremos la parte que en la misma nos tomamos.

 

Tratado completo de urbanidad en verso para uso de las niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Las desgracias en sociedad.

Cuando a alguno de nuestros deudos o amigos le haya sobrevenido una desgracia, le manifestaremos la parte que en la misma nos tomamos, como también nuestro deseo de aliviarle, diciendo según el caso: "siento en el alma le pesar que aflige su corazón de Vd. por tal adversidad"; pero "si mi persona y facultades pueden contribuir a su consuelo, las emplearé gustosa en su obsequio". "Celebraré que Vd. se alivie". " Para lo que se ofrezca, mándeme Vd. sin reserva, o me alegro de la mejoría, o que siga el alivio ". "Todos hemos de pagar tarde o temprano el tributo común al Criador, y debemos conformarnos con sus altos juicios"; "procure Vd. consolarse con la dulce convicción de que la madre de Vd., en premio de sus virtudes estará ya gozando de mejor vida". "Acompaño a Vd. en el justo dolor que le cabe por la muerte inesperada de su apreciable hermano, rogando al mismo tiempo al Señor le conserve a Vd. muchos años como el único que puede reemplazar una pérdida tan lamentable", o simplemente: "Salud para encomendarle a Dios".

El desgraciado que llora una pérdida sensible, gima en buena hora dentro de sí mismo, o desahogue su llanto en el seno de su fiel amigo; pero absténgase de llevar a la sociedad su pesadumbre, y quédese en casa con ideas melancólicas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 13072

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Las habitaciones de la casa. El primer grado de riqueza de una sala consiste en estar colgada de tercippelo o labrado, tener espejos que cubran sus paredes de arriba a bajo, un magnífico cielo raso pintado, lujosos divanes de seda, pavimento de caoba,

  • Imagen Protocolo

    La conversación y sus temas. Una mujer superficial no poseerá jamás el arte de dirigir la conversación con tacto y delicadeza , encaminándola hacia objetos interesantes y elevados, de los que esté excluída la pedantería y no se encuentre puesto para la

  • Imagen Protocolo

    De la mesa. La gente civilizada no se alimenta como los salvajes. Existe un decoro particular que se guarda en la mesa y que sería vergonzoso ignorar. Las personas convidadas se hallan por lo común reunidas en el salón principal. Cuando se entra a dar

  • Imagen Protocolo

    Las disputas en sociedad. Entre las causas de las disputas es preciso indicar la manía de explicar los hechos antes de tener seguridad de su existencia , lo que da lugar a que se dispute con más calor y que todos hablen como suele decirse en el aire.

  • Imagen Protocolo

    Padres de familia, enseñad primeramente a vuestros hijos las cosas necesarias, en seguida las útiles, y por último, las que sirven de adorno. Después de haber viajado un caballero español por Francia, Alemania e Inglaterra, y residido algunos años en

  • Imagen Protocolo

    91. Obrar siempre sin escrúpulos de imprudencia. La sospecha de desacierto en el que ejecuta es evidencia ya en el que mira, y más si fuere émulo. Si ya al calor de la pasión escrupulea el dictamen, condenará después, desapasionado, a necedad declarada.

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de las visitas que se reciben y del modo de comportarse en ellas. Nunca hay que hacer esperar a una persona que acude a visitar a uno , a menos que se esté comprometido con personas de mayor rango que ella, o se esté ocupado en asuntos públicos.

  • Cómo escribir con una pluma

    El modo correcto de tomar la pluma Aquella urbanidad Este es un asunto entre los que muchos autores no se ponen de acuerdo . Unos pretender que se tome la pluma estilográfica con tres dedos del modo que ellos prescriben, sin cuya circunstancia, dicen,