Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cartas consolatorias o de pésame.

Cumplir con el compromiso social de expresar las condolencas por el fallecimiento de un amigo o familiar.

 

El arte epistolar. Reglas teórioc-prácticas para escribir. 1819.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cartas consolatorias o de pésame.

Esta especie de cartas que también se llaman de pésames, no deben escribirse por mero cumplimiento. Su objeto ha de ser mitigar todo lo posible la pena y el sentimiento que se supone habrá causado la pérdida, o el fallecimiento de alguna persona allegada, o pariente de aquella a quien se escribe. Así, es preciso valerse de todas aquellas reflexiones propias para el efecto; y una de las más comunes o usadas, y aun de ceremonia precisa, es decir, que se toma parte en su pena. Empero, no basta decirlo; es necesario vestir estos dichos con unos adornos, que persuadan al paciente que son ciertos.

Para conseguir esto, uno de los medios más eficaces será colocarse uno mismo en lugar del dolorido, y se hallará poseído fácilmente de su mismo sentimiento en un grado más o menos intenso; y hallándose poseído de esta pasión le será más fácil expresaria. Ni eso es tan difícil como parece; porque la simpatía de nuestra naturaleza nos acerca a experimentar sensaciones semejantes a las que vemos en los otros.

Tampoco están ceñidas estas cartas únicamente a dar pésames por muertes; se extiendense también a consolar personas afligidas por cualquier género de desgracias. Para todo podrán sacarse reflexiones muy obvias de los modelos que damos en la sección cartas de época .

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 17335

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Modo de preguntar, informarse, repetir y dar su parecer

    La manera correcta de preguntar, informarse y dar su parecer según las reglas de urbanidad Aquella urbanidad Es una gran descortesía interrogar y hacer preguntas a una persona a la que se debe consideración , e incluso a cualquier persona que sea, a menos

  • Imagen Protocolo

    Los chistes. Las bromas que gustan al vulgo, suelen ser por lo menos insípidas para las personas sensatas . Poco honestas pueden parecer a las matronas graves aquellas bromas que dichas en una reunión de hombres no pasarían por tales. Y he aquí una de

  • Imagen Protocolo

    Caballeros, poetas, nobleza y tertulias. Cuando pasado el siglo noveno, quedó casi disuelto todo vínculo gubernativo en Europa, cada hombre, según sus fuerzas, procuró robar o destruir, fabricar fortalezas para defenderse, o acopiar armas para asaltar.

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad del cabello. No hay nadie que no deba tener como norma y práctica peinarse todos los días, y nunca hay que presentarse delante de cualquiera que sea con los pelos revueltos y sucios; y sobre todo hay que tener cuidado de que no haya en ellos

  • Imagen Protocolo

    Calidades esenciales del hombre urbano. Una de las primeras calidades del hombre urbano es el interesarse por la suerte de sus semejantes . Se apresura a prodigar los socorros cuando conoce que los necesitan, pero no por esto se entromete curiosamente

  • Imagen Protocolo

    Escasez de placeres civiles en los pasados siglos. Disminuyendo la suma de placeres inocentes queda, en igualdad de circunstancias, más tiempo y más capital para los placeres ilegítimos. La historia de las artes puede sugerirnos alguna idea acerca del

  • Imagen Protocolo

    Origen de la correspondencia y la escritura. Estas aserciones de los Enciclopedistas , apoyadas solamente sobre su palabra, como que nos inducen a creer que los Egipcios fuesen unos hombres singulares, y de muy diverso modo de pensar que el resto de los

  • Imagen Protocolo

    Replicar y contradecir en sociedad. Si nos vemos precisados a contradecir a una persona, no hemos de desmentirla abiertamente diciendo: "no hay tal; miente Vd.; eso es falso", según acostumbra la gente sin educación; en dicho caso nos valdremos de estas