Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

La cortesía en elevador

En un elevador se pueden dar situaciones realmente comprometidas si no sabemos comportarnos de forma correcta

 

Periodista, escritora, capacitadora con charlas y seminarios de etiqueta, imagen y protocolo. Presentadora

Personas comparten una ascensor - elevador
Cortesía elevador - ascensor. Personas comparten una ascensor - elevador

Reglas de cortesía a tener en cuenta en los elevadores - ascensores

El acto de entrar a un elevador para subir o bajar uno o varios pisos es lo más común en nuestros días, pero lo menos común son los buenos modales al hacerlo.

Las reglas de la vida diaria parecen olvidarse e ignorarse con mucha facilidad, a pesar de su sencillez y de lo fácil que resulta seguirlas.

Por ejemplo, si el edificio en el que trabaja tiene un encargado del elevador, lo más educado y agradable sería pedirle "por favor" que lo lleve al piso a donde va, en vez de murmurar a secas y con desgano el número; por supuesto, debe dar las gracias al salir.

Los sobresaltos y apuros han dejado de lado la regla de que las mujeres salen de una puerta o entran por ella primero, pero practicarla es un gesto de buena educación, y darle prioridad a las personas mayores debería ser una norma automática para todos.

Además, cuando salga usted primero, procure no soltar la puerta hasta cerciorarse de que quien lo sigue ha salido o la sostiene, no le vaya a dar un portazo en la nariz mientras usted sigue tranquilamente.

Normas de conducta para seguir en un elevador

- El primer problema de estos aparatos es que todos quieren entrar y salir a la vez, formándose un tropel en el que se pierde tiempo y cordura.

Si usted va a entrar, espere primero que todos los que van a salir lo hagan y luego entre usted con toda comodidad.

- Cuando entre es de muy buen gusto y buena costumbre saludar cordialmente a todos.

- Si conversa con alguien, hágalo para los dos, no para todo el público.

- Procure no contestar su celular en el elevador, ya que por ser un recinto muy cerrado, la señal es mala y tendrá que gritar tanto que escucharán todos...menos quien lo llamó.

- Si el elevador está lleno, no entre a la fuerza empujando a los demás, es mejor esperar el siguiente. Créame, no es como los aviones: no perderá su vuelo, siempre hay otro.

- Cuando no alcance los botones que marcan los pisos porque se colocó muy atrás, puede pedirle a quien esté más cerca que lo haga por usted, pero siempre pídalo "por favor" y agradézcalo.

(Y si es usted quien está cerca, hágalo con toda cortesía aunque no se lo pidan, eso no hace a nadie menos importante).

- Cuando salga del elevador, siga las reglas del sentido común: salen primero los que estén más cerca y de último los de atrás.

Recuerde que la cortesía y los buenos modales deben estar presentes en todos los actos de nuestra vida, no solo cuando nos ven, sino siempre y sin esperar recompensa: no habrá aplausos, solo satisfaccion personal.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado