Logo Protocolo y Etiqueta

Establecimientos públicos y el comportamiento de las personas

Un empleado, bien educado y profesional, lo primero que debe hacer es ofrecer un amable saludo al cliente que llega a su establecimiento o comercio

 

Establecimiento de ropa.
Tienda. Establecimiento de ropa.

Buenos modales en establecimientos comerciales: los saludos

La buena educación de los empleados de los comercios y otros tipos de establecimientos

En la actualidad empieza a ser preocupante que al entrar en un establecimiento público o comercio nadie de los buenos días o simplemente nos ofrezca un saludo de cortesía. Se pierden las buenas costumbres no solo por parte del personal del establecimiento -dependientes, camareros, encargados...-, sino también por parte de los propios clientes que no saludan o contestan a un saludo. Hay casos, que ni tan siquiera los empleados preguntan por lo que desea cliente, sino que esperan a que sean los propios clientes quienes les indiquen lo que quieren.

Un empleado, bien educado y buen profesional, lo primero que debe hacer es ofrecer un amable saludo al cliente que llega, deseándole buenos días, tardes o noches. Luego debe hacer la correspondiente pregunta de rigor, sobre lo que desea, si le pueden echar una mano en elegir alguna cosa, responderle a cualquier duda u orientarle mejor en la elección de un menú, un artículo, un servicio, etcétera.

Los empleados, sean clientes habituales o no lo sean, no pueden, ni deben tutear a los clientes, de la misma manera que los clientes no deben hacerlo con los empleados. Las buenas formas y el trato deben ser correctos en todo momento.

¿Solo saludar? Un gesto amable, una sonrisa mucho mejor

El saludo, mejor si va acompañado de un gesto cordial y una sonrisa. Es muy desagradable toparse con empleados que tienen cara de enfado, un gesto agresivo o poco amigable. Incluso hay empleados que muestran una actitud soberbia o altiva que puede parecer que le están haciendo un favor al cliente por atenderle. No hay mejor técnica de venta que la buena educación.

El dependiente, el maitre y muchos otros empleados de diversos tipos de establecimientos suelen caminar delante de los clientes para conducirles a la caja correspondiente, a su mesa o al lugar donde tengan que pagar, comer o hacer cualquier otra gestión. Aunque parezca muy educado cederle el paso al cliente, sería poco eficiente dejar que el cliente caminara desorientado sin saber a dónde tiene que dirigirse.

A los empleados de los establecimientos comerciales, se les puede felicitar verbalmente por su buen consejo, opinión o sugerencia, pero no se les abraza, se les da dos besos o se tiene algún tipo de gesto similar con ellos. El agradecimiento debe ser verbal no físico.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado