Logo Protocolo y Etiqueta

¿Qué copas ponemos en la mesa? La cristalería. Orden de colocación

Lo más habitual en una mesa de diario es colocar una copa de agua y otra de vino. En ocasiones más especiales se suelen colocar más copas

 

Cristalería y vajilla dispuesta en una mesa. Cristalería de Essence Plus y Lempi. Vajilla de Belmon y Simon Pearce.
Mesa. Cristalería y vajilla dispuesta en una mesa. Cristalería de Essence Plus y Lempi. Vajilla de Belmon y Simon Pearce.

Las copas en la mesa: ¿en qué orden colocarlas?

Cómo hacer una 'fila' de copas en la mesa

Antes de proceder a colocar las copas en la mesa tenemos que saber las bebidas que vamos a servir a lo largo de una comida.

Habitualmente, se suele colocar simplemente una copa de agua, a la izquierda, y una copa de vino, a la derecha.

Las copas hay que colocarlas en la parte superior frente al plato. Esta, podemos decir, es la forma de poner las copas "a diario". Incluso, en la mayoría de los restaurantes serán las únicas piezas de la cristalería que tendrán dispuestas por defecto. Posteriormente, podrán colocar más copas, o bien cambiarlas por otras distintas en función de la bebida solicitada. Incluso, cuando se cambia de marca o añada de vino, se deben cambiar las copas.

Mesa elegante para una celebración
Mesa. Mesa elegante para una celebración

Copa de agua, copa de vino... y alguna más

Como hemos dicho en otros artículos, hay ocasiones especiales, como las Navidades, en las que es habitual hacer un mayor despliegue de elementos en la mesa y la cristalería no va a ser menos.

Consejos. No es conveniente, tampoco, 'inundar' la mesa de copas para exponer toda nuestra cristalería, pero si podemos colocar alguna copa más de las habituales. La mesa en estas fechas u ocasiones otras especiales suele estar muy recargada de elementos decorativos y no hay que llenarla aún más con muchos cubiertos, copas, etcétera.

Podemos optar por colocar:

- una copa de agua,

- una copa de vino tinto,

- una copa de vino blanco

- y la copa de cava - champán.

Son suficientes para una mesa elegante y sin estar muy recargada. Por supuesto que se pueden poner otras muchas copas, como una copa de vino de Jerez, para el aperitivo, por ejemplo, una copa de vermú -vermouth-, etcétera. Pero como decimos no conviene abusar (ni complicar la vida a nuestros invitados).

En el caso de servir distintos tipos de vino es mejor, siempre que sea posible, cambiar las copas con cada cambio de vino. No todos los vinos tintos, blancos, espumosos, rosados, etcétera, son iguales. Es más apropiado y elegante hacer un cambio de copa. 

Copas colocadas en el servicio.
Disposición de la Cristalería. Copas colocadas en el servicio.

Agua, Vino tinto, Vino blanco y espumosos.
Cristalería. Agua, Vino tinto, Vino blanco y espumosos.

Orden de la copas en la mesa

El orden de las copas suele ser: copa de agua, copa de vino tinto, copa de vino blanco y copa de cava, aunque no hay una regla fija y esta colocación puede variar. Hay quien prefiere colocar las copas por orden de servicio; otros por orden de tamaño, etcétera.

Las copas se sitúan frente al plato y se pueden colocar en una hilera recta, en diagonal respecto al plato, o haciendo una pequeña elipse (curva). Si que se suelen desplazar ligeramente hacia la derecha para no ocupar todo el frente del comensal.

Diferentes colocaciones de las copas.
Colocaciones de la Cristalería. Diferentes colocaciones de las copas.

Uniformidad, elegancia y estilo

Ni que decir tiene, que todas las copas deben ser de la misma cristalería, es decir, deben tener el mismo diseño, talla, forma y color (si tuviera algún tipo de tono o color). Por supuesto, que es recomendable utilizar cristal transparente y con poca talla, para hacer más elegante nuestra mesa . No obstante, existen en el mercado diseños más atrevidos, que pueden quedar y combinar estupendamente en nuestra mesa.

Te puede interesar: Cómo colocar los platos de forma correcta en la mesa

Aunque se vayan a servir más bebidas, cosa bastante habitual en estas ocasiones especiales, es mejor no cargar la mesa de copas, y disponer las mismas en el momento de servir cada bebida.

Las copas deben estar perfectamente limpias y transparentes, así como en un buen estado de conservación, evitando poner cualquier tipo de pieza rayada, rota o deteriorada.

Salvo el agua, no debe servirse ninguna bebida hasta que el comensal no se encuentra sentado a la mesa.

Tampoco la copa se debe servir de 'soporte' para la servilletas. Meter la servilleta dentro de una copa no es nada elegante.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 227 personas le ha parecido
Valoración 4.2
con una puntuación de 4.2 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado