Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Decreto 770, de 1982. Reglamento de Protocolo y Ceremonial de la Presidencia de la República. Parte II.

Actividades y ceremonias protocolarias de carácter permanente. Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús.

 

Manual de Protocolo de Santiago de Cali, Colombia.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Artículo 3.

Renovación de la Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús.

En el Día de Acción de Gracias y Renovación de la Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús, que ha de celebrarse todos los años según lo prescribe la Ley 1ª de 1952, los Ministros del Despacho, los altos mandos militares y sus señoras esperarán la llegada del señor Presidente de la República y la Primera Dama en el Salón Amarillo del Palacio de Nariño.

La Casa Militar de la presidencia elaborará el plano de marcha que debe observarse durante el desfile del Primer Magistrado, de acuerdo al protocolo.

En la Catedral Primada, una vez que el Jefe del Estado haya ocupado su lugar, se cumplirá el siguiente programa:

1. Alocución y lectura de la Renovación de la Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús por el señor Presidente de la República.

2. Bendición con el Santísimo Sacramento oficiada por el señor Cardenal Primado de Colombia.

3. Regreso de la Catedral al Palacio de Nariño conservando el orden del plano de marcha de acuerdo al protocolo.

Durante la ceremonia de consagración se leerá el siguiente texto:

"Jesús, Rey de Reyes y Señor de Señores:

Vengo aquí , en representación de nuestro pueblo colombiano, que ha sido objeto de vuestras predilecciones, a renovar la consagración que hace... años se os hizo.

La República de Colombia, al terminar el siglo en que comenzó su vida de nación libre y soberana, cumplió el deber de reconocer la Divina Autoridad de Jesucristo y agradecer los beneficios que de El ha recibido.

Hoy renuevo ea tradición, que otros ilustres Presidentes Colombianos del presente siglo realizaron también, en cumplimiento de la Ley expedida en 1913 que dijo:

En solemne y perpetuo testimonio de la fe y sentimientos católicos del Pueblo, a fin de impetrar los favores de lo alto, par ala paz definitiva y sólido engrandecimiento de la República, la nación Colombiana, por medio de sus representante rinde homenaje de adoración a Jesucristo Rey, por el augusto ministerio de la Eucaristía. Quiero aquí efectuar un acto de veneración y de gratitud al Dios de Colombia, faro de nuestros hogares, cifra de nuestra cultura, guía de nuestros estadistas, inspirador de nuestros ideales y firme sostenedor de las instituciones que nos rigen.

La República, que ha tenido en el catolicismo más vigorosa expresión de su carácter y el más sagrado vínculo de la cohesión nacional, a través de las generaciones sucesivas que han contribuido solidariamente a su grandeza, os expresa hoy su reconocimiento sincero por los dones inestimables de la fe y la paz, que nos habéis conservado, por vuestra constante y visible protección para darnos fortaleza en el infortunio, prudencia en el obrar y alto espíritu de solidaridad y armonía.

Jesús dueño y Señor del Universo:

Bendecid a nuestro pueblo, a sus mandatarios, a nuestra iglesia y a sus pastores. Alentad en nuestro espíritu el fuego del amor y de la caridad y haced que la paz, que tanto deseamos y que vos trajisteis a la tierra, se asegure más cada momento, para que, viviendo en la tranquilidad del orden, esta patria prospere firme y gloriosa". (anexo B).



 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado