Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El acto de levantarse y el aseo de las niñas

Hay que levantarse a la hora adecuada y lavarse antes de hacer cualquier otra cosa.

 

Cartilla moderna de urbanidad para niñas

Del acto de levantarse.
Urbanidad. Del acto de levantarse.

Qué cosas que debe hacer una niña al levantarse

Aquella urbanidad

1. ¿Cuál es la primera virtud que se ha de practicar al levantarse?

La diligencia, saltando presurosamente de la cama en cuanto llega la hora.

2. ¿Qué se ha de tener presente al lavarse?

Que conviene hacerlo antes de estar del todo vestido, lavándose bien las manos, la cara, el cuello y las orejas, sin tener miedo del agua fría.

La dentadura debe limpiarse diariamente empleando al efecto cepillos y pastas o polvos dentífricos.

3. ¿Qué conviene hacer luego de lavarse y peinarse?

Rezar con atención y modestia las oraciones que hayan enseñado en casa o en el colegio.

4. ¿Cómo debe uno vestirse?

Con calma y sin destrozar los vestidos, cepillándolos con cuidado y más en los hombros o donde se note que lo necesiten.

5. ¿Qué se hará al salir de la habitación?

Ir a saludar respetuosamente a los padres..

6. Terminado el saludo, ¿qué conviene hacer?

Preparar la tarea del colegio y repasar las lecciones antes del desayuno.

7. ¿Conviene asearse además durante el dia?

Si, señor; conviene lavarse siempre que sea necesario para estar rigurosamente limpio y aseado.

Del acto de levantarse.
Urbanidad. Del acto de levantarse.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 15790

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Buena educación.

    Las lecciones del sabio Licurgo Aquella urbanidad El sabio Licurgo que gobernaba en Grecia, quiso demostrar al pueblo cuán necesaria era dales una buena educación a los niños . Por lo que se le ocurrió lo que cuenta la siguiente historia. Con el propósito

  • Lo que debe ser.

    Los buenos modales en la calle y en el paseo de una niña bien educada Aquella urbanidad 1. ¿Cuándo sale de paseo la niña bien educada? Solamente sale de paseo cuando sus padres o superiores se lo mandan o se lo permiten. 2. Qué reglas observa la niña

  • Rey de Aragón.

    Reglas de comportamiento y buenos modales en la mesa para las niñas Aquella urbanidad 1. ¿Cómo se porta la niña bien educada en la mesa? Con mucha discreción, porque allí es donde los defectos se ponen más de manifiesto y donde repugnan más a los que

  • El carbonero. I

    El relato del saco de carbón Un carbonero llevaba un carro lleno de carbón . Cuando transportaba el carbón a una casa, reventósele un saco y dijo al carbonerillo: - Tráeme un saco nuevo. El carbonerillo se lo trajo , le llenaron del carbón que se había

  • Mirada de la niña

    Máximas de cortesía y comportamiento para las niñas Aquella urbanidad El pudor es un esmalte, que preserva y da resalte. El aseo en la persona muchos bienes proporciona. Buen porte y buenos modales abren puertas principales. La que de amigas carece

  • En el templo.

    Cómo debe comportarse una niña bien educada en la iglesia Aquella urbanidad 1. ¿Cómo se porta la niña bien educada en el templo? Con profundo recogimiento y respeto, procurando no distraerse ni pensar más que en Dios y en cosas espirituales. 2. ¿Cómo

  • Los viajes.

    Los buenos modales en los viajes para ser un niña bien educada Aquella urbanidad 1. ¿Cómo se porta la niña bien educada en los viajes? Procurando ser en todo momento la gloria y la corona de sus padres, y demostrando que han logrado darle una completa

  • El joven de los buenos deseos. I

    Las lecciones de un sabio solitario a un joven con ganas de aprender Aquella urbanidad Fue un joven de buenos deseos a ver a un solitario de Palestina, para que le enseñase a corregirse de sus defectos . El solitario le llevó al huerto y le mandó arrancar