Logo Protocolo y Etiqueta

Reglas de urbanidad para los alumnos de la escuela. II

Reglas que han de observar los alumnos que acuden a la escuela.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Reglas de urbanidad para los alumnos de la escuela.

¿Qué se deben los condiscípulos entre sí?

Se deben tratar los niños
que a una escuela concurrieran
con mucha afabilidad
y con amistad sincera;
jamás han de motejarse,
y si en la calle se encuentran,
saludaránse, empezando
a hacerlo el que inferior sea;
nunca deben acusarse
de las faltas que cometan,
si el maestro no ha mandado
que fuera de su presencia
se le avise toda falta
que se cometa en la escuela,
para lo que a sus discípulos
de mayor provecho fuera.
Sin que por eso el culpado,
la menor aversión pueda
tener al que delatase
la falta que cometiera;
pues odio no debe haber
contra el que delator sea
cuando su delación cause
al culpado conveniencia.

Es provechoso al culpado
el que su maestro sepa
su falta: pues recibiendo
la reprensión que merezca,
es probable se corrija,
y que a incurrir no vuelva
en la falta reprendida,
ni que otra alguna cometa.

¿Qué practicaremos cuando se presente en la escuela una persona de carácter?

Siempre que alguna persona
notable llegue a la escuela,
en pie debemos ponernos
por respeto y reverencia,
y guardar sumo silencio
y atención la más completa,
sin volvernos a sentar
hasta que nos den licencia.

¿En qué otro caso debemos levantarnos?

También nos levantaremos,
y con las manos quietas,
siempre que alguna pregunta
el maestro nos hiciera.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16468

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Normas de comportamiento para los niños en la calle y en espacios públicos Aquella urbanidad Amable circunspección en la calle has de guardar; procura siempre mostrar decoro y moderación. No marches inadvertido, con furioso movimiento, ni te deslices

  • Imagen Protocolo

    Consideraciones debidas a la familia. La familia es uno de los pilares fundamentalas en cualquier sociedad. Después de Dios, a tus padres ama, niña, cordialmente, ya que comparablemente te quieren ellos también; con prontitud obedece sus mandatos y consejos,

  • Peter Simple ... Illustrated by J. A. Symington

    Cómo trinchar y servir a los demás de forma correcta Aquella urbanidad El arte de trinchar dice que se corta una pieza a la hora de comer con suma delicadeza. Sugerencias para hacer un buen trinchado I. Es un punto muy importante de la buena educación

  • Cantautor con guitarra

    Cortesía, de Pablo Milanés El compositor y cantautor Pablo Milanés no ofrece en su canción 'Cortesía' una breve lección de urbanidad. Cortesía Limón, limonero las niñas primero. Ceder la derecha, quitarse el sombrero, jugar a la dama y a su caballero.

  • Imagen Protocolo

    Reglas relativas a todos los comensales en general. 14. No debemos mostrar desagrado de algún plato, ni menos buscar el bocado mejor de los platos que servido en la mesa se habrán. 15. La bebida que el vaso contenga nos debemos beber de una vez, evitando

  • Imagen Protocolo

    El modo de tratar a los huéspedes y a los parientes. ¿Qué debemos a nuestros padres? A puestros padres debemos un vivo y profundo amor, suma obediencia y respeto y gratitud la mayor; pues ellos nos han criado,ç nos han vestido y cuidado, y nuestra alma

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    El niño bien aseado y su apariencia exterior Aquella urbanidad Antes del juego y paseo, oh niño, constantemente tu ocupación preferente ha de ser tu propio aseo. Cada día al levantarse, el hombre bien educado, debe siempre con cuidado manos y cara lavarse.

  • Imagen Protocolo

    Del aseo y del vestido. Lávate manos y cara luego que te hayas vestido, y hacer lo mismo es debido cuando sucias las verás; córtate también las uñas si necesidad hay de ello; péinate en fin el cabello, y limpio lo mantendrás. La ropa que has de ponerte