Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Deberes del niño al levantarse, en verso

Aun haciendo un sacrificio, levántate con presteza, no acaricies la pereza, porque es la madre del vicio

 

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

Urbanidad y buenos modales en verso
Urbanidad en verso. Urbanidad y buenos modales en verso

Obligaciones que el niño debe cumplir al levantarse de la cama

Aquella urbanidad

Si pretendes conservar

 tu salud y tu alegría,

al punto que asome el día

debes el lecho dejar.

 

Aun haciendo un sacrificio,

levántate con presteza,

no acaricies la pereza,

porque es la madre del vicio.

Luego, con sana ternura,

bendice a Dios cariñoso,

y Dios te dará amoroso

dulce contento y ventura.

 

Cuando en tu mismo aposento

otra persona durmiere

y gozar del sueño quiere,

no le inquietes desatento.

 

No dejes tu habitación

sin que te encuentres vestido

con el esmero exigido

por la buena educación.

 

Y jamás desaliñado

en el balcón te presentes,

que pueden verte las gentes

y puedes ser censurado.

 

Tu habitación al dejar

tu primer deber, oh niño,

es, con amante cariño,

a tus padres saludar.

Si despiertas enfadado,

nunca muestres tu disgusto,

que humor negro y gesto adusto

siempre causan desagrado.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 2289

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Décima de un niño para felicitar las Pascuas de Navidad. Entre el general contento de fiestas de Navidad, que en toda la cristiandad suene de gloria el acento. Permitid por un momento que vuestro fiel servidor con afecto y con ardor os la desee cumplidas

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los niños y el buen comportamiento con las visitas Aquella urbanidad Es preciso en ocasiones a los amigos buscar, para mejor conservar las sociales relaciones. Si tu amigo está contento por un suceso importante, hazle visita al instante y felicítale

  • Imagen Protocolo

    El comportamiento correcto en la mesa. Al ser llamado a la mesa el caballero discreto las personas de respeto deja primero sentar; y a las mismas en ponerse la servilleta o servirse, comer, beber o salirse no se le ve anticipar. Cuando se halle convidado

  • Imagen Protocolo

    Las visitas y las concurrencias. No leas papel o libro sin haber pedido antes permiso a los circunstantes para poderlo efectuar. Fumar sería impolítico, y el que una lengua extranjera que el concurso no entendiera llegases con otro a hablar. Jamás salgan

  • Imagen Protocolo

    Décima para acompañar un regalo. Si corresponder pudiera a lo que mi pecho siente, más digno fuera el presente que mi afecto os ofreciera. De mi voluntad sincera, recibid pues la expresón, y si fijáis la atención en este obsequio ligero, advertid que

  • Imagen Protocolo

    Reglas para servir y trinchar en la mesa. Aquel que sirva o trinche en una mesa, ¿en qué debe aplicar sumo cuidado? Aquel que sirva o trinche en una mesa aplicar deberá sumo cuidado en que las partes que haga siempre excedan al número que habrá de convidados.

  • Imagen Protocolo

    Un niño felicita las Pascuas a su protector. Si realidad ser pudiera lo que anhela mi deseo; si lo que en el alma veo ante mis ojos lo viera; si en tal día poseyera lo que en mis sueños maquino; todo a seguro destino hoy lo fijara el Señor, rendido a

  • Imagen Protocolo

    De las visitas y reuniones. Para hacer una visita escoge el tiempo oportuno, no en hora de desayuno, de ocupación o comer; advierte que ha de ser corta si es visita de cumplido, y al que te ha favorecido cuantos antes la has de volver. Siempre que a una