Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Negociar a golpe de palabra. La importancia de lo qué se dice y cómo se dice

Hay que saber pronunciar las palabras de forma clara y completa, vocalizando de forma correcta

 

Mujeres charlando en la oficina
Negociar con palabras. Mujeres charlando en la oficina

La comunicación verbal y las negociaciones: qué se dice y cómo se dice

Hablar para un grupo de personas requiere de ciertos requisitos que debemos tener en cuenta. Vocalización, tono, volumen, ritmo, etcétera. Hay que saber pronunciar las palabras de forma clara y completa, vocalizando de forma correcta (abriendo bien la boca), dándole una velocidad adecuada (separando claramente cada palabra de la frase).

El ritmo de las palabras se complementa con el ritmo de las pausas. Las pausas pueden hacerse para remarcar el interés de lo dicho el momento anterior a esa pausa, para captar la atención de nuestros interlocutores, para pedir de forma velada una opinión o sugerencia al respecto, para pensar o reflexionar sobre lo dicho o simplemente para marcar un "descanso" en nuestra disertación.

En una negociación es tan importante el lenguaje verbal que podemos expresar mediante las palabras todo aquello que nuestros interlocutores quieren escuchar. Pero además de la "letra", la "música" es muy importante. No solo importa lo que se dice sino cómo se dice. Lo que se dice hay que hacerlo de forma clara, con buena dicción y pronunciación. Pero a las palabras le falta algo: el tono de voz.

La importancia del tono de la voz

El tono de voz refleja la característica especial que deseamos dar a nuestras palabras. Con un tono de voz dulce se puede cautivar, convencer, persuadir e incluso tranquilizar. Con un tono de voz tosco o rudo se puede intimidar, disuadir, amenazar e incluso atemorizar. Por todo lo expuesto, es muy importante acompañar a nuestras palabras de un tono y volumen adecuado, para no causar una impresión distinta a la que deseamos transmitir.

Hay expertos que afirman que nuestro tono de voz refleja nuestro estado de ánimo. Por lo tanto, hay que cuidar que en nuestras exposiciones nuestro estado de ánimo sea bueno. Si transmitimos aburrimiento, desgana, cansancio, etc. la negociación será un fracaso.

Hay que saber llevar un buen ritmo en la exposición; saber cuándo hacer una pausa; saber cuándo subir un poco más la voz; cuando darle más énfasis a un determinado punto; en definitiva además de las palabras hay que darle "coreografía" para que "bailen" de forma correcta y convenzan.

A la hora de exponer un tema no debemos olvidar tener un tono amable, que capte la atención de nuestros interlocutores; exponer con cierto entusiasmo para que las personas nos escuchen con más interés; si nos dirigimos a alguno de los presentes debemos hacerlo por su nombre dando siempre las gracias por ello; si necesitamos pedir algo durante nuestra exposición hay que hacerlo pidiéndolo "por favor"; la amabilidad y la buena educación generan un clima confortable entre todos los presentes. Cualquier error o equivocación debe ser justificado con un "lo siento", "les pido disculpas" o algún tipo de frase similar.

Un retraso o demora en nuestra presentación también debe ser objeto de disculpa, así como cualquier otro tipo de imprevisto que prolongue, interrumpa o retrase nuestra exposición.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Clientes en una cafetería. Tratar bien a los clientes: tener buenos modales

    Tratar bien a los clientes: tener buenos modales Muchos negocios pierden un sin número de clientes cada año porque, entre otras razones, los empleados no tienen cortesía ni buenas maneras. Más grave aún es el hecho de que más de la mitad de esos clientes

  • Negociar con China

    Conclusión. Elementos que afectan a la cultura de negocios en China A lo largo del texto se han desgranado los distintos elementos que afectan a la cultura de negocios en China . Esta cultura, está fuertemente vinculada a tres factores. En primer lugar,

  • Billete moneda China - Renminbi

    Las mejores prácticas para negociar en China En general, las normas y la práctica de la negociación en China son coherentes con la forma de relacionarse de los chinos; es decir, que tienen en cuenta tres aspectos: la cara, la cooperación y el conflicto

  • Reunión de negocios.

    Reglas de etiqueta para los viajes de negocios al extranjero Viajar fuera de nuestro país para hacer negocios El fenómeno conocido como 'globalización' ha hecho posible que muchas empresas tengan contactos y relaciones con otras compañías de fuera de

  • Mesa para un almuerzo

    Charlar de negocios en torno a una mesa: reglas de etiqueta Hay ocasiones donde nos podemos llevar alguna que otra sorpresa al comprobar que hay empresarios -incluso, importantes empresarios- que no se saben comportarse en un almuerzo de negocios . No

  • Estatua Confucio

    Negociar en China: tres elementos importantes Antes de nada es preciso enumerar cuales son estos elementos para entender en los terrenos en los que nos estamos moviendo. Son tres los elementos a destacar: el primero son las condiciones socio-políticas

  • Ciudad prohibida Pekin

    Relaciones sociales en China Cualquier comentario sobre la interacción social de los chinos tiene que empezar por señalar la influencia de la filosofía confuciana que, aunque no constituye el único factor que la determina, sí es el más importante, y a

  • Comida de negocios. Financial Outlook and Investment Opportunities in 2013.

    La mesa como prolongación de una reunión de trabajo Los almuerzos de trabajo y los negocios Los almuerzos de trabajo suelen ser, de forma habitual, una prolongación de una reunión que se ha mantenido durante la mañana. También, caso menos habitual, se