Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Aspecto personal. El vestuario y la imagen en los negocios. Higiene personal

La forma de vestir junto con nuestros modales y nuestro comportamiento son el reflejo que damos de la empresa o institución a la que representamos

 

La imagen de las personas en el mundo de la empresa
Imagen y empresa: vestuario. La imagen de las personas en el mundo de la empresa

Imagen personal en la empresa: cómo vestir en el trabajo

La imagen que proyectamos a los demás es nuestra tarjeta de visita a cualquier parte donde vayamos. Aunque las personas tengamos otros muchos valores la primera impresión es fundamental -es muy difícil cambiar una mala primera impresión-. La forma de vestir junto con nuestros modales y nuestro comportamiento son el reflejo que damos de la empresa o institución a la que representamos. Según reza un dicho popular:

"Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas".

Por esta razón hay que tratar de causar una buena primera impresión, aunque esto por sí solo no vale. Debemos tener un buen comportamiento que lo que nos califa como personas bien educadas y con buenos modales. Para ampliar información sobre el tema del vestuario puede ir al capítulo Vestir de nuestra web en la que se abordan los temas de vestuario masculino, femenino y trajes de etiqueta, así como el tema de los nudos de corbata.

Higiene y aspecto general

Tener una buena imagen, no solamente es cuestión de vestuario. Nuestra imagen exterior está muy condicionada por tener un aspecto limpio y aseado. Debemos tratar de tener un aspecto agradable y limpio. Esto se consigue con: una buena higiene corporal diaria (ducha o baño, cambio de muda, uso de un desodorante, etcétera), un cabello cuidado y bien arreglado (aunque se lleve melena se debe llevar bien cortada y arreglada), las uñas bien cortadas, las manos limpias, el maquillaje moderado (hay veces que una persona no se maquilla sino que se "restaura" decía mi abuela), una barba bien cuidada, etcétera. Tenemos que dar una imagen exterior correcta, sin perder nuestra propia personalidad. Si vestimos algunos complementos deben ir acordes al tipo de vestuario utilizado y la ocasión -una reunión de trabajo, una comida de negocios, una presentación, etcétera-..

El vestuario de la mujer para el trabajo

Mujer trabajando en una oficina
Mujer de negocios. Mujer trabajando en una oficina

El vestuario femenino en el entorno laboral debe ser ante todo cómodo. El traje de chaqueta, con falda o pantalón, es la prenda mayormente elegida por las mujeres que trabajan (salvo determinadas profesiones, que ya tienen su propio vestuario). El traje de chaqueta, al ser un clásico, es menos dado a cambios por las tendencias de la moda. Con el traje de chaqueta, se llevan camisas (similares a las masculinas) o blusas.

También es conveniente la utilización de medias que estilizan y dan más elegancia a las piernas. Zapatos de medio tacón y algún que otro complemento.

Como opciones al traje de chaqueta hay muchas combinaciones posibles de falda o pantalón con blusas, con jerséis, con camisas, etcétera. No debemos olvidar que a la oficina se va a trabajar no se va a un pase de modelos. Es tan malo el exceso como el defecto. Hay que ser prudentes con lo que nos podemos y vestir acorde al trabajo que desempeñamos.

El vestuario del hombre para el trabajo

Hombre de negocios habla por teléfono
Hombre de negocios. Hombre de negocios habla por teléfono

Si la mujer utiliza el traje de chaqueta, para el hombre el vestuario básico y clásico de toda la vida es la chaqueta y la corbata. Aunque en la actualidad se empieza a imponer el vestuario casual o sport. Incluso en los trajes, se pueden apreciar ligeros cambios (cosa poca dada en la moda masculina) hacia colores más atrevidos, tejidos con cuadritos y otras telas más atrevidas.

Las claves para combinar trajes y corbatas o pañuelos las puede encontrar en nuestro capítulo sobre las corbatas . Los zapatos más idóneos son los negros de cordones, aunque también hay mucha variedad donde escoger (mocasines, hebillas, etcétera). Los calcetines, bien combinados con los zapatos o ahora se opta por el contraste, también. Complementos tales como gemelos, reloj y alfiler de corbata. Lucir un pañuelo en la chaqueta queda muy elegante y desenfadado.

Tanto en el caso del hombre como en el de la mujer, el vestuario depende de forma importante del tipo de trabajo que tengamos. No suele ser lo mismo trabajar en un despacho de abogados que en la cocina de un restaurante o como creativo en una agencia de publicidad. También, hay que tener en cuenta que hay profesiones en las que el vestuario nos viene impuesto por la normativa de la empresa. Uno de los más conocidos es el vestuario de los empleados de las líneas aéreas: azafatas, pilotos, auxiliares de vuelo, etcétera. Los uniformes son habituales en algunas profesiones.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 78 personas le ha parecido
Valoración 3.4
con una puntuación de 3.4 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado