Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Reglas etiqueta oficina, ¿se pueden llevar pantalones cortos al trabajo?

El vestuario para ir al trabajo depende mucho del tipo de trabajo que tengamos y de las reglas o normas que cada empresa tenga a este respecto

 

Un hombre trabaja en su oficina sin pantalones
Pantalones cortos en el trabajo. Un hombre trabaja en su oficina sin pantalones

Las reglas de etiqueta en el vestuario para ir a la oficina se relajan

La vuelta gradual al trabajo presencial empieza a plantear algunas dudas sobre el vestuario para acudir a la oficina. Los tiempos han cambiado y la reglas de etiqueta deben adaptarse a los nuevos tiempos.

Después de meses trabajando en casa vestido con un pantalón de chándal, un pantalón corto o incluso en pijama, ¿hay que volver a la rutina del traje y la corbata?

Con la llegada del buen tiempo, algunas empresas relajan sus reglas de etiqueta en lo que al vestuario se refiere. Es una forma de 'facilitar' la vuelta al trabajo a los empleados. Incluso, una manera de incentivar esta vuelta a la oficina, relajando las reglas de vestuario. También hay otros nuevos factores como el cambio climático y el ahorro de energía que van a influir de una forma definitiva en estos cambios.

¿Dónde están los límites? Pantalones cortos pero...

Los sectores más conservadores, como despachos de abogados, empresas del sector financiero, etcétera, siguen manteniendo, en su mayoría, su 'dress code'. Solo lo 'relajan' los viernes. Los conocidos como 'casual friday'. No obstante, puede haber alguna que otra excepción.

Hay pantalones cortos y pantalones cortos. No vale cualquier pantalón corto para ir a la oficina. No valen los pantalones cortos deportivos, ni los pirata, ni los que parecen un bañador, etcétera, o aquellos que son 'demasiado cortos'. Deben ser unos pantalones cortos de vestir. Tipo chino, bermudas de loneta o algún modelo similar de corte un poco más 'formal'.

Permitir vestir pantalones cortos es una cosa. Otra cosa son las opciones personales de cada cual. Hay oficinas donde no están explícitamente prohibidos los pantalones cortos, pero los empleados no se sienten cómodos exponiendo la mitad inferior de sus piernas en el trabajo. Tampoco a todo el mundo le gusta ver las rodillas de sus compañeros en la oficina. Incluso, se da el caso de que hay empleados que no les gusta el pantalón corto para ellos, pero no ven mal que otros compañeros utilicen pantalones cortos. Hay gente para todos los gustos.

Si hablamos de pantalones cortos para las mujeres, la cosa se complica un poco. Aunque un pantalón corto puede mostrar lo mismo de la parte inferior del cuerpo de una mujer que un vestido, el pantalón corto aporta un toque demasiado informal, según los expertos en moda. La 'formalidad' de un vestido parece no haberla conseguido el pantalón corto.

Resumiendo, el pantalón corto es bastante informal y no a todo el mundo le queda bien. Salvo en las Bermudas, donde casi es el uniforme oficial, el pantalón corto no es, desde luego, el vestuario que podamos ver en la mayoría de las oficinas. Aunque, tiempo al tiempo que las modas y las reglas cambian a mucha velocidad.

 

contentG Stats

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado