Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Prescripciones de la cortesía respecto de la alabanza y la adulación

Cuando uno es alabado no debe mostrar alegría, lo que sería señal de que a uno le gusta ser adulado

 

Reglas de cortesía y urbanidad cristiana

Prescripciones de la cortesía respecto de la alabanza y la adulación
Alabanzas y adulación. Prescripciones de la cortesía respecto de la alabanza y la adulación

Las alabanzas y la adulación según las reglas de cortesía y urbanidad

Aquella urbanidad

Produce siempre muy mal efecto que una persona se alabe a sí misma y que presuma; esto no sienta bien en un cristiano, que no debe darse a conocer más que por su conducta; así no debe haber en él más que sus acciones que hablen; pero, en cuanto a la boca, no debe hablar nunca de sí, ni en bien, ni en mal.

Cuando uno es alabado no debe mostrar alegría, lo que sería señal de que a uno le gusta ser adulado; sino que debe excusarse sencillamente diciendo, por ejemplo: usted me asombra; no hago más que mi deber, etc. Sería aun mejor y más cuerdo no decir nada, y cortar la conversación, lo cual no será descortesía. Si es una persona muy superior la que os alaba, hay que saludarla honestamente, como para agradecerle, y mantenerse modestamente, sin responderle, pues vuestra respuesta sería una falta de respeto.

Cuando se oye hablar a alguien, es educado añadir algo a lo que se dice, o por lo menos aplaudir; hay que guardarse bien entonces de hacer comparación de esta persona con otras.

Nunca se debe alabar extraordinariamente a una persona, pero es cortés hacerlo siempre sin exageración y sin comparación alguna; hay que tener asimismo la precaución de no alabar a alguien en presencia de sus enemigos.

Cuando se está en reunión, si se tiene la ocasión de alabar a las personas próximas a uno, se puede hacer, con tal que sea sobriamente y con moderación. Cuando se alaba a alguna delante de nosotros, no se debe aplaudir demasiando a las alabanzas que se le tributan, pero es de buena educación mostrar agradecimiento al que ha alabado.

Cuando se hace algún regalo a alguien, no está bien alabarlo y hacer grandes elogios del mismo, como para persuadir a la persona a quien se hace a tener mayor gratitud. Si con todo otros lo alaban, se debe manifestar que uno quisiera que fuese más hermoso y más digno de la persona a quien se ofrece, pero es enteramente descortés recordar a alguien algún beneficio que se le hizo, pues parece que sea para reprochárselo.

Es, al contrario, razonable mostrar aprecio por un regalo que se recibe: no está bien guardarlo enseguida; es una gran falta encontrar en él algo que criticar, sobre todo delante del que lo ha hecho; una persona que obra así merece que no le hagan ninguno más.

Cuando se muestra a alguien, o a un grupo, alguna cosa que merezca apreciarse, no está bien dar muestras de gran admiración, y prorrumpir en alabanzas extraordinarias, como hacen algunos; sería señal de que se tiene una complacencia servil con la persona a quien pertenece la cosa. Con todo, no debe uno quedarse indiferente cuando la cosa es inestimable, pues en esto se debe ser al mismo tiempo modesto y equitativo. Si la cosa se enseña a un grupo, no conviene apresurarse a alabarla el primero, sino que se debe esperar a que la persona más experta del grupo haya dicho su parecer, y luego aplaudirla de manera sincera y deferente; a menos que esta persona no pida antes nuestra apreciación; entonces es cortés decírsela con sencillez, sin exagerar nada.

Debe procederse del mismo modo en todas las ocasiones en las que esté uno obligado a juzgar alguna cosa o acción; pero sin emplear grandes exclamaciones, diciendo a cada cosa que se ve: ¡Oh!, qué bonito; ¡oh!, qué maravilloso; sobre todo si es en presencia de una persona a la que se debe mucho respeto, y antes que ella lo haya juzgado: esto sería presumir demasiado y faltar al respeto.

Adular es hablar bien de alguien cuando no hay motivo, o alabarlo más de lo debido, sólo por complacerlo o por propio interés. Es cobardía hacerlo, y es siempre contra el que es adulado el permitirlo; pues denota que tiene poco espíritu y mucha presunción, soportar que se le alabe por cosas que no pueden atribuirse, ni cristiana ni razonablemente.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 1558

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • El canto. Canciones convenientes

    El arte de cantar y las canciones convenientes según la urbanidad Aquella urbanidad El canto es un pasatiempo que no sólo está permitido, sino que es al mismo tiempo muy conveniente y puede ayudar mucho a divertir el espíritu de modo muy agradable e inocente

  • Imagen Protocolo

    Las normas de cortesías, que en el siglo pasado fueron puestas en letra impresa por Manuel Antonio Carreño, ya no se recuerdan en vista de lo mal educado que resulta el venezolano del año 2000. La liberación femenina habrá justificado el hecho de que

  • Imagen Protocolo

    La cortesía se va a pique por culpa de la despreocupación de la gente joven que juzga los buenos modales anticuados, ridículos, inútiles y -lo que es más tremendo- porque quienes desprecian esas reglas de urbanidad se consideran seres superiores: tales

  • Las diversiones. Divertirse con educación

    El tiempo libre y los momentos de ocio. Divertirse con educación Aquella urbanidad Las diversiones son ejercicios a los cuales se puede dedicar algún tiempo del día , para liberar el espíritu de las ocupaciones serias, y el cuerpo de los trabajos fatigosos

  • Robot con aptitudes sociales. GRACE (Graduate Robot Attending Conference)

    Robot con aptitudes sociales. GRACE ( Graduate Robot Attending Conference ) En septiembre de 2002 científicos de la Universidad Carnegie Mellon presentaron en un simposium sobre inteligencia artificial a GRACE (Graduate Robot Attending Conference), un

  • Imagen Protocolo

    Gold Rules of Good Behaviour. Ver vídeo del proyecto. Un proyecto en desarrollo entre el Colegi Sant Josep (Navas-Cataluña) y el centro polaco Tadeusz Kosciuszko con el sugerente título de "Gold Rules of Good Behaviour". Es un proyecto interdisciplinar

  • Superficialidad: los libros sobre urbanidad, buenas maneras y saber estar

    Superficialidad: los libros sobre urbanidad, buenas maneras y saber estar Durante el último año han aparecido en España varios títulos sobre lo que antes se llamaba urbanidad y buenas maneras . Lamentablemente, salvo alguna excepción, estos nuevos manuales

  • Imagen Protocolo

    Si Carreño resucitara ... El autor venezolano estableció, hace 149 años, una serie de rígidas pautas de comportamiento social que se hicieron famosas en Hispanoamérica. ¿Sabía usted que es de pésimo gusto caminar por la calle con las manos metidas en