Logo Protocolo y Etiqueta

Hablar en público. Técnicas. Audiencia. Organización. Fases

Técnicas y consejos para hablar mejor en público. La calidad de la voz, la pronunciación, el tono, la velocidad, el volumen. La audiencia. La organización y sus fases

 

Hablar en público
Discurso. Hablar en público

Técnicas para hablar en público y atraer la atención

Hablar en público no es nada fácil. Requiere definir bien los objetivos, ser claro, conciso, organizado y conocer bien al público que nos dirigimos. Debemos poner un límite a nuestra exposición, no muy extenso para no "cansar" a los oyentes. No se deben decir más de unas 150 a 175 palabras por minuto, para que la gente pueda seguir correctamente nuestra disertación. Tampoco se puede hablar muy despacio para que la gente no se distraiga o pierda interés por el tema.

1. Conocer los destinatarios.

Lo primero es saber quién va a ser nuestra audiencia: estudiantes, profesionales, empresarios... nos ayudará a enfocar nuestra exposición de una forma más correcta.

2. Organización.

Exponer de forma organizada todos los temas nos permite que sea más fácil seguir el "hilo" de nuestra charla.

3. Extensión.

Exponer solamente lo fundamental del tema. No podemos extendernos hasta agotar un tema. Acabaríamos cansando al público y logrando que perdieran su atención.

4. Objetivos.

Debemos concretar bien y de forma definida los objetivos de la charla, ponencia o conferencia. Tenemos que "tener claro" cuál es el mensaje que queremos transmitir a nuestra audiencia, sin repetirnos en interminables palabras que no nos conducen a ninguna conclusión clara.

5. Ayudas.

Es aconsejable contar a nuestro lado con todo tipo de ayudas que hagan comprender mejor la exposición que estamos desarrollando: proyectores, ordenadores, diapositivas, gráficos y cualquier tipo de documentación que pueda facilitar a los oyentes su comprensión y mejorar su atención. Ahora bien, tampoco debemos abusar de este tipo de recursos marginando totalmente al orador.

Una vez que nos encontramos preparados para hablar será bueno recordar estos puntos fundamentales:

1. Colocar el micrófono a la altura correcta y comprobar que el sonido llega bien a toda la sala.

2. Organizar bien la introducción, desarrollo y conclusión de la charla.

3. No abusar de los gestos y de la expresión corporal.

4. En la medida de lo posible, es bueno interactuar con los oyentes, para hacer la charla más amena.

5. Es bueno hablar como si nos dirigiéramos solo a una persona.

6. Si vamos con algo de retraso es aconsejable resumir algunas partes del discurso o charla poco importantes.

7. Hay que tratar de evitar, siempre que sea posible, cualquier tipo de distracción : ruidos, móviles, música, etc.

Hablar en público - Discurso de boda
Discuros. Hablar en público - Discurso de boda

Uno de los modelos más conocidos para una correcta exposición hablada es el conocido modelo SPAM. Este modelo se basa en 4 puntos básicos:

1. Situación.

Tener en cuenta la hora y el lugar donde se va a celebrar el acto.

2. Propósito.

Las metas que el orador espera obtener con su charla.

3. Audiencia.

A qué grupo de personas va destinado nuestra charla.

4. Método.

Qué métodos vamos a utilizar para nuestra charla.

El método a utilizar es de gran importancia para el éxito de la charla. Podemos citar como principales métodos:

1. Informativo.

Lo que se expone es nuevo para la audiencia, y se expone de forma clara y precisa para que la información que se explica sea de utilidad para el público asistente.

2. Persuasivo.

El orador trata de explicar características de un producto o servicio, de convencer de la conveniencia del mismo.

3. Entretenimiento.

El motivo de la exposición suele tener una finalidad de entretenimiento.

Además del método elegido para nuestra conferencia, charla o exposición hay que tener en cuenta ciertos puntos básicos que son comunes para cualquier tipo de charla:

1. Ser breve en los agradecimientos y reconocimientos previos a la charla.

2. Mantener la cabeza e levada y mirar al frente y a la audiencia, siempre que podamos.

3. Cuidar la voz. Emplear un tono adecuado, una vocalización correcta y un volumen adecuado.

Lo mejor que podemos hacer antes de una "actuación" en público es practicar. Ensayar todo lo que podamos, cuanto más mejor.

1. Leer la ponencia en alto varias veces para escucharnos a nosotros mismos. E incluso, podemos grabarla y escucharla. También es una opción tener a alguien con nosotros para que opine, e incluso nos corrija.

2. Utilizar un lenguaje corporal y unos gestos como si estuviésemos delante del público. Lo mejor es practicar delante de un espejo.

3. Procuremos memorizar las partes fundamentales del texto, para evitar una continua lectura del discurso y estar demasiado tiempo con la cabeza baja sin mirar al público.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado