Logo Protocolo y Etiqueta

Modas de paseo para los recién casados

Los caballeros llevan el sombrero de terciopelo carmesí, copa elevada, ala ancha y arremangada por detrás

 

La Risa. Enciclopedia de extravagancias

Pareja de paseo
Paseo recien casados. Pareja de paseo

Reglas de etiqueta para el paseo de los recién casados

Aquella urbanidad. Modas de la época

Los recién casados salen a paseo de bracero llevando un perrito galgo como símbolo de la fidelidad. La novia debe aparentar calor aunque sienta frío. De ahí proviene el llevar la capota caída. Las capotas a la dernier son embudos guarnecidos de papel dorado.

Las sombrillas han ido reduciéndose hasta tal punto, que las señoras más elegantes llevan un solideo unido a un saca-trapos.

El chal es de estera fina de Elche. El vestido debe tener mucho vuelo para que quepa debajo el ARMADOR de corcho o de algodón, y tan largo que no se vean los pies a fin de poder ahorrar el gasto de medias y zapatos.

Te puede interesar: El lenguaje de la sombrilla

Los caballeros llevan el sombrero de terciopelo carmesí, copa elevada, ala ancha y arremangada por detrás. El uso de un gran cuello de camisa está tan en boga, que los más elegantes ponen el cuello en el cuerpo y los faldones muy almidonados salen de la corbata de suela que también está bastante alta.

La barba a lo patriarca es signo de buen gusto, así es que los jóvenes de gran tono que son por naturaleza imberbes la llevan postiza de esparto de Cartagena o de Almería. Sigue la moda de los higos secos por botones y del bastón de tambor mayor. Los guantes tanto para señora como para caballero son de damasco, el de la mano derecha carmesí y el de la izquierda amarillo. Se ajustan a la muñeca por medio de un bramante o un poco de pan mascado.

Rima para las señoritas solteras

Las señoritas solteras más elegantes van por el Prado saltando sucesivamente una por encima de otra gritando:

A la una le daba la mula.

A las dos le daba la coz.

A las tres los tres hijos de San Andrés; 1, 2 y 3.

A las cuatro brinco y salto.

A las cinco salto y brinco.

A las seis machaca la vieja los ajos en el almirez;

machácalos bien que son para comer,

machácalos mal que son para cenar.

A las siete tente capiruchete etcétera,

mientras que los papás y las mamás las siguen atracándose de melón.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7648

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado