Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Los espectáculos públicos.

Cuando se va al teatro con señoras, uno de los caballeros que las acompañan debe adelantarse a tomar los billetes a la entrada.

 

Novísimo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras para uso de la juventud de ambos sexo.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

De los espectáculos públicos.

Seria un error creer que no existen reglas de decoro y urbanidad que observar en los sitios públicos, pues aunque compremos nuestro derecho de asistir a ellos por medio del dinero, no por eso estamos dispensados de guardar ciertos miramientos generales a las personas que se encuentren allí disfrutando de igual derecho.

Cuando se va al teatro con señoras, uno de los caballeros que las acompañan debe adelantarse a tomar los billetes a la entrada, y si van a palco, cuando lleguen a él, cuidará de colocarlas bien, haciendo que las señoras de respeto se sienten en los asientos preferentes de delante, y las jóvenes detrás.

Si no hubiese suficientes asientos, los caballeros permanecerán de pie.

Los que estén situados detrás, cuidarán de no inclinarse mucho, para no incomodar a las personas que estén delante.

Si un caballero encontrase ocupado su asiento por una señora, será muy político si renuncia a su derecho.

Es poco galante que los caballeros permanezcan con el sombrero puesto en un sitio en donde, sea como se quiera, hay señoras. Sin embargo, en los intervalos está admitido.

Nunca debe darse la espalda a la escena.

Cuando los asientos sean comunes, los caballeros galantes cederán los mejores a las señoras.

Entrar cuando ya la función esté empezada, levantarse muchas veces, entrar y salir continuamente, hacer ruido, aplaudir o silbar fuera de tiempo, hablar alto, etc., son actos que indican una mala educación.

También lo es, exigir que un actor repita una cosa que le fatiga, o silbarle por cualquiera pequeño descuido que cometa.

Aplaudamos solo al mérito verdadero, y seamos sobrios en silbar, pensando en el profundo disgusto que causamos al infortunado artista.

Cuando los caballeros vayan a visitar a las señoras en sus palcos, no deben permanecer mucho tiempo, si ocupan un asiento que les haya cedido otro caballero para que hagan cómodamente su visita.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 10751

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Aula de una escuela con niños escribiendo en la pizarra.

    Deberes del niño para consigo mismo Aquella urbanidad ¿Qué deberes te impone la civilidad con respecto a tu persona? Entre otros muchos, que por moralidad tenemos que guardar, debo en primer lugar ser muy limpio y aseado, para evitar el asco y el fastidio

  • Saludo. Gesto de cortesía

    Hacer comparaciones y suposiciones puede ser de mala educación Los dos escollos de esta forma de lenguaje son totalmente opuestas, pues el uno es la trivialidad y el otro la hinchazón . La suposición , modo ya envejecido, y las más de las veces algo cándido,

  • Imagen Protocolo

    Murmuración. Nunca uses, creas, ni apruebes las murmuraciones y observaciones comunes sobre las conversaciones generales , porque este es el vicio de los hombres sin talento, crianza, ni mundo; de tal manera, que quien tiene algo de esto, se ríe de oír

  • Imagen Protocolo

    De las modas. Hace algunos años que se va mejorando el gusto público . Los vestidos anchos y cómodos han sucedido a los angostos, estrechos y apretados. La prontitud y constancia con que se ha hecho este cambio son muy notables, porque indican siempre

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de los bailes y de los espectáculos públicos. * Pregunta. ¿Cómo debemos conducirnos en un baile público? Respuesta . Con la mayor atención y civilidad con todos los concurrentes, aunque no los conozcamos. * Pregunta. Y puestos a bailar, ¿qué

  • Imagen Protocolo

    Nada hay más criminal, bajo o ridículo que el mentir; es el efecto de la malicia, de la cobardía o de la vanidad, pero generalmente los que mienten no consiguen su objeto, porque tarde o temprano se descubre la mentira. El embustero que trata de rebajar

  • Manos de una mujer madura.

    La veneración a los ancianos. Cederles el lugar reconocido como preferente Burlarse de un anciano es lo mismo que atropellarle e insultarle Aquella urbanidad Para vivir bien en el mundo es preciso no perder el respeto a nadie . Cada cual conserva el sentimiento

  • Imagen Protocolo

    El inestimable valor de la amistad. Además de los padres y de los otros consanguíneos, amigos que más inmediatamente te dio la naturaleza , y además de aquellos maestros que, habiendo especialmente merecido tu estimación, llamas con placer amigos tuyos,