Logo Protocolo y Etiqueta

Utilizar la papelera. Cuidado de nuestras calles

La papelera cumple una finalidad determinada y tenemos que acostumbrarnos a utilizarla tan a menudo como sea necesario

 

Papelera en la calle.
Papelera. Papelera en la calle.

Reglas de etiqueta para utilizar las papeleras. Tener un comportamiento cívico

Las papeleras no son un mero adorno de mobiliario urbano, o un objeto decorativo en las oficinas, las aulas o en otros espacios públicos o privados.

La papelera -recipiente que sirve para tirar papeles y otros objetos que no sirven- cumple una finalidad determinada y tenemos que acostumbrarnos a utilizarla tan a menudo como sea necesario. Debemos usarla tanto por el bien de la comunidad como por nuestro propio bien. No utilizar la papelera denota una evidente falta de educación. Demuestra que somos unos maleducados. Además nos puede costar una multa si nos pillan "in fraganti" tirando algo al suelo, cosa que sería muy razonable por ensuciar lo que es de todos.

Consejos para ser unos ciudadanos bien educados

Vamos a dar algunas pautas a seguir para hacer un uso correcto de la papelera:

   1. Debemos depositar todo tipo de envoltorios, papeles, periódicos, etcétera, de los que queramos deshacernos.

   2. Nunca, debemos tirar cigarrillos o puros encendidos, pues podemos provocar un incendio. Es mejor tirarlos en un cenicero de un bar o mojarlos previamente antes de tirarlos para saber que están apagados del todo.

   3. En la medida de lo posible, no debemos tirar elementos líquidos, o recipientes con líquido (lo mejor es vaciarlos antes de tirarlos).

   4. La papelera no es un contenedor. Si queremos tirar una bolsa de basura grande o cualquier otro objeto de un tamaño considerable debemos ir a un contenedor pero no usaremos la papelera.

   5. Si nuestros pequeños o cualquier otro niño tiran un papel o envoltorio al suelo, hay que llamarle la atención. Tenemos que hacerle ver la importancia de utilizar la papelera. Se lo haremos recoger y depositar en una papelera. Esto mismo deberíamos hacer con las personas mayores (si nos atrevemos).

   6. En la papelera no se rebusca ni se debe meter la mano. Es poco higiénico andar hurgando en la basura.

   7. Si vemos que las papeleras de nuestra calle o lugar de residencia permanecen llenas durante días, podemos llamar al servicio de limpieza de nuestro ayuntamiento y comunicarlo.

   8. Debemos depositar los envoltorios o envases (latas, botellas de plástico, etcétera) todo lo compactados que podamos, así dejaremos más sitio en la papelera y tendrá mayor capacidad de recogida. Aunque es mejor depositar cada tipo de basura en su contenedor correspondiente -para reciclar-, la papelera puede ser un buen sustituto, antes que tirarlo al suelo o dejarlo en cualquier lado.

   9. No seamos impacientes. Podemos esperar a encontrar una papelera para deshacernos de ese envoltorio o papel que queremos tirar. No usemos la excusa de no encontrar una papelera para tirar algo suelo.

   10. Cuando tiramos alimentos o productos orgánicos (como los excrementos de nuestros perros), lo mejor es tirarlos dentro de una bolsa, paquete o al menos envuelto para evitar malos olores e insectos y bichos.

   11. Si la papelera es moderna, con distintos compartimentos (para las pilas, para envases, etcétera) debemos procurar respetar estas preferencias y echar cada cosa en su sitio.

   12. Respetemos el uso de las papeleras; no les demos patadas, ni golpes, no las pintemos. Tampoco las prendamos fuego o cualquier otra acción que pueda conllevar la rotura o inutilización de la papelera. Es un bien común de todos los ciudadanos. Hay que respetar el mobiliario urbano como si fuera el mobiliario de nuestra propia casa.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Cultura y protocolo. Los protocolos son, por supuesto, arbitrarios y convencionales. Pero a ningún empresario, diplomático o funcionario gubernamental se le ocurriría concurrir a una cena sin haber averiguado primero el uso aceptado -en esa comunidad-

  • Imagen Protocolo

    La buenas maneras en sociedad. En el vagón del AVE que recientemente me trasladó de Barcelona hasta Madrid viajábamos alrededor de 18 personas. Cuando llegamos a la estación de Atocha, apenas seis o siete de los viajeros nos despedimos entre sí con un

  • Alcalde del Ayuntamiento de La Toba.

    Normas de civismo y hábitos de cortesía El ayuntamiento de La Toba -Guadalajara- se ha puesto manos a la obra para desterrar los malos modales y los comportamientos poco cívicos promoviendo un " Plan de promoción de hábitos de cortesía y de valores y

  • Imagen Protocolo

    Etiqueta en un baño público. ¡Tanto lío por ir al baño! Ahora muy suelto de cuerpo el tipo -yo- pretende describir, caracterizar o hasta establecer normas de conducta y bonhomía y bonfemenía justo en el baño. ¿Hay que saludar? ¿Hay que comentar algo?

  • Espacios públicos. Ceder el paso

    Cuándo ceder el paso: reglas de cortesía Las prisas de la vida diaria y, porque no decirlo, la mala educación que muchos de nosotros tenemos, nos lleva a realizar acciones poco educadas . Quien no se ha encontrado, literalmente, con la puerta en las narices

  • Imagen Protocolo

    No camines apresurado, ni con pesadez, ni artificio o ligereza, sino con medida, gravedad y decencia. Cuando camines no has de inclinar, ni mover el cuerpo; no has de tener las manos, ni los brazos pendientes; no golpees fuertemente el suelo con los pies,

  • Modelo Americano.

    Cuello Americano. Camisa Es un modelo utilizado en camisas de sport , principalmente, aunque haya personas que visten esta camisa con una corbata. Tiene unas "palas" picudas de tamaño similar a una camisa clásica o inglesa, pero con la peculiaridad de

  • Imagen Protocolo

    Manual de Buenas Costumbres y Modales. Urbanidad y Buenas Maneras. 1. Cuando hayamos de concurrir a una diversión pública presentémonos en el local un poco antes de la hora señalada para principiarse, a fin de no exponernos a tener que entrar en momentos