Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Consejos de etiqueta para disfrutar de un día de piscina. Etiqueta veraniega

Las piscinas son lugares donde la gente a va a tomar el sol, a darse un baño, a nadar... en definitiva a pasar un buen día. Pero hay que seguir algunas reglas o normas

 

Un grupo de amigos disfruta de un día de piscina y diversión
Consejos etiqueta piscinas. Un grupo de amigos disfruta de un día de piscina y diversión

Buenos modales y comportamiento apropiado para tener un placentero día de piscina

El verano es una época de calor en el que las piscinas, junto con la playa y la montaña, son las grandes protagonistas. Son sitios ideales tanto para tomar el sol como para darnos un baño refrescante. Pero, ¿cómo debemos comportarnos en un espacio público como una piscina? Veamos.

Reglas básicas de comportamiento y convivencia para estar en una piscina

1. No hay espacios ilimitados.

La toalla, la bolsa, la sombrilla, etcétera, ocupan un espacio que debe ser lo más ajustado posible para que otros usuarios puedan tener el suyo. Salvo que sea un espacio muy grande o haya poca gente, hay que ser muy prudentes a la hora de hacernos 'nuestra parcela'. Tampoco es muy apropiado sentarse demasiado cerca de otras personas. Lo que popularmente se denomina 'estar codo con codo'.

2. 'Vecinos' ruidosos.

Está muy bien escuchar música o ver una película en el celular - móvil, tablet, ordenador portátil... pero siempre con auriculares. Nuestros 'vecinos' no tienen que compartir esa música o los diálogos de la película que estamos viendo.

Lo mismo podemos decir con el teléfono celular - móvil. A nadie le interesan nuestras conversaciones. No debemos gritar o hablar a voces por el teléfono. Mejor nos retiramos a otro sitio para hablar.

Los juegos de cartas o de mesa -ajedrez, damas, Monopoly, etcétera-, también puede ser una fuente de conflictos si los participantes son demasiado ruidosos.

3. Los niños, cómo les gusta corretear, gritar y disfrutar.

Los niños deben estar bien controlados y vigilados por los padres. No únicamente para que no molesten a los demás, sino para que a ellos tampoco les pase nada. Las piscinas pueden ser muy peligrosas para los más pequeños si nos despistamos y perdemos de vista a los pequeños.

Si han molestado a alguien tendremos que pedir perdón por la molestia. No es nada extraño que nos alcance una pelota, que nos tropiece un niño que corretea, etcétera. Hay que ser comprensivos... pero hasta cierto límite. Los padres no pueden desentenderse de sus hijos. Tienen una responsabilidad.

4. Salpicar de forma intencionada. Molestar a otros bañistas.

No hay que zambullirse en la piscina de forma 'brusca'. Por ejemplo, lanzándose a la piscina a lo que se conoce como 'en bomba' - saltar agarrándose las piernas con las manos y juntándolas al pecho- salpicando a  todos los que se encuentran cercanos. Tampoco lanzarse de manera temeraria cuando hay más bañistas en la piscina a los que se puede hacer daño o causar una lesión importante.

Hablando de molestar, cuidado con los flotadores, pistolas de agua y cualquier otro objeto que pueda causar molestias a los demás bañistas.

5. Las mascotas, como los niños, bien vigiladas.

Si en las instalaciones permiten la estancia de nuestras mascotas, deben estar bien vigiladas y controladas. Por supuesto, las mascotas no pueden entrar en la piscina a bañarse. Si nuestra mascota no está muy bien educada o no es demasiado obediente, mejor no llevarla, para evitar disgustos.

6. Cosas que se puedan romper.

Debemos tener mucho cuidado con llevar cerca de la piscina recipientes de vidrio como vasos, botellas, platos, etcétera. Se pueden romper y causar heridas considerables a otros bañistas si los pisan, se sientan, etcétera. De hecho, en muchas piscinas, ya se indica que no se pueden acercar a la piscina con este tipo de recipientes.

Limpiar todo nuestro espacio días de piscina. Recogiendo envases y suciedad
Recoger basura día de piscina. Limpiar todo nuestro espacio días de piscina. Recogiendo envases y suciedad

7. Hora de irse. Todo limpio y bien recogido.

No debemos sacudir nuestra toalla si tenemos personas a nuestro lado. O bien la guardamos sin sacudir, o vamos a un espacio sin gente para hacerlo.

Tenemos que recoger toda la basura y llevarla al contenedor correspondiente. O llevarla con nosotros, si el contenedor está fuera del recinto.

Por último, recordar que a todos nos gusta encontrarnos las instalaciones limpias y bien cuidadas cuando vamos a una piscina. Es una labor de todos mantener en buen estado estos espacios públicos, siendo cuidadosos y respetuosos con lo que es de todos.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado