Logo Protocolo y Etiqueta

Verso a las maestras y el comportamiento en la escuela.

Urbanidad en verso para el uso de las niñas. El respeto a las maestras y el comportamiento en la escuela.

 

Tratado completo de urbanidad en verso para uso de las niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Respeto a las maestras y comportamiento en la escuela.

Las personas que nos educan, maestros y profesores, se merecen todo el respeto del mundo, así como el agradecimiento por una labor tan importante para el futuro de las personas individuales y el futuro colectivo de una sociedad pacífica, tolerante y civilizada.

En el estado salvaje
sumido el hombre yaciera
todavía, si no fuera
por la civilización;
esta antorcha manejando
los maestros de la infancia,
disipan nuestra ignorancia
e ilustran nuestra razón.

La educación, jovencitas,
que os dan vuestras preceptoras,
las constituye acreedoras
a gratitud eternal;
cuando su vida os dedican
y sus tareas prolijas,
sed con ellas una hijas,
pues su amor es maternal.

Tras del almuerzo y comida
a la hora prefijada,
y la lección estudiada,
al colegio marcharás;
preséntate a la maestra
con la atención que es debida,
a tu puesto ve en seguida
mientras que la lección das.

Ante todo el Catecismo
aprenderás diligente,
como asunto el más urgente
y de mayor entidad;
que el estudio de las ciencias,
sin la "Doctrina cristiana",
es ocupación muy vana;
solo es humo y vanidad.

Aprended de hacer calceta,
y otras labores precisas,
como el corte de camisas,
de vestidos, el coser,
bordar de varias especies,
el manejo de la plancha
y, en fin, todo lo que ensancha
la instrucción de la mujer.

Con toda joven que sea
mas que no tu aventajada,
en ser dócil y aplicada
procura rivalizar;
pues la que en aprovecharse
pundonorosa se muestra,
el amor de su Maestra
y el premio logra alcanzar.

Una vil es cualquier niña
que de una falta ligera
acusa a una compañera
porque la tiene rencor;
ya que las veces de madre
vuestra directora os hace,
vuestros ánimos enlace
un mutuo y fraterno amor.

El desorden en la escuela
es un defecto notable;
por lo que se hace culpable
quien lo llega a perturbar.
Sin un orden riguroso
no puede haber enseñanza
pues solo con él se alcanza
que ésta llegue a prosperar.

Si entra o sale una señora
un sacerdote, inspector
u otro cualquier superior,
en pie os deberéis poner
y esta actitud respetuosa
guardaréis hasta el momento
en el que a tomar asiento
se os permitiere volver.

Cuando salgáis de la escuela
id a casa en derechura
y una grave compostura
por la calle guardaréis;
si alguien de vuestra familia
no viniere a acompañaros,
será mejor asociaros
y que parejas forméis.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 10870

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    De ciertas acciones impolíticas. Delante de otros evita el vestirte y desnudarte; las uñas no has de cortarte, ni a nadie al oído hablar; tampoco interrumpir debes al que habla o cuenta dinero, siendo también muy grosero lo que otro escribe mirar. Los

  • Imagen libro Letter to Myself

    Comportamiento en la mesa La mayor moderación en la mesa has de tener, que allí se da a conocer del niño la educación. Siempre con todos procura ser obsequioso y atento, y en tu menor movimiento muestra da de tu finura. Con modestia y dignamente, debes

  • Imagen Protocolo

    Dócil, amable, estudioso, en el colegio has de estar, y al maestro has de mirar como a un padre cariñoso. Él te enseña la virtud, el forma tu corazón, y le debes atención el respeto y gratitud. Él te descubre la ciencia, él te da, mientras te guía, por

  • Imagen Protocolo

    Décima para acompañar un regalo. Si corresponder pudiera a lo que mi pecho siente, más digno fuera el presente que mi afecto os ofreciera. De mi voluntad sincera, recibid pues la expresón, y si fijáis la atención en este obsequio ligero, advertid que

  • Imagen Protocolo

    Reglas relativas a todos los comensales en general. 14. No debemos mostrar desagrado de algún plato, ni menos buscar el bocado mejor de los platos que servido en la mesa se habrán. 15. La bebida que el vaso contenga nos debemos beber de una vez, evitando

  • Imagen del libro Songs for Little People. With illustrations by H. Stratton.

    Aseo y limpieza. Consejos de urbanidad a la niñez Aquella urbanidad Procura, niño, ante todo ser en extremo aseado; pues sin limpieza y aseo a todos causarás asco. La cara y las manos limpíate, procura ir siempre peinado, corta a menudo las uñas, y el

  • Imagen Protocolo

    Del paseo y de otros lugares públicos. De casa no salgas sola; evita el mundano trato, que la modestia y recato son la guarda del honor; pues es cándida azucena la virtud de la pureza, mas ¡ay! también su belleza se agosta al soplo menor. La mujer que

  • Imagen Protocolo

    Se en tus palabras atento y decente en tu lenguaje, porque es la palabra el traje que se viste el pensamiento. Al hablar, tu locución debe ser correcta y pura, revelando la finura de una buena educación. No con modo oscuro y raro las letras pronuncies