Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Buenos modales en los juegos, en verso

Nunca juegues estruendoso, ni en la calle, ni en azotea, ni en otro sitio que sea para los juegos peligroso

 

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

Urbanidad y buenos modales en verso
Urbanidad en verso. Urbanidad y buenos modales en verso

Reglas de cortesía para los juegos y otras diversiones

Aquella urbanidad

Cuando busques el placer

de los juegos de tu edad,

las reglas de urbanidad

debes presentes tener.

 

Nunca juegues estruendoso,

ni en la calle, ni en azotea,

ni en otro sitio que sea

para los juegos peligroso.

El niño bien educado,

no debe nunca gritar,

ni participio tomar

en un juego atropellado.

 

Procura tener buen juicio,

y maldades nunca inventes,

sino juegos inocentes

que a nadie causen perjuicio.

 

Si en jardín estás jugando,

se moderado en tu juego,

no saltes ni corras ciego

las flores despedazando.

 

No des tus pasos en pos

siembres destrucción y horrores;

piensa, niño, que a las flores

las ama y las cuida Dios.

 

Nunca con gozo maldito,

hieras a un pobre animal,

que juego que causa mal

no es un juego, es un delito.

 

No tomes por diversión

juegos toscos y villanos,

porque los juegos de manos

juegos de salvajes son.

No debes nunca tomar

pólvora y lumbre en tu juego,

piensa, niño, que con fuego

es peligroso jugar.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 2310

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen de libro

    Cosas a evitar en las reuniones Aquella urbanidad Debes también evitar el vestirte y desnudarte, componerte los zapatos y otras cosas semejantes. No te cortes, ni te roas las uñas; ni colocarte debes el dedo en la boca, ni la cabeza rascarte, ni mirar

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar en las visitas. En una casa en que a más del dueño hay otras personas, con relación al saludo y al despido ¿qué practicará Vd.? Siempre que en alguna casa me tenga que presentar, y vea que a mas del dueño en ella otras gentes hay; al

  • Imagen Protocolo

    Las reglas de cortesía en las visitas ¿Qué observará el dueño de la casa con respecto a la persona que le visite? Ciertas fórmulas corteses el dueño usar deberá con respecto a la persona que le vaya a visitar; si esta fuese una señora, a recibirla saldrá,

  • Imagen Protocolo

    Reglas para servir y trinchar en la mesa. ¿Cómo se trinchan las aves? Excepto la perdiz, todas las aves de mediano tamaño que se sirvan, se parten con cuchillo y con trinchante, siguiendo aquestas reglas reducidas; después de colocar de lado el ave, se

  • Imagen Protocolo

    Quintilla para felicitar los días a una tía.

    Este placentero día
    que recuerdos en verdad.
    y dichas mil os envía
    disfrutad, amada tía
    con toda felicidad.

  • Imagen Protocolo

    Reglas de urbanidad para los alumnos de la escuela. ¿Es necesario adquirir una sana instrucción? Siendo la buena instrucción aquella dote primera aue debe tener el hombre y aquella que más se aprecia, deberemos procurar instruirnos en la escuela con un

  • Imagen Protocolo

    Del juego. No siempre en trabajos serios puedes ocupar la mente, darle treguas es prudente con alguna distracción; un juego por pasatiempo, el piano, la lectura, cada uno de estos procura una amena diversión. Si en el juego entran mayores darles a elegir

  • Imagen del libro

    Las reuniones. Consejos de urbanidad Aquella urbanidad Saluda en las reuniones lo mismo que en las visitas; y respecto del sentarte las mismas reglas practica. Si cuando llegas, suspenden la conversación, invita a que por tí no la dejen, si es que tú