Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad en la parroquia de Zas. Modos de estar en la iglesia

En la vida social hay unas formas, unas "reglas" de buena educación y hasta un protocolo que hay que respetar en otros ámbitos, como en una iglesia

 

Reglas de etiqueta para estar en una iglesia
Etiqueta en la iglesia. Reglas de etiqueta para estar en una iglesia

Reglas de etiqueta para estar en una iglesia

El párroco de la pequeña localidad Coruñesa de Zas ha salido en todos los medios de comunicación por dar unas reglas a sus feligreses para que sepan qué normas seguir a la hora de ir a la iglesia. Estas normas están basadas en un artículo que habla sobre la urbanidad de la piedad, que a continuación repdroducimos.

Urbanidad de la piedad. Modos de tratar a Dios y de estar en una iglesia

En la vida social hay unas formas, unas "reglas" de buena educación y hasta un protocolo no oficial. Una persona se muestra a sí misma, también a través de ellas. También hay unos modos de tratar a Dios y de estar en una iglesia. Se la podría llamar la urbanidad de la piedad.

Hay una distancia infinita entre Dios y el hombre: el amor y la confianza que proceden de la filiación divina no conllevan una falta de respeto o igualdad de situación delante de nuestro Creador. Es por esto que debemos cuidad las posturas y los gestos. Todo pretende ser expresión de respeto y amor a Dios. Por eso hemos de cuidar una serie de detalles como:

- Vestirse dignamente y con cierta elegancia para visitar a Dios. Evitar los escotes y los vestidos provocativos.

- El agua bendita nos recuerda nuestro bautismo y borra los pecados veniales, se suele usar al entrar en la iglesia.

- Dios nos habla, pero no por celular. Apágalo.

- Guardar silencio en el recinto sagrado para facilitar el recogimiento y ayudar a que los demás puedan hablar con Dios. El silencio es ya una forma de culto ante la Eucaristía.

- Guardar la hora de ayuno si se va a comulgar. La fila para comulgar no es una cola, es una procesión hacia Jesús. Vamos preparándonos a recibir al Señor. Supone recogimiento interior (concentrados, sin la curiosidad de mirar para todos lados, darse vuelta, etcétera). No llevar las manos en los bolsillos.

- No cruzar las piernas; no es elegante hacerlo dentro del recinto sagrado. En las ceremonias litúrgicas es necesario saber cuando sentarse, pararse, arrodillarse.

- No comer, ni mascar chicle..., no jugar,  no hacer muecas ni bromas, o molestar a otros.

- Evitar distracciones. Como la curiosidad de mirar quién entra o sale, o quien estornudó... Tampoco se debe cruzar la pierna dentro de la iglesia.

- Persignarse con devoción, sabiendo que se hace la señal de la Cruz.

- Que la genuflexión ante el sagrario sea un acto de fe. La rodilla derecha toca el suelo, con el cuerpo erguido, mirando hacia el sagrario.

- La inclinación de la cabeza es señal de respeto y veneración. Se hace ante el altar (que representa a Cristo) y ante imágenes.

- Cuidar la forma de sentarse. Derechos, sin "acostarse" en los bancos. Sin apoyar los pies en los reclinatorios (se arruinan, los zapatos llenan de polvo los reclinatorios que después manchan las rodillas de los pantalones).

- Enseñar a los niños a comportarse; a no correr sino caminar despacio dentro de la iglesia.

Amar a Dios con todo nuestro ser y nuestra vida. Obviamente incluye nuestros gestos. El amor se nota. Y si no se nota... es que es demasiado débil.

Hemos de estar atentos para que la confianza no degenere en falta de respeto. No es verdad que la espontaneidad sea de por sí buena. Depende de qué espontaneidad: la hay buena y la hay salvaje.

El amor tiene una línea de mínima que es el respeto y la veneración. No puedo amar lo que no respeto. Tampoco lo que no venero.

Así como el cumplimiento de los modales y normas de buena educación muestran la "calidad humana" de una persona. La urbanidad de la piedad muestra nuestra fe, esperanza y amor. Es respeto y elegancia, aplicado a las cosas de Dios.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    CAPÍTULO II. LAS CONGREGACIONES DE LOS CARDENALES PARA PREPARAR LA ELECCIÓN DEL SUMO PONTÍFICE. 7. Durante la Sede vacante tendrán lugar dos clases de Congregaciones de los Cardenales: una general, es decir, de todo el Colegio hasta el comienzo de la

  • Imagen Protocolo

    Las procesiones. Las procesiones penitenciales y lustrales. Las procesiones de penitencia y lustrales eran también llamadas simplemente letanías (de λιτÞ = oración), porque al final de la procesión se cantaba aquella fórmula de súplica o intercesión

  • Imagen Protocolo

    La lección del Maestro. Los santos Evangelios nos conservan, trazada por mano divina, la norma que han de observar los Sacerdotes en sus relaciones fraternales y sociales. En la narración de aquellas sublimes escenas acaecidas cuando Jesucristo celebró

  • Ceremonial de la fiesta del Corpus Christi

    Ceremonial de la procesión y celebración del Corpus Christi ¿Qué es la fiesta del Corpus Christi? El Corpus Christi , en España y en algunos otros países, es considerada como una de las fiestas más importantes , y tiene su máximo significado en la ciudad

  • Imagen Protocolo

    1. La casa del Señor. Sobre el frontispicio de algunos templos antiguos solía leerse, escrito en gruesos caracteres: "Hic est domus Domini et porta coeli". Y en verdad, queda uno asombrado, cuando considera que semejante inscripción podía ponerse sobre

  • Imagen Protocolo

    Para hacer una digna presentación de esta obrita, sobre URBANIDAD PARA SEMINARISTAS, no me ha sido necesario acudir a las doctas plumas amigas, que no por ilustres dejarían de ser tildadas de parciales, pues me ha hecho muy digno prólogo nuestra santa

  • Imagen Protocolo

    La elevación, el gesto de la Ofrenda. La elevación es esencialmente el gesto simbólico del que ofrece alguna cosa. En la misa son tres las elevaciones propiamente dichas: - 1ª. La de la hostia y el cáliz en el ofertorio, con la que el celebrante presenta

  • Imagen Protocolo

    1. Diversos modos de celebrarla. ¡Llegaste al fin del camino! ¡Dichoso aquel peregrino que toca ya la frontera, que es misteriosa barrera tendida ante su destino! Así saludaba nuestro poeta Gabriel y Galán a un Misacantano en la memorable fecha en que