Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Necesidad de estudiar urbanidad las niñas

El hombre necesita vivir en sociedad, porque sin la cooperación de todos, ninguno podría conseguir ese conjunto de cosas útiles que hacen agradable la existencia

 

Indicaciones sobre la necesidad de estudiar urbanidad de las niñas. 1887.

Dorothy Kintigh, profesora dando clase en su escuela.
Escuela. Dorothy Kintigh, profesora dando clase en su escuela.

Necesidad de estudiar urbanidad las niñas

Aquella urbanidad

¿Qué le han dicho a Vd. sobre la necesidad de estudiar urbanidad?

Mamá me ha dicho, que el hombre necesita vivir en sociedad, porque sin la cooperación de todos, ninguno podría conseguir ese conjunto de cosas útiles que hacen agradable la existencia y que para que los unos molesten lo menos posible a los otros, las personas sensatas han formulado una porción de reglas que nos mortifican un poco cuando nosotros las observamos pero que nos gustan mucho cuando los demás las observan.

¿De modo que Vd. está convencida de que debemos practicar la urbanidad?

Sí señora y diré que es tan precisa a las niñas como el perfume a las flores.

¿Presénteme Vd. un buen ejemplo?

Una niña muy bonita y bien vestida va de paseo con su padre, todos la celebran; hasta que de repente ven que sus cejas se contraen, se aguan sus ojos y se arruga con sus dedos su lindo traje porque no le han dado gusto en un antojo cualquiera.

¿De manera que la niña que hace eso no tiene urbanidad?

No, señora.

¿Pues bien, explíqueme más claro que es urbanidad, porque aunque me lo figuro, no lo entiendo bien?

Urbanidad, dice mamá, que es portarse en la calle, en la Iglesia y en su casa, siempre con dulzura, con modestia y delicadeza; pero también con despejo y amabilidad.

¿Según eso es muy precisa a todos los niños?

A todos y particularmente a las niñas.

¿Por qué?

Porque las niñas son las que reciben las visitas cuando sus madres están enfermas u ocupadas, son las encargadas de recibir los recados para sus padres y de dar las órdenes a los criados etc., y nada de esto pueden hacer bien sin urbanidad.

Pues bien, vamos a explicar con orden, primero: ¿qué debe hacer una niña que tenga urbanidad al levantarse?

Antes que todo, dar gracias a Dios por haberle concedido amanecer y pedirle que ilumine su inteligencia y la ayude para portarse bien durante el día.

¿Y eso también corresponde a la urbanidad?

También, porque es un acto de respeto a Dios que es nuestro padre y superior.

¿Y después?

Saludar con cariño y respeto a sus padres y hermanitos si los tiene y preguntarles como han pasado la noche, y si viene alguna criada a ayudarla a vestir saludar también con afabilidad.

Y cuando haya hecho esto y esté vestida, ¿qué debe hacer?

Preguntar a sus padres qué desean que haga y obedecerlos.

¿Y si es día de trabajo y la mandan ir a la escuela?

Con una fisonomía agradable se dispondrá enseguida a salir y por la calle; llevará siempre un aire modesto y agradable.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18264

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    De la sociedad de los hombres. Si la sociedad de las mujeres es preciosa por los grados y ventajas que se hallan en ella, y la facilidad de adquirir bellos modales, gracia y ligereza en todas las acciones, la de los hombres es notable por otras cualidades

  • Imagen Protocolo

    131. Galantería de condición. Tienen su bizarría las almas, gallardía del espíritu, con cuyos galantes actos queda muy airoso un corazón. No cabe en todos, porque supone magnanimidad. Primero asunto suyo es hablar bien del enemigo, y obrar mejor. Su mayor

  • Imagen Protocolo

    El carácter. El hombre que no tiene formado y decidido un carácter de verdad, probidad, buen modo y buena moral cuando se presenta en el mundo, bien podrá lucir y deslumbrar, pero será por muy corto tiempo, como los meteoros, pues se verá bien pronto

  • Estatua de Leonardo Da Vinci en la plaza de la Scala de Milán.

    Maestro de ceremonias. Leonardo Da Vinci y los buenos modales en la mesa Entre las múltiples profesiones o empleos que tuvo Leonardo Da Vinci a lo largo de toda su vida figura el de maestro de ceremonias de Ludovico Sforza el Moro . Además, relacionado

  • Traje Unión Jack

    Las extravagancias de la moda inglesa: los ingleses son extravaggantes Aquella urbanidad Dícese comúnmente que la Inglaterra marcha al frente de la civilización europea. Y esto ¿por qué? Porque los ingleses son los entes más extravagantes del mundo .

  • Imagen Protocolo

    Reglas esenciales de urbanidad para las niñas. Aunque los preceptos de la urbanidad obligan por igual a los dos sexos, es indudable que no todos los que se recomiendan al hombre son aplicables a la mujer , que desempeña en la vida social un papel muy

  • Imagen Protocolo

    Virtud. La virtud es la cosa que más merece tu atención, y la de todo hombre; consiste en no hablar, decir ni pensar nada malo ; los efectos de esto son ventajosos al virtuoso en particular, y a todos los hombres que tengan alguna relación directa o indirecta

  • Imagen Protocolo

    Los mentirosos y la urbanidad. El don de la palabra se ha concedido privativamente al hombre , nobilísimo por su clase, superior a las de todos los animales, y sumamente elevado por el espíritu indivisible, inmaterial e inmortal que le anima. Entre todos