Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El Manual de Carreño

Hay comportamientos no reglamentados pero que la lógica del trato social actual señalan

 

Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, un manual que sigue vigente.
Portada del Manual. Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, un manual que sigue vigente.

El manual de urbanidad y buenas maneras de Manuel Antonio Carreño

Ver completo el Manual de Urbanidad de Carreño

Hoy en día, cuando se pautan inéditas normas de urbanidad -urbs, urbe- o reglas para la convivencia en la ciudad, que cambian y se adecuan a la velocidad con que vivimos, el "Manual de Urbanidad y buenas maneras" de Manuel Antonio Carreño quizá sea para muchos un libro pasado de moda, una reliquia de la antigüedad.

Nuevos comportamientos, nuevos modales

Por otro lado, los tiempos modernos y la comunicación electrónica han ido forjando también sus patrones de interacción; y es así como en internet existe lo que se denomina netiqueta, una guía que esboza la manera de proceder en la red en donde, por ejemplo, escribir todo en mayúsculas se traduce como un "gritar" al interlocutor.

Hay además comportamientos no reglamentados pero que la lógica del trato social actual señalan, como el mantener apagado el celular durante una conferencia o un concierto.

Manuel Antonio Carreño (1812-1874), político y escritor, padre de Teresa Carreño y hermano de Simón Rodríguez, recogió en su manual las formas más elementales y las reglas sobre los buenos modales para relacionarse en sociedad.


El libro comienza con tres capítulos introductorios, "Deberes morales del hombre", en donde desarrolla esas obligaciones para con Dios, para con la sociedad, para con nuestros padres, para con la Patria, para con nuestros semejantes y para con nosotros mismos, puesto que "el hecho de formar parte del género humano ya nos compromete a esos deberes".

Luego de repasar algunos principios generales, se extiende en normas del aseo, sobre el modo de conducirnos dentro de la casa, en diferentes lugares fuera de ella y en sociedad, para finalmente pasearse por las diferentes aplicaciones de la urbanidad. Esta obra fue, durante mucho tiempo, declarada en diversos países hispanoamericanos libro de texto para las escuelas públicas.

Manual de urbanidad y buenos modales de Manual Antonio Carreño
El manual de Carreño. Manual de urbanidad y buenos modales de Manual Antonio Carreño

La urbanidad, dice la introducción a este manual, es virtud o manifestación de virtud: reflejo exterior de realidades interiores, la intención de integrarse positivamente en la vida ciudadana convertida en hechos.

¿Estará ciertamente esta obra tan "pasada de moda" como algunos opinan? Juzgue el lector.

Hábitos que son considerados de mal gusto

  • Chuparse o morderse un mechón de pelo .
  • Morderse las uñas o cutículas.
  • Sentarse con las piernas separadas o con las piernas cruzadas o torcidas de una manera poco convencional.
  • Masticar chicle mientras habla o con la boca abierta.
  • Fumar en la calle o hacerlo sin haber pedido permiso a los presentes, especialmente a sabiendas de que el olor a cigarro puede ofender o incomodar a alguien.
  • Tener un cigarrillo en los labios mientras habla.
  • Hacer que los demás se sientan culpables o incómodos mientras comen algún delicioso postre solamente porque usted debe abstenerse debido a alguna dieta.
  • Rascarse o pellizcarse la cara.
  • Cometer la indiscreción de hacerle alguna pregunta íntima a alguien en voz alta: ¿Es eso una peluca?
  • Usar un cepillo o peine sucios.
  • Aplicarse maquillaje o peinarse en la mesa de comer.
  • Usar rulos en el cabello en público.
  • Llevar esmalte de uñas descascarado, uñas partidas o maltratadas o, peor aún, sucias.
  • Una línea demasiado dramática y notable que delimite claramente dónde termina el maquillaje y dónde comienza el color natural de la piel.
  • Hablar demasiado o en detalle de excentricidades personales: operaciones, enfermedades, neurosis, alergias, accidentes, etc.
  • Comer ruidosamente haciendo gestos exagerados.
  • Introducir pedazos de comida demasiado grandes a la boca.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 760 personas le ha parecido
Valoración 3.6
con una puntuación de 3.6 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Buenas maneras. Las buenas maneras no son exactamente la buena educación, pero se le parecen tanto que no importa . A fin de cuentas, tampoco se trata de hilar muy fino en el universo de nuestros roces cotidianos. Basta, creo, con que esos roces no terminen

  • Imagen Protocolo

    Como cada año, pasaron las vacaciones rápidamente y empieza otra vez un nuevo período escolar. Los niños volverán a la escuela, recibirán sus enseñanzas y harán sus tareas. Y otra vez, como siempre, yo me hago la misma pregunta: ¿cuándo comenzará la verdadera

  • Imagen Protocolo

    Manual de Buenas Costumbres y Modales. Urbanidad y Buenas Maneras. 1. Hubo un tiempo en que los bailes fueron algo exagerados y extravagantes en su arreglo y desenvolvimiento, y los salones de baile ofrecían el aspecto de templos de la antigua Grecia,

  • La cabeza y las orejas. Modestia y honestidad.

    La apariencia de la cabeza y los gestos de mala educación Aquella urbanidad Para llevar la cabeza con urbanidad hay que mantenerla derecha , sin bajarla ni inclinarla a derecha o izquierda; evitar encerrarla o hundirla entre las espaldas; girarla en todas

  • Imagen Protocolo

    Manual de Buenas Costumbres y Modales. Urbanidad y Buenas Maneras. 1. Llámase urbanidad al conjunto de reglas que tenemos que observar para comunicar dignidad, decoro y elegancia a nuestras acciones y palabras, y para manifestar a los demás 1a benevolencia,

  • Niños en una clase al aire libre

    Educación: la importancia de los valores tradicionales y las buenas maneras Acaban de pasar las vacaciones del mes de octubre y los niños y jóvenes regresarán a la escuela , recibirán sus enseñanzas y harán sus tareas. Y como siempre, me hago la misma

  • La urbanidad y el uso de la espada, el bastón y el cayado

    La urbanidad y el uso de la espada, el bastón y el cayado Aquella urbanidad Es muy inconveniente y muy contrario al orden de una educación bien reglamentada , que un burgués lleve espada, a menos que esté de viaje o en el campo. Un niño puede, sin embargo,

  • Imagen Protocolo

    Todo el mundo se considera perfectamente educado, es bastante curioso. Y aunque salta a la vista que hay diferencias grandes entre la educación de unos y de otros, da lo mismo. Cada cual piensa que la suya es la exquisita, y protestan -vociferando a veces-