Logo Protocolo y Etiqueta

Viajar en autobús. Comportamiento. Ceder el asiento.

En todos los transportes públicos se deben guardar unas ciertas normas de comportamiento por el bien de todos los usuarios de éstos.

 

Interior autobús.
Autobus. Interior autobús.

Buena educación en el autobús.

Viajar en autobús es algo tan habitual como hacerlo en cualquier otro medio de transporte, aunque tiene sus limitaciones, sobre todo en cuanto al espacio (no es tan amplio como puede ser el tren o un avión).

Además, por seguridad, no se puede uno levantar cada poco como lo podría hacer en un tren o en un avión. Por todo ello las normas de comportamiento en los autobuses deben ser un poco estrictas por el bien del resto de los viajeros.

1. Si viajamos en un autobús no urbano, debemos sentarnos en nuestro asiento nada más subir al autobús. No se puede y, no es seguro, permanecer de pie cuando el autobús está en movimiento.

2. Debemos sentarnos adecuadamente, con los pies delante de nuestro asiento, y no de forma incorrecta (por ejemplo, tan estirado que lleguen nuestras piernas al pasajero que se sienta delante de nosotros, o molestando a nuestro compañero de al lado o bien sacando los pies al pasillo, con el consiguiente peligro de tropiezo).

3. Debemos evitar cualquier tipo de ruido que pueda molestar a otros compañeros de viaje. Revolver cada poco en las maleta o bolso de viaje, abrir paquetes de envoltorios ruidosos, comer cosas que crujan o huelan demasiado fuerte, etc.

4. Ni por asomo nos creamos que estamos en el sofá de casa. No debemos quitarnos la camisa o los zapatos. Un poco de respeto y educación.

5. No está permitido fumar bajo ningún concepto, salvo que haya una zona reservada para ello en el autobús.

6. Aunque en los autobuses actuales no suele haber ventanillas para abrir, si la hubiese, no se abren sin pedir permiso. Tampoco se saca ninguna parte del cuerpo por ella (ni la cabeza, ni los brazos, ni las piernas ...).

7. No se tiran cosas ni dentro ni fuera del autobús. Se tiran en la papelera, si la hay; si no hay una cerca, se guardan para tirarlas cuando bajemos del autobús.

8. No se puede comer dentro del autobús cosas que huelan demasiado fuerte, pues podemos molestar al resto de viajeros. Se suelen comer cosas frías como bocadillos, sandwichs, frutos secos, etc.

9. Durante el trayecto no debemos levantarnos, salvo que necesario (ir al baño, necesidad de estirar las piernas por prescripción facultativa, etc.).

10. No hay que poner música sin colocarse sus propios auriculares. No se debe cantar, hacer ruidos (eructar, aplaudir, etc.) y, en definitiva, no molestar al resto de viajeros con nuestro mal comportamiento.

11. No se deben dejar bolsas, maletines o cualquier otro objeto en el pasillo. Son un peligro en un sitio de paso donde la gente puede tropezar y caerse.

12.- A la hora de bajar del autobús debemos esperar a que éste pare del todo. Es habitual ver como los viajeros empiezan a levantarse y a tomar sus cosas cuando el autobús está llegando a su destino, sin esperar a que se detenga.

No hay que olvidar que las propias compañías de transporte pueden tener sus propias normas que todos los viajeros deben cumplir cuando utilizan sus servicios.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado