Logo Protocolo y Etiqueta

Buenas y malas palabras. El uso del lenguaje.

Puede dejarnos bastante sorprendidos el simple ejercicio de detenernos a escuchar cómo hablamos nosotros mismos.

 

Diario El Caribe.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Puede dejarnos sorprendidos el simple ejercicio de detenernos a escuchar cómo hablamos y cómo lo hacen nuestros congéneres, no sólo porque cortamos palabras, omitimos las eses y cometemos otros errores elementales.

El habla popular dominicana se vuelve cada vez más agresiva y desfachatada. Además, se están agregando expresiones groseras de otras culturas, fruto de la comunicación globalizada de estos tiempos.

Con suma facilidad, hasta los escolares de costosos colegios y estudiantes universitarios arrojan la blasfemia, el insulto y las expresiones subidas de tono que nosotros solemos llamar malas palabras.

Puede dejarnos bastante sorprendidos el simple ejercicio de detenernos a escuchar cómo hablamos nosotros mismos y cómo lo hacen nuestros congéneres, no solo porque cortamos palabras, omitimos las eses y cometemos otros errores elementales, en ocasiones por ignorancia y hasta por mera comodidad.

El uso de palabras o de expresiones mal recibidas socialmente es frecuente. Proliferan no solo en los ambientes privados sino también en las discusiones políticas y se han puesto en boga en los medios de comunicación, especialmente en la radio, medio en el que la estridencia campea de manera olímpica y hasta suma audiencia.

Sin embargo, en esta materia no estamos solos. En el uso del lenguaje popular soez nos ganan con creces los españoles y los argentinos, hablantes que no evaden oportunidades para lanzar el dardo de los tacos o de los lunfardos más atrevidos, con una ríspida entonación, con la que causan mala impresión en cualquier amante de las buenas maneras.

He observado, no obstante, que tanto en el español mexicano como en el ecuatoriano prevalece cierta tendencia a suavizar las palabras.

En México, por ejemplo, existe un enorme repertorio de groserías y como en España, Argentina y en otros países, los insultos giran en torno al sexo.

Hablar de una manera educada refleja la sensibilidad, la buena educación y la delicadeza del hablante. Pero no siempre se percibe de esa manera.

En determinados ambientes tal actitud es vista como una muestra de afeminamiento, si quien habla así es un hombre.

Siempre he resaltado el poder que tienen las palabras en el ánimo de la gente.

En un momento específico un término puede resultar demoledor o salvador.

Empero, hay que tener sumo cuidado.

En ocasiones, las palabras más dañinas o lacerantes no son expresadas dentro del insulto, sino que llegan de manera hasta sutil, envueltas en el velo que enmascara la intención de engañar.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Conversación entre varias personas.

    Interrumpir una conversación o plática. En un artículo del portal hablamos de la oportunidad de la importunidad . Hay una escala menor, podemos decir, a las visitas sorpresa o llamadas inoportunas. Son las interrupciones de una conversación, charla o

  • F.1. Cualidades de la conversación.

    Saber mantener una buena conversación Aquella urbanidad 1. Nuestro lenguaje debe ser siempre culto , decente y respetuoso, por más confianza que tengamos con la persona o personas que nos oyen. 2. El hombre culto debe hablar con moderación y sin alzar

  • Imagen Protocolo

    1. Introducción. Siempre que se escribe se escribe para algo. El autor, en el discurso práctico que busca imponer opiniones o conductas, dispone la información y los argumentos de manera que el lector sea persuadido pues aquél busca un fin ajeno al texto

  • Dos amigos conversando.

    Hablar en privado. Conversaciones personales. Una conversación personal, una charla en privado puede tener lugar con diversos tipos de personas como pueden ser personalidades tanto políticas como empresariales, religiosas, militares, etc., o bien simplemente

  • The New Yorker Jan. 7, 1939 - Hilarious party conversation!

    Tener una buena conversación "Un buen conversador debe tocarlo todo y concentrarse en nada", decía el escritor Oscar Wilde, uno de los más notorios "causeurs" de su tiempo. En la sociedad victoriana las anécdotas mordaces y la frivolidad inteligente se

  • Imagen Protocolo

    Todo el mundo coincide que una preparación previa de nuestra intervención le dará mayor fuerza y credibilidad a la misma. Por lo tanto, es muy importante los ensayos y preparaciones previas. Casi todos los expertos recomiendan un ensayo frente al espejo,

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso. Otro ejercicio. Antiguamente, en los colegios, se practicaban clases diarias de lectura hasta muy avanzada la educación. Pero hoy en día el bachillerato, con su intensidad de materias, no

  • Imagen Protocolo

    La cortesía verbal. El Ceremonial y el Protocolo están llenos de normas, reglas y convenciones. Más allá de su abundancia y diversidad todas ellas deben ir unidas por un lazo que en muchas ocasiones se deja de lado: la cortesía verbal. Su propio nombre