Logo Protocolo y Etiqueta

Qué vestir para asistir a una montería (cacería)

Las prendas de vestir para una actividad de este tipo deben ser acordes al clima y época del año donde tenga lugar

 

Cómo vestir para ir de caza o asistir a una montería
Vestir para una montería. Cómo vestir para ir de caza o asistir a una montería

El vestuario para una jornada de caza o de montería

Reglas de etiqueta para asistir a una montería o día de caza

La caza es un deporte -aquí se abriría un debate que no nos corresponde- que consiste en perseguir animales con la finalidad de matarlos o atraparlos. Al hacerse en espacio abiertos y en el campo requiere un vestuario apropiado. Un vestuario que tiene más que ver con lo práctico que con lo estético.

Los colores son importantes para un vestuario de caza

Sin lugar a dudas, los colores a elegir son muy importantes para 'mimetizarnos', en cierta manera, con el entorno. Los colores más utilizados en este tipo de vestuarios son los que se mueven en la gama de los marrones, beige, verdes, tierras y cobrizos. Aunque es una buena elección un "tweed" grueso -tela de lana de superficie áspera-, podemos elegir otras combinaciones de prendas con tejidos más livianos. Todo depende de la época del año en la que vaya a ir a esa jornada de caza.

Qué prendas de vestir son ideales para un día de caza

Un pantalón o falda en tejido de pana o gabardina, una blusa o camisa de franela, y un jersey de lana. Todo ello acompañado de una cazadora impermeable, de múltiples bolsillos, holgada para permitir amplia libertad de movimientos, zapatos fuertes o botas, con gruesos calcetines de lana y polainas. El sombrero a juego con el "tweed" del traje.

Si se debe tener en cuenta, si participa en la jornada de caza como mero espectador o por el contrario participa como cazador. El vestuario puede variar ligeramente por razones de utilidad.

Maquillaje y otros complementos ¿está permitido?

Volvemos a indicar que no es lo mismo participar de forma activa, que como mero espectador.

Si vamos como cazadores, el maquillaje debe ser el mínimo necesario para no parecer que nos acabamos de levantar de la cama. Si vamos como meros observadores y a tomar algo y charlar mientras los demás cazan, podemos darle un poco de mayor intensidad, pero tampoco utilizar demasiado.

Las joyas, pocas o ninguna. Amén de un reloj, una pulsera, unos pendientes y un anillo, los demás complementos, podemos decir que casi sobran. Pero cada persona es dueña de sus gustos y puede ir algo más 'recargada' si es su elección a la hora de vestir.

Un día de caza, como decía un conocido diseñador, es una de la ocasiones en las que la mujer más se masculiniza.

Si con posterioridad a la cacería hay una comida -que suele ser algo habitual, o al menos una merienda-, podemos cambiar este vestuario adecuado para andar por el monte por otro más cómodo. O al menos, intercambiar alguna prenda de caza por otra 'más de vestir'.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado