Logo Protocolo y Etiqueta

El vestuario de los pueblos y el protocolo blanco.

El vestuario de muchos líderes políticos sigue las tradiciones de su país.

 

El Observatorio Político.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cuando en 1982 Gabriel García Márquez recibió el Premio Nobel ante los reyes de Suecia vistió una tradicional guayabera de lino blanca, de Yucatán, en contraste con el estilo de la ceremonia en que todos lucen inexorablemente de gala. Y en su primera reunión bilateral los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Cuba, Raúl Castro, vistieron esa etérea prenda caribeña de botones de nácar.

Nelson Mandela antes como presidente de Sudáfrica y ahora retirado, nunca deja de lucir finas camisas africanas sueltas de colores arcillosos, y sin saco, diseñadas por el burkinense Pathe O, entre otros artistas del continente negro.

También mujeres líderes como la premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai o la presidenta de Liberia Johnson-Sileaf son fieles al vestuario del bubú haciendo juego con el pañuelo anudado en la cabeza. Igual sucede con Rigoberta Menchú fiel al atuendo de su cultura precolombina.

Está el caso de Hamil Karsai, líder de Afganistán, uno de los países más pobres de la Tierra, elogiado por la prensa europea por su exótica elegancia. La capa chapan a rayas, de seda verde y el sombrero karakul gris de piel de oveja que lució ante Bush en 2002 fueron motivo de ironías.

Es ya natural ver a comitivas de países árabes vistiendo sus túnicas y turbantes. O a los asiáticos con casacas de cuello Mao.

Cuando Evo Morales fue elegido presidente de Bolivia, la prensa internacional se sorprendía de que no usara trajes. Y que en cambio luciera pulóveres de vicuña de la cultura Aymara de diseño aborígen, tejidos a mano.

El sombrero blanco, estilo cowboy, del presidente de Honduras Zelaya suele llamar la atención para quienes desconocen ese hábito común en alguna clase social hondureña.

También Lula , antes de asumir, se reconocía libre de las convenciones burguesas, y de entrecasa usaba ojotas playeras y camisas desabotonadas.

Cuando Evo Morales fue elegido presidente de Bolivia, la prensa internacional se sorprendía de que no usara trajes.

El candidato uruguayo " Pepe" Mugica" causó un acontecimiento sastreril porque para ir a encontrarse con Lula se tuvo que comprar un traje ya que no tenía ninguno. Rafael Correa no usa camisas con corbata sino otavaleñas, de cuello cerrado y bordados geométricos ancestrales.

En la ceremonia de asunción como presidente de Ecuador, se disculpó porque la invitación exigía a las mujeres el uso de traje sastre y a los hombres saco y corbata, sin considerar la usanza de los pueblos originarios. Correa advirtió, haciendo autocrítica a su propio ceremonial, acerca de la resistencia de la burocracia a los cambios políticos.

En nuestro país pesa más la cultura europea que la nativa. El vestuario de la presidenta es coherente a esa identidad y a la aplicada coquetería promedio argentina. A su marido, cuando fue presidente, los formalistas le objetaban con desdén su estilo al voleo.

Pero si por azar aquí fuera presidente un líder quechua, wichi o mapuche el cotilleo reaccionaría escandalizado. La excusa sería el vestuario, pero el verdadero susto serían su etnia y su política. Porque detrás de toda oposición anecdótica, de forma y de superficie, reptan el prejuicio y el temor al poder de la sustancia.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Reunión de trabajo

    ¡Qué buena impresión! Partiendo de que trabajando en moda nuestros códigos de vestimenta (que los hay, y férreos) son muy diferentes de los de una oficina convencional, valga un ejemplo. Un amigo, veterano abogado y asesor fiscal, me contaba hace poco

  • Imagen Protocolo

    El aspecto externo dice mucho de una persona, igual que los gestos o la manera de expresarse. Los actores y los políticos lo saben, y cada día son más los que tienen su propio asesor de imagen. Colores oscuros por la noche, mangas ceñidas para parecer

  • Partes de un sombrero

    El sombrero y la forma correcta de usarlo. El sombrero es uno de los complementos del vestuario -tanto masculino como femenino- que menos se utiliza de forma cotidiana en la actualidad . Aunque se pone de moda en algunas temporadas es un complemento que

  • Ir de punta en blanco - Vestir bien

    Vestir de forma elegante. Vestir con estilo Persona que viste con elegancia y distinción La época de bodas y de comuniones , aunque hay muchas otras ocasiones, suelen ser motivo para que todos nos vistamos de una manera algo más formal, pero todo tiene

  • Concierto de música clásica.

    Vamos de concierto. Etiqueta para asistir a un concierto de música clásica Reglas de vestuario para vestir de forma apropiada para disfrutar de un concierto de música clásica Asistir a un concierto de música clásica, salvo excepciones, no debe diferir

  • Imagen Protocolo

    Vuelve la corbata a las puntocom. Los directivos de empresas puntocom y los jóvenes aupados a los puestos ejecutivos de las empresas de la denominada vieja economía han vuelto a la tradicional prenda de vestir. Los directivos de empresas puntocom y los

  • Vestido largo femenino de tarde-noche. Azul y negro.

    El vestido de gala. Un traje de noche con cola El vestuario de etiqueta femenino , para la tarde noche, cuenta con el conocido traje de noche o vestido largo. Ya sabemos que la etiqueta femenina como tal, no existe. Se toma como referencias el vestuario

  • Imagen Protocolo

    La anécdota protagonizada esta semana por Carme Chacón, y la polvareda mediática que originó, ha propiciado que las cuestiones de organización de los actos oficiales cobren mayor relieve. La temática protocolaria es amplia y compleja, hay que considerar