Logo Protocolo y Etiqueta

¿Comer por la calle? Etiqueta en espacios abiertos y cerrados

En las grandes ciudades no es nada extraño observar como algunas personas comen sentadas en un banco, en unas escaleras o simplemente a la sombra de un árbol en un parque

 

Comiendo en la calle de Shoreditch.
Espacios públicos. Comiendo en la calle de Shoreditch.

Comer en espacios abiertos y en espacios públicos

Desde pequeños la educación más tradicional enseñaba que no era de buena educación comer por la calle. Lo que se dice literalmente comer (no tomar un helado por la calle, por ejemplo).

Pero los tiempos cambian y, sobre todo en las grandes ciudades, no es nada extraño ver a personas de todas las edades comer por la calle, sentadas en una escalera, en el banco de un parque e incluso en algunos transportes públicos. Una porción de pizza, unos espaguetis, unas pequeñas cajitas con comida china, etc., o cómo no, un tradicional bocadillo o perrito caliente (hot dog).

Lo que hay que tener en cuenta, es que hay momentos y lugares. No es lo mismo estar en un parque público que en el metro o en el autobús. También el tipo de comida. No es lo mismo comer un bocadillo, que una ración de espaguetis o una olorosa receta de comida china, india o de preparación muy especiada.

Teniendo en cuenta las prisas con las que se vive actualmente, y que el tiempo, sobre todo del almuerzo, se acorta en los horarios laborales, se pueden dar algunas pautas o reglas a tener en cuenta.

Comida partido estadio Dodgers
Comer partida. Comida partido estadio Dodgers

1. En los espacios públicos cerrados muy concurridos, como autobuses, metro, etc. no es demasiado correcto, ni aconsejado, comer. Un pequeño empujón, un frenazo o cualquier otro suceso, por pequeño que sea, puede ocasionar un incidente (manchar a otra persona, caer la comida al suelo, etc.). Incluso desde el punto de vista de la higiene, si todo el mundo hiciese lo mismo, habría que ver como quedaría ese autobús o vagón de metro. Además, es muy posible, que las propias normas de la compañía, le prohíban comer en este tipo de transportes.

"Comer tiene su tiempo y su momento, no lo debemos olvidar"

2. En espacios públicos cerrados más amplios, como estaciones de metro, de autobús, de tren, etc. lo más adecuado es comer en la cafetería. Si lo hace fuera de estas instalaciones, lo más adecuado es elegir alimentos sencillos de comer, como un bocadillo, una porción de pizza o alimentos parecidos. Es mejor olvidarse de los alimentos preparados con salsas, que necesiten cubiertos, etc. Siempre que sea posible, busque un lugar tranquilo para comer, evitando cualquier sitio demasiado concurrido. Hay que mirar bien o preguntar, por si las normas de la empresa prohíben comer en determinadas zonas de sus instalaciones.

3. En espacios públicos abiertos, como parques, jardines, alamedas, etc. puede buscar un sitio discreto para degustar su comida. Siempre que mantenga un comportamiento cívico y adecuado puede comer lo que desee, dejando siempre el lugar como estaba antes de su llegada. Nada de papeles, vasos o envases vacíos, restos de comida, etc. por el suelo o dejados en cualquier otro lado que no sea una papelera o contenedor de basura. Hay que atenerse a las normas que rijan en cada lugar en particular. Puede haber determinados espacios donde se prohíba expresamente comer.

4. En las oficinas y otras dependencias de una empresa, hay que atenerse a las normas de la compañía. Si no hay regulación a este respecto, hay que ser prudente y comer fuera del alcance de la vista del público, y de los propios compañeros, siempre que sea posible. Y por supuesto, debe elegir alimentos, generalmente fríos, que no den olor y causen posibles molestias a las demás personas. Si la empresa cuenta con cafetería o comedor para los empleados, debe utilizar estas instalaciones.

5. Espacios cerrados como museos, bibliotecas, etc. Por regla general está prohibido comer en todos ellos.

Puesto de perritos calientes - Amsterdam
Perritos calientes. Puesto de perritos calientes - Amsterdam

6. Andando por la calle. Además de la incomodidad de comer mientras se camina, comer por la calle, no es lo más adecuado ni para la salud ni para la buena imagen de una persona. Siempre debe sacar un momento para comer, y mejor si busca un sitio más discreto y tranquilo que el bullicio de la calle.

7. En cualquier caso de los expuestos, ni que decir tiene, que deben utilizarse las papeleras para evitar cualquier tipo de suciedad: bolsas de papel, servilletas, vasos de plástico o cartón, restos de comida, cubiertos de plásticos, etc.

Como hemos comentado, aunque es una práctica cada vez más extendida, comer por la calle o en espacios públicos requiere de mucha prudencia y cuidado, pues no es nada agradable ver a la gente comer por la calle con la boca abierta, con los labios manchados de mostaza o salsa de tomate, cayendo comida al suelo, etc., etc.

Cualquier persona debe plantearse sacar unos minutos para comer de forma tranquila, en un lugar adecuado y al ritmo idóneo, por el bien, tanto de su salud como de su buena imagen y buena educación.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado