Logo Protocolo y Etiqueta

Saber estar en la mesa de un restaurante. Comer fuera de casa.

Alguien que no se sabe mover con soltura en la mesa no ofrece una buena imagen de sí mismo y puede ser síntoma de una falta de experiencia en las comidas de negocios

 

Mesa al lado del mar.
Mesa. Mesa al lado del mar.

Hablamos de negocios: buenos modales en la mesa

Los modales en la mesa juegan un importante papel a la hora de hacernos una idea sobre la educación de las personas y a la hora de causar una buena impresión en una comida. Tener buenos modales en la mesa es una garantía para el éxito, tanto en nuestras relaciones personales como en los negocios.

Con independencia de que la comida sea con nuestro jefe, con un colega o con un cliente, nuestros modales pueden darle una idea de nuestro nivel de educación y en algunos casos, de nuestra capacidad profesional para acometer citas de este tipo. Alguien que no se sabe mover con soltura en la mesa no ofrece una buena imagen y puede ser síntoma de una falta de experiencia en este tipo de comidas de negocios.

La servilleta y su utilidad como símbolo

La comida, según marcan los cánones más tradicionales, debe comenzar cuando el anfitrión comienza a desdoblar su servilleta , se la coloca sobre el regazo y empieza a comer. Este es el punto de partida de cualquier comida. Nosotros debemos hacer lo mismo y colocar la servilleta desdoblada sobre nuestro regazo. Si la servilleta es muy grande la podemos colocar doblada por la mitad.

La servilleta debe permanecer en esta posición durante toda la comida, y solo se debe retirar del regazo para limpiarnos los labios cuando sea necesario (siempre antes y después de beber).

Uso de la servilleta. Servilleta lado derecho
Servilleta en la mesa. Uso de la servilleta. Servilleta lado derecho

En determinados lugares, como en el caso de muchos países americanos, suelen dejar la servilleta, cuando tienen que ausentarse un momento, sobre la silla, para indicar que van a volver en unos instantes. Tampoco es una costumbre generalizada en toda América pero si en algunos países y regiones.

En Europa se deja ligeramente arrugada sobre la mesa, en el lado izquierdo; si la pausa la hacemos dejando la servilleta arrugada en el lado derecho podría ser interpretado como final de la comida, y no como pausa.

El final de la comida, lo suele marcar el anfitrión dejando su servilleta ligeramente "arrugada" sobre la mesa. Una vez que la comida ha terminado el resto de los comensales deberían hacer lo mismo con su servilleta. No es correcto dejar la servilletasobre el plato o se dobla de nuevo como si nunca se hubiera utilizado.

"La servilleta siempre se coloca sobre las piernas, no anudada al cuello como un babero"

La elección del menú

Si después de revisar la carta hay dudas sobre alguno de los platos del menú no dudemos en preguntar al camarero por su composición y por cualquier otro dato que consideremos de interés antes de aventurarnos a pedir algo que no nos guste. Es parte del trabajo del camarero, que no solo está en la sala para tomar nota. Esto es conveniente preguntarlo por si el plato trae algún ingrediente que no nos gusta, al que somos alérgico o cualquier otro motivo. Es mucho mejor preguntar que dejar luego el plato sin probar.

Si estamos acompañados con otras personas, será el anfitrión el que pueda hacer alguna sugerencia, así como indicar al camarero que tome nota primero a sus compañeros de mesa y por último a él. En determinadas ocasiones será el anfitrión quien haga el pedido, pues el resto de los comensales habrán optado por dejarse "llevar" por las sugerencias del anfitrión.

En el caso de que haya mujeres en la mesa, estas serán las que pidan primero.

Como invitado no se deben pedir platos caros, a menos que nuestro anfitrión nos lo indique o recomiende.

Tampoco se deben pedir más de dos platos en una comida. Si el anfitrión se inclina por pedir un determinado plato y hace el comentario sobre la idoneidad de que nosotros pidamos lo mismo, podemos ordenar ese mismo plato con independencia de lo que valga. Lo mismo ocurre a la hora de los postres. En este momento del postre no debemos pedir ningún tipo de licor caro o bebida de importación a menos que el anfitrión nos invite a ello. También podemos dejarnos aconsejar por el camarero sobre las especialidades de la casa.

Interpretando la mesa

Saber estar en la mesa de un restaurante. Modales en la mesa. Comer fuera de casa.
Imagen Protocolo & Etiqueta. Saber estar en la mesa de un restaurante. Modales en la mesa. Comer fuera de casa.

Si asistimos a una cena formal o banquete de etiqueta, es posible poder "adivinar" en cierta medida los platos que nos servirán por los cubiertos y platos que hay en la mesa. Lo mismo ocurre con las copas y las bebidas que serán servidas. Es habitual, para banquetes de este tipo, que haya unos tarjetones impresos con el menú -minutas-, pero si no los hay, es cuando podemos leer entre líneas "la mesa" por sus cubiertos.

Para darnos un idea y partiendo del plato como centro, a la derecha se colocan los cuchillos , las cucharas y cualquier otro tipo de cubierto especial (una pinza para el marisco, un gancho para los caracoles, etc.). En la parte superior del plato y ligeramente hacia la derecha se coloca la cristalería : copa de agua, copa de vino tinto y copa de vino blanco. Si hay champán, esta copa se colocará la última a la derecha (y en algunos sitios la colocan la primera a la izquierda).

En el lado izquierdo se colocan todos los tenedores y utensilios de apoyo (para pinchar o sujetar), y en la parte superior izquierda el platillo del pan y de la mantequilla. Generalmente también se coloca la servilleta, pero lo hemos dejado a elección de cada cual, pues colocarla en cualquiera de ambos lados del plato es totalmente correcto.

Hay autores que dan una cierta regla general para reconocer los cubiertos (aparte de la regla más conocida de utilizarlos de fuera hacia adentro). Es recordar que los utensilios para tomar alimentos líquidos o pastosos -cremas, purés, etcétera- tienen sus cubiertos en la parte derecha, y los alimentos sólidos suelen tener sus cubiertos en el lado izquierdo.

"Los cubiertos se utilizan de fuera hacia adentro, los primeros que se utilizan son los más alejados del plato"

Los cubiertos, cuando los utilizamos

Escoger los cubiertos con los que tenemos que comer es una tarea muy sencilla. Lo hemos visto cientos de veces a lo largo de nuestra vida. No es difícil saber por donde debemos comenzar. Primero debemos utilizar los cubiertos más alejados del plato, a menos que se ponga un cubierto determinado en el mismo momento de servir el plato.

Se suele comenzar con una cuchara para tomar una sopa, un puré, una crema o un alimento líquido, pastoso o alguna legumbre.

Luego se suelen utilizar los cubiertos de pescado (tenedor y pala) y por último los cubiertos de carne. Los cubiertos de postre, si se colocan, estarán en la parte superior del plato de forma perpendicular a los cubiertos de mesa. Y en caso de duda, no tenga reparo en preguntar o en observar como los utilizan otros comensales.

Hay expertos que nos relatan dos formas de utilizar los cubiertos .

  • Estilo Europeo o Continental. Consiste en cortar los alimentos ayudados del cuchillo (en la mano derecha) y del tenedor (en la mano izquierda) durante toda la comida.
  • Estilo Americano. En este caso se corta la comida con el cuchillo (en la mano derecha) y el tenedor (con la mano izquierda) y una vez cortada la comida se deja el cuchillo y se pasa el tenedor a la mano derecha para tomar los alimentos troceados.

Cada uno de estos estilos es opcional, aunque el que se cree más correcto, entre la mayor parte de las personas, es el estilo Europeo o Continental (cortar a medida que se va comiendo sin cambiar los cubiertos de mano).

Por supuesto, que los zurdos pueden utilizar los cubiertos de forma inversa a los diestros, y no es ninguna falta de corrección. Incorrecto es la persona, si la hay, que le pueda recriminar tal hecho.

Final de la comida

Nunca debemos apartar el plato de la mesa para indicar que se ha terminado de comer. Es una acción incorrecta e impropia en el comportamiento de un comensal bien educado.

El plato siempre permanece en la misma posición durante toda la comida. El modo de indicar al camarero que se ha terminado de comer es dejando los cubiertos en paralelo sobre el plato. No se dejan los mangos muy sobresalidos del plato  porque puede dar lugar a tropiezos involuntarios con ellos, bien cuando el camarero nos retira el plato o bien nosotros mismos con nuestros propios brazos. Se deben dejar bien metidos hacia el centro del plato.

Los cubiertos que no hemos utilizado no hace falta que los pongamos en el plato, los podemos dejar sobre la mesa, y nos los retirarán cuando sea oportuno hacerlo. En el caso de las cucharas y las copas u otros cuencos, nunca se dejan dentro del recipiente, sino que se dejan en el plato de base que acompaña a este recipiente. Un claro ejemplo, la cucharilla del café.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado