Logo Protocolo y Etiqueta

Multiculturalidad y negocios. Hombres y mujeres de negocios de otras culturas diferentes.

A un nivel básico, la fórmula "donde fueres haz lo que vieres" puede funcionar en la mayoría de los casos

 

Hombres de negocios
Negocios. Hombres de negocios

Las costumbres, los países y los negocios

El buen comportamiento y los buenos modales, aunque suelen tener un componente bastante universal y común en todos los países del mundo, pueden tener algunas diferencias culturales más notables que otras dependiendo del país donde nos encontremos. Determinadas costumbres, creencias, tradiciones y convicciones suelen marcar las diferencias entre unos países y otros. Estas diferencias son bastante importantes a la hora de moverse en sociedad, e influyen en el comportamiento de sus habitantes.

A nivel básico, la fórmula " donde fueres haz lo que vieres " puede funcionar. Sentado en una mesa, en la calle... pero cuando hablamos de negocios la cosa no es tan sencilla. Una equivocación puede dar al traste con un importante acuerdo o negocio, y con muchos meses de trabajo -así como generar unas pérdidas económicas importantes-.

Por ello es importante conocer los aspectos principales de cada cultura, que gracias a los avances de los medios de comunicación y sobre todo a gracias Internet, son cada vez más accesibles por todo el mundo, a la vez que se universalizan y se hacen más comunes cada día. Costumbres típicas de una cultura empiezan a "calar" o "conquistar" a otra. El mundo se globaliza no solo económicamente, también socialmente.

Tan importante como una buena preparación profesional es una buena educación social. Saber moverse con cierta soltura en sociedad es como saber hablar bien un idioma, es fundamental para comunicarse bien. Los errores de comportamiento pueden ser decisivos a la hora de tomar una decisión.

Saludar. Hombres de negocios saludándose.
Negocios y modales. Saludar. Hombres de negocios saludándose.

Hay unas culturas más ceremoniosas que otras, por lo que es muy importante conocer este grado de "apreciación" en cuanto a normas y reglas sociales -las culturas orientales suelen ser mucho más "ceremoniosas" que las occidentales-. No hacer una reverencia a tiempo, dar un regalo en un momento inoportuno, etc. no tiene las mismas consecuencias en una cultura que en otra.

Los europeos y, en mayor medida, los países más industrializados tienen fama de serios, pragmáticos y sobrios, poco dados a tomar decisiones precipitadas. Aprecian las formas discretas y los productos de calidad.

Los americanos, en cambio, tienen fama de ser muy directos, poco ceremoniosos y de una cultura eminentemente práctica. El negocio es el negocio, y es lo más importante para ellos. Los modales son algo necesario pero a nivel básico, pues como hemos dicho no son muy dados a todo lo que tiene que ver con lo solemne en el mundo de los negocios.

Los orientales, aunque muy ceremoniosos, son poco dados a la socialización fuera de sus entornos familiares y personales. No son partidarios del contacto físico, ni al saludar ni al charlar con otras personas (es bueno tenerlo en cuenta, y evitar tocar el hombro, el brazo o dar palmadas en el hombro o en la espalda a nuestro interlocutor). Tampoco les gusta invitar a su casa o que les inviten, y no les gusta demostrar sus sentimientos o emociones en público.

En cuanto a las presentaciones y exposiciones, los europeos son más sobrios y meticulosos. Los americanos suelen ser más "showmans" y despliegan todo tipo de medios y adelantos técnicos en sus presentaciones. Los orientales son más dados a presentaciones muy gráficas y coloristas.

Por culturas, los latinos tienen fama de más informales, impulsivos y poco dados al compromiso. Los anglosajones son más proclives al cumplimiento de compromisos, como cumplir con las formas de pago acordadas. Son bastante metódicos, razonables y formales en las negociaciones. En las culturas orientales son más meticulosos, desconfiados y poco dados a compromisos y decisiones rápidas. Poco impulsivos y muy reflexivos -por eso las negociaciones suelen ir bastante lentas-.

Ante la dificultad de conocer aspectos sobre la cultura de muchos países extranjeros, una buena fuente de información puede ser acudir a la Embajada o Consulado de cada país para que nos faciliten todo tipo de información sobre horarios, fiestas, costumbres, etc.

Otra buena fuente de información son los propios habitantes del país. Una simple pregunta a un dependiente, al director de un hotel, al camarero de un restaurante, etc. Si tenemos que comprar un obsequio o quremos regalar unas flores, que mejor consejo que el profesional que se encuentra al otro lado del mostrador.

Los libros, e incluso webs como la nuestra , todo hay que decirlo, suelen caer en determinados momentos en tópicos que pueden no ajustarse a la realidad -aunque todos los tópicos suelen tener su parte de verdad-. No obstante, podemos decir en defensa propia que las realidades pueden ser diversas en un mismo país. Si usted habla con varias personas que hayan visitado un determinado país y hayan estado en distintos lugares del país o se hayan relacionado con distintos tipos de personas, seguramente no encontrará, en muchos casos, comportamientos similares, e incluso en algunos casos, serán totalmente distintos.

Centro de negocios
Negocios. Centro de negocios

Un buen ejemplo puede ser España, donde no todos los hombres son toreros ni todas las mujeres son bailaoras de flamenco. Pero si una persona solo visita Sevilla y la Feria de Abril, es muy fácil que se lleve esa impresión. Muy distinta será la impresión de otra persona que solo haya visitado alguna ciudad del norte de España. Esto demuestra que visitando un mismo país las percepciones pueden ser muy diferentes.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado