Logo Protocolo y Etiqueta

Conversar en Chile. Abrir una conversación. Temas de conversación.

Cuando habla para un grupo de personas debe mirar de forma alternativa a todos los participantes.

 

Conversar en Chile. Abrir una conversación. Temas de conversación.
Imagen Protocolo & Etiqueta. Conversar en Chile. Abrir una conversación. Temas de conversación.

Una manera de agradar en sus primeras conversaciones a sus interlocutores es hablarles y demostrarles que tiene conocimientos sobre su país. Hay que tratar de informarse sobre su historia, su economía, su arte ... No haga comentarios negativos sobre el país, ya que suelen ser bastante patrióticos y amantes de su país.

Su país vecino, separado por los Andes, Argentina, no es demasiado apreciado, en ciertos sectores de la población, por ellos. Las relaciones diplomáticas entre Argentina y Chile se han desarrollado durante muchos años sobre ciertas desconfianzas mutuas porque en cada país se ha enseñado la historia presentando al vecino como expansionista y sustractor de territorio. Y ello ha pasado de los mapas al manual, de allí a la escuela y la prensa, y finalmente a los pasillos de las cancillerías y embajadas (Pablo Lacoste). Por todo ello, no es demasiado acertado hacer comparación alguna con ellos.

Cuando habla para un grupo de personas debe mirar de forma alternativa a todos los participantes para demostrarles su interés en todos y cada uno de ellos. Atienda cualquier pregunta que le hagan enfocando sus respuestas a una mejor comprensión de lo expuesto.

Las interrupciones en las exposiciones o charlas no deben ser interpretadas como comportamientos incorrectos o maleducados sino como el interés que demuestran sus oyentes por el tema que expone.

La mejor manera de abrir una conversación es tratando algún tema sobre cultura, viajes, gastronomía, etc. No hay que hacer preguntas personales o aquellas que traten de averiguar detalles personales de su interlocutor.

Los chilenos son muy educados, y suelen decir las cosas que usted quiere oir, en vez de darle respuestas más ciertas o veraces. Hay que saber diferenciar cuando le "doran la píldora" (halagos y buenas palabras), de cuando le están hablando de forma sincera sobre un tema.

Las distancias para los chilenos, al igual que ocurre en la mayor parte de los países latinos, apenas existen. Les gusta estar muy cerca, físicamente, de sus interlocutores, sobre todo cuando se charla de forma distendida. No es bueno que trate de retrasar su posición pues le puede dar la sensación de desconfianza.

Si tiene que abrir una conversación recuerde que los mejores temas para charlar son naturaleza, arte e historia de Chile, viajes y gastronomía, literatura y arte internacional, actualidad (sin meterse demasiado en política o ser demasiado partidarios de una opción). Lo mismo ocurre con los deportes, se puede charlar, pero sin posicionarse demasiado por alguna opción en concreto.

Entre los temas que es mejor no tocar, críticas al país o sus gentes, religión, diferencias de clases sociales, política siempre que se tome partido criticando otras opciones, temas comparativos con países de su entorno, y en especial con Argentina. Los temas personales también deben ser evitados; si quiere saber algo de su interlocutor deberá hacer preguntas muy generales, nada demasiado personal.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado