Logo Protocolo y Etiqueta

Los almuerzos de negocios

¿Nos vamos a comer? Puede ser un punto de inflexión en cualquier reunión

 

Almuerzo de negocios.
Mesa. Almuerzo de negocios.

Una comida de negocios, ¿un punto de inflexión en una reunión?

La mesa siempre ha sido un punto de encuentro donde se puede hablar de cosas banales, de asuntos familiares, de negocios... ¿Cuántas reuniones de negocios empiezan, continúan o terminan en torno a una mesa? Bastantes, casi podríamos afirmar que muchas de ellas. Un almuerzo es uno de los puntos de reunión más habituales en los que se habla de negocios, se ultiman detalles, se perfilan cambios. Pero no solo puede ser un punto de inflexión, un alto en el camino; también pueden ser un punto de partida. En torno a la mesa puede surgir una idea interesante que puede ser el punto de partida de un buen negocio o nuevo punto de vista para hacer un cambio importante.

Si se mueve en el mundo de los negocios, no será difícil que al final de la mañana haya escuchado más de una vez esta frase: ¿Nos vamos a comer? Puede ser un punto de inflexión en cualquier reunión, un punto y seguido o bien un punto y aparte, dependiendo de cómo vayan las negociaciones y el tiempo del que dispongan los participantes en esa reunión.

Para poder estar a la "altura" proponemos una serie de consejos a tener en cuenta. Ciertas actitudes y comportamientos son tan importantes como cualquier otra parte de la reunión. En muchas ocasiones parece que pasan desapercibidas pero es falso. La gente se fija mucho más de lo que cree. Solo hay que escuchar algunos comentarios posteriores: "Qué maleducado era ... fulanito de tal", "Viste cómo comía ... tal plato", etc.

Conocimiento personal. Aunque se llamen almuerzos de negocios, verdaderamente la mesa es para comer, y no debe desplegar carpetas, documentos, etc. como si fuera la mesa de la oficina. Salvo que se lo pidan, no saque documentos o cualquier otro elemento (el ordenador personal, una agenda, etc.). En la mesa se habla de todo un poco, pero principalmente sirve como un medio para conocerse un poco mejor unos a otros. Es difícil que una persona haga negocios con alguien que no se sabe comportar en la mesa y en sociedad.

¿Qué restaurante? Si le invitan, no debe elegir un restaurante en concreto. Es mejor que deje a sus anfitriones que le lleven donde ellos deseen. Si le piden su opinión, o le preguntan sobre sus gustos, no tiene porqué disimular si no le gusta el sushi japonés u otros tipos de comida. Ellos quieren agradarle y usted no tiene porque "sufrir" durante la comida tomando alimentos que no le gustan.

"Los almuerzos de negocios son muy habituales en la cultura occidental"

¿Qué pedir? Puede fiarse de las recomendaciones de sus anfitriones, sobre todo, si son clientes de ese restaurante al que habrán acudido más veces y conocen cual son sus mejores platos. Si no, puede fiarse de las recomendaciones de la casa o bien de su propio gusto. Por supuesto, no se le ocurra pedir los platos más caros de la carta. Hay que ser prudentes. Si le piden que elija el vino, elija uno que tenga un precio moderado y una calidad ajustada al menú pedido. No pida platos complicados de comer, como ciertos tipos de pasta.

Comportamiento. Debe guardar las mismas reglas de educación que en cualquier otra comida. Utilizar correctamente los cubiertos, no poner los codos en la mesa, no hablar o beber con la boca llena, no gesticular con los cubiertos en la mano, etc. (ver artículos sobre la mesa ).

Preguntas. No entre en terrenos demasiado personales. Una cosa es conocerse mutuamente y otra someter a un interrogatorio a los otros comensales. Sobre todo evite preguntas demasiado personales. Usted, también debe evitar que le hagan este tipo de preguntas. La curiosidad, en muchos casos, está reñida con la educación y la discreción.

Seguir el ritmo. No hable demasiado y siga el ritmo de los demás comensales. No es correcto estar hablando todo el rato y luego que los demás esperen por usted. Siga el ritmo general de la mesa.

Bebida. Cuidado con la bebida. Es arriesgado beber demasiado, bien porque la reunión puede continuar tras el almuerzo, o bien porque se pueden llegar a decir o a contar cosas que no debía. Decía un autor, del que ahora no recuerdo el nombre, que "la dignidad es la única cosa que no se puede mantener en alcohol".

Pagar. No insista en pagar la cuenta. Puede indicarlo en el momento de pagar, pero no insistir. Generalmente, paga quien invita. No sea insistente. Lo mejor es devolver la invitación en una ocasión o jornada posterior. Eso si, recuerde que cuando devuelva la invitación, deberá ser un sitio de categoría similar. Nada de quedar como un rácano, o nada de tratar de quedar por encima. En su justa medida.

Sobremesa. Si la reunión continua después del almuerzo no debe alargarse mucho la sobremesa. Si se alarga, puede indicar, de forma educada, que tiene que tomar un avión o salir de viaje a media tarde. Pero no de la impresión de querer irse a toda prisa. Tenga en cuenta que, sobre todo en las ciudades pequeñas, el ritmo de vida es mucho más pausado que en las grandes ciudades.

En cualquier caso, si es una persona educada, y se comporta de forma prudente, como lo haría en cualquier otro ámbito no tendrá ningún problema para quedar bien. Una persona educada tiene recursos suficientes para poder afrontar todo tipo de situaciones, por incómodas o extrañas que éstas puedan ser.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Dejar una propina

    Propinas y satisfacción del cliente Los clientes de un establecimiento de hostelería dejan su propina en relación al grado de satisfacción por el servicio recibido. Por ello, es importante ser atento y educado con los clientes cuando se ofrece cualquier

  • Mesa de restaurante.

    Comportamiento en el restaurante. No es de extrañar que muchas veces se juzgue a alguien por sus modales en la mesa , de ahí la importancia de conocer ciertas reglas básicas que nos evitarán un mal trago frente al resto de comensales. A continuación presentamos

  • Saludar a los invitados - receiving line

    Protocolo en la empresa El protocolo no es una ­ciencia exacta, sino que se ­fundamenta, en una definición apresurada, en el sentido común y en la ­naturalidad. Con todo, presentamos ­cinco reglas básicas que te servirán siempre para la organización de

  • Etiqueta en el mundo empresarial y profesional, Reunión de trabajo

    "Etiqueta neutra" en el mundo empresarial y profesional La etiqueta en el mundo laboral y en el entorno de los negocios difiere, en algunos aspectos, de la llamada etiqueta social. La etiqueta en los negocios se basa en el pragmatismo y en la jerarquía,

  • Imagen Protocolo

    La remuneración a ciertas profesiones tiene un nombre específico en cada caso. Conviene siempre sabérselo para referirse a cada caso con la denominación apropiada, especialmente en situaciones de gran formalidad. 1. Honorarios. Abogados, médicos y arquitectos.

  • Juan Carlos I visita la factoria de Renault

    Visitas de empresa. Cómo ser un buen anfitrión En las relaciones entre empresas es algo habitual realizar visitas por el motivo que sea. Presentaciones de nuevos productos o servicios, renovar o negociar nuevos acuerdos, ver las instalaciones, asistir

  • Comedor restaurante.

    Las invitaciones a comer. ¿Cómo comportarse? Las reuniones de trabajo que se hacen en una oficina, en algunas ocasiones, tienen su prolongación a la hora de la comida en un restaurante . Es una manera, más informal, de continuar con nuestro esfuerzo por

  • Imagen Protocolo

    Introducción. El protocolo es una materia que abarca todos los campos de la actividad humana, y aún cuando el sector más conocido de aplicación es el referente a los asuntos de Estado, su práctica en la actualidad es ampliamente requerida en instituciones