Quantcast

 

Foros Protocolo y Etiqueta

Participación abierta

Foros de Participación Abierta Protocolo y Etiqeuta

Para resolver sus dudas y consultas sobre todos los ámbitos de Protocolo y Etiqueta

En breve los foros volverán a estar abiertos a la participación de todos los usuarios.

Gracias por su paciencia

Usuario Foros
País ES
kuncxapo
1 Posts

Rabia en los secretos

Este es mi primer post, la verdad es que he echado de menos un lugar en el que presentarse, si lo hay, díganme donde esta para poder presentarme correctamente.

Mi pregunta es un definición de límites dentro del protocolo.

Más de una vez me ha pasado que ciertas personas hacen algo bastante inapropiado, y por respeto, no hago corrillos (es decir, no lo voy criticando por ahi), aún cuando a mi sí que me los hacen, normalmente eso no tendría problema, pero me resulta muy difícil mantenerme callado cuando hay coros replicando por los pasillos, y el que los hace encima es tan vulnerable...

Hay una segunda versión de ese mismo límite, es cuando te cuentan un secreto que puede perjudicar gravemente a alguien. ¿Realmente proteger el secreto es prioritario sobre salvar la dignidad de la otra persona?.

Si fuera sacerdote, o abogado, o psicólogo, lo entendería, pero sin estar sujeto a más límite que el de la propia educación, ¿cuál sería el modo correcto de actuar?

Usuario Foros
País PE
carlo
3 Posts

Poniendo en una balanza

08/07/14 07:50

Yo creo que si alguien te cuenta un secreto que al guardarlo tu te impides ayudar a la otra persona que tu valoras como alguien que merece tu respeto y apoyo moral,podrias darle pistas que lo averigue esa persona cuya dignidad esta siendo dañada por otro.

Usuario Foros
País ES
Experto
241 Posts

Sabiduría popular

24/02/14 22:21

De acuerdo con jmise.

Solo añadiría un dicho popular: "¿Me guardarás un secreto amigo? Mejor me lo guardas si no te lo digo".

Usuario Foros
País ES
jmise
2 Posts

Rabia en los secretos

24/02/14 20:55

Cuando realmente puede perjudicar a otra persona, creo que lo correcto seria comentarlo con la que nos lo cuenta y hacerle comprender que es más humano proteger al perjudicado que guardar un secreto que nos puede acarrear un remordimiento para toda la vida.

Un saludo.