Logo Protocolo y Etiqueta

6 reglas tontas de etiqueta que la 'gente fina' dice que no se pueden 'romper'

El problema surge cuando algunas 'escuelas' de los llamados buenos modales imparten cursos y dan consejos trasnochados haciendo creer a la gente que es mucho más fina y educada

 

Consejos de etiqueta sin los que podemos vivir perfectamente
Reglas tontas de etiqueta. Consejos de etiqueta sin los que podemos vivir perfectamente

6 'reglas de etiqueta' que 'podemos ignorar'

Consejos de etiqueta sin los que podemos vivir perfectamente

Ser educado no tiene nada que ver con ser un 'finolis' o con ser una persona 'estirada'. El problema surge cuando algunas 'escuelas' de los llamados buenos modales imparten cursos y dan consejos trasnochados haciendo creer a la gente que es mucho más 'fina' y más educada.

Nosotros mismos entonamos el 'mea culpa' porque seguramente, en alguna ocasión, hemos caído en esta 'tentación'. De hecho, tenemos un apartado denominado 'Aquella urbanidad' para recoger este tipo de reglas y normas anacrónicas e históricas, que ayudan a conocer mejor la evolución de todo este conjunto de 'consejos y reglas' sobre buenas maneras y saber estar.

Todo esto viene a cuento por un artículo publicado en la revista 'Food and Wine' que ofreció, en un reportaje reciente, unas declaraciones de la consultora y 'experta' en etiqueta moderna e internacional Myka Meier. Indicó una serie de consejos que nos han dejado con la boca abierta -seguro que también es de mala educación-.

6 reglas o consejos que confunden la buena educación con la casi 'ridiculez'

1. Nunca se levanta el menú o la minuta de la mesa

Cuando asistimos a un almuerzo o a una cena, según Meier, "no se debe levantar el menú de la mesa". Vamos que tenemos que tener una vista de lince para poder ver de lejos qué vamos a comer. Indica que es de mal gusto retirarlo de la mesa. Vamos, que si te lo guardas en el bolso o en la cartera, lo mismo que te 'destierran' de la mesa.

2. Beber siempre de la misma parte de la copa

"A la hora de beber se debe hacer siempre por el mismo lado para no dejar marcas en la copa". No sabemos que tipo de barra de labios -pintalabios- o en el caso de los hombres, de qué tendrán manchados los labios, pero no siempre tienen que dejar una marca en la copa. ¿Que se mancha mucho? Se pide un cambio de copa y no pasa nada. Según esta señora, debemos 'buscar' la marca de la copa y beber siempre por ella. ¡Suena un poco repugnante! Es como si nos dicen que tenemos que buscar la parte más sucia de la servilleta para limpiarnos con ella.

3. Jamás chocar las copas para brindar

La teoría es esa, pero la práctica no. Nadie habla de un 'choque de trenes' sino de un ligero tintineo. No es una razón siempre válida esa de 'porque lo hagan otras personas está bien hecho', pero suele ser un referente en algunos casos. Si vemos cualquier telediario o noticiero podemos comprobar cómo lo hacen políticos, reyes y muchas otras personas que asisten a cenas de gala y grandes eventos. Nosotros mismos lo hemos indicado en algunos artículos del portal sobre los brindis, que no se deben chocar pero la realidad es otra. Historia y origen del brindis y Los brindis y los actos sociales.

4. Mantén las orillas de los platos bien limpias

Esta si es aceptable por razones obvias. Este cuidado no es una regla de etiqueta sino un consejo de 'higiene' y de sentido común -como son casi todas las reglas de etiqueta-. Hay que tener cuidado al comer para, no solo no manchar el borde del plato sino para no mancharnos nosotros, ni a nuestros 'vecinos' de mesa, ni el mantel, etcétera.

"La buena educación no consiste en un exceso de reglas, sino en utilizar las justas"

5. Nunca digas que vas al baño

"Cuando nos levantamos de la mesa no podemos decir a dónde vamos o para qué nos levantamos. A nadie le interesa saberlo y es de pésima educación". ¡Es alucinante! ¿Nos levantamos y esperamos a que todos nos pregunten si nos pasa algo? Lo primero que sería incorrecto es levantarse de la mesa a media comida. Lo segundo, hay una gran diferencia entre decir algo grosero -como, perdón por la ordinariez, voy a cagar, voy a mear, voy a vomitar, etcétera- o indicar que vas al baño, que vas a hacer una llamada importante o que tienes que resolver una cuestión o problema relevante que no puede esperar. No hay que dar largas explicaciones pero tampoco 'levantarse a la francesa'.

6. Nunca digas "buen provecho"

El recurrente tema del uso de la expresión 'qué aproveche' o 'buen provecho'. Nadie, hasta el momento, ha dado una explicación razonada y creíble del porqué es algo vulgar o de mal gusto. Es como decir, cuando en un comercio nos desean 'que tengamos un buen día', que es una expresión de mal gusto o poco fina. Que alguien nos desee que nos siente y aproveche la comida no tiene nada de mal gusto. Todo lo contrario es un deseo positivo. De mal gusto es el comportamiento que muchos de estos 'snobs' de los buenos modales tienen en su vida cotidiana. Se inventan estas 'reglas' para parecer más 'finos' y educados que el resto de los mortales.

Resumiendo, hay que ser educados pero no llevar las cosas hasta unos extremos que pueden llegar a rozar la ridiculez. El sentido común es la mejor brújula que podemos tener para movernos en sociedad. Si además le añadimos una pizca de conocimiento, tendremos la receta perfecta para presumir de buenos modales y comportarnos como personas bien educadas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 7 personas le ha parecido
Valoración 3.4
con una puntuación de 3.4 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado