Logo Protocolo y Etiqueta

Capítulo XVI. De los juegos.

Nunca juegues estruendoso, ni en la calle, ni en azotea, ni en otro sitio que sea para los juegos peligroso.

 

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cuando busques el placer
de los juegos de tu edad,
las reglas de urbanidad
debes presentes tener.

Nunca juegues estruendoso,
ni en la calle, ni en azotea,
ni en otro sitio que sea
para los juegos peligroso.

El niño bien educado,
no debe nunca gritar,
ni participio tomar
en un juego atropellado.

Procura tener buen juicio,
y maldades nunca inventes,
sino juegos inocentes
que a nadie causen perjuicio.

Si en jardín estás jugando,
se moderado en tu juego,
no saltes ni corras ciego
las flores despedazando.

No des tus pasos en pos
siembres destrucción y horrores;
piensa, niño, que a las flores
las ama y las cuida Dios.

Nunca con gozo maldito,
hieras a un pobre animal,
que juego que causa mal
no es un juego, es un delito.

No tomes por diversión
juegos toscos y villanos,
porque los juegos de manos
juegos de salvajes son.

No debes nunca tomar
pólvora y lumbre en tu juego,
piensa, niño, que con fuego
es peligroso jugar.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 2310

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Reglas relativas a todos los comensales en general. ¿Qué reglas principales deben tener presentes en la mesa? Es la mesa el más crítico puesto, y en que más brilla la urbanidad; así que, guardaremos atentos los preceptos que voy a explicar: 1. El principio

  • Imagen Protocolo

    Respeto debido a los padres Después de Dios a sus padres honrar debe todo niño, agradecido al cariño que le profesan sin par. De los tuyos obedece los preceptos y consejos, y desvalidos o viejos sostén les ha de prestar. Luego de estar levantados, cuando

  • Imagen Protocolo

    Las visitas y las concurrencias. En cualquier paraje público, reunión o concurrencia preséntate con decencia sin pretender deslumbrar. El que con trajes ridículos piensa sobresalir necio, solo se atrae el desprecio del que le llega a mirar. Para hacer

  • Imagen Protocolo

    A mi sobrino. Quien me hace pasar los ratos más amargos en la mesa. Se lanza con ambas manos y hace pedazos el pan y no suelta la cuchara por más que oye predicar. Mas como sé que en la mesa dice quien es cada cual, a comer con la finura digna de su calidad,

  • Imagen Protocolo

    Un niño felicita las Pascuas a una señora. Con vuestra gracia y bondad en tan fausto y grato día, recibid, señora mía, esta prueba de amistad. En ella va con verdad mi sentimiento expresado; ojalá que haya logrado demostar con mi cariño, cuánto os quiere

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones con respecto a la iglesia. ¿Qué prácticas religiosas observará Vd. luego de levantarse? Delante un crucifijo humildemente postraréme después de levantado, pidiendo a Dios con rostro reverente me dé su gracia, para que obsecuente nada baga

  • Imagen Protocolo

    Evita constantemente presentarte mal ceñido; haz que siempre tu vestido, aunque pobre, esté decente. Es preciso procurar, tener siempre igual aseo, en la calle, en el paseo y en el seno del hogar. La distinción y el agrado nunca los da la riqueza; más

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar para el saludo. Después de saludar a una persona, ¿qué se debe añadir? Después de haber saludado a una persona, le habré de preguntar afectuoso si su salud sigue bien. Si respondiese que si, me alegro mucho, diré; mas si dijere que no,