Logo Protocolo y Etiqueta

Capítulo XI. En el templo.

En el recinto sagrado, deja ver en tu aposturala modesta compostura de un niño bien educado.

 

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Respetando las creencias
no vayas jamás a un templo
a dar de impiedad ejemplo,
ni hagas nunca irreverencias.

En el recinto sagrado,
deja ver en tu apostura
la modesta compostura
de un niño bien educado.

Ten allí constantemente
descubierta la cabeza;
no molestes al que reza
con saludo impertinente.

No debes mirar curioso
a todo el que va pasando,
ni te quedes conversando,
ni te agites con estruendo.

No reces con voz risible,
ni con necia ostentación;
reza con el corazón
o con voz imperceptible.

No con audaz desenfado
debes allí presentarte;
más allí que en otra parte
se modesto y moderado.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 2299

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La importancia de la urbanidad. Si quieres ser estimado, cual cumple a nuestro destino, por tu parte amable y fino con todos te has de mostrar. Jamás a persona alguna nombre por motes ni apodos, y arguye falta de modos a los demás tutear. Delante de otras

  • Imagen Protocolo

    Décima para felicitar los días a un padre. Si vieráis mi corazón henchido está de alegría; disfrutar quiero este día con plena satisfacción. Amar a un padre es razón y le es dulce a un hijo amado. Tenerle siempre a su lado, sus pesares consolar y sus

  • Imagen Protocolo

    Reglas de urbanidad para los alumnos de la escuela. ¿Qué se deben los condiscípulos entre sí? Se deben tratar los niños que a una escuela concurrieran con mucha afabilidad y con amistad sincera; jamás han de motejarse, y si en la calle se encuentran,

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad en el paseo. Cuando vayas por la calle o te halles en el paseo, mirar atrás es muy feo, y al que pasa criticar. Un modesto continente guarda en todas ocasiones; evita el dar empujones, y al transeúnte pisar. Los pies no arrastres, ni debes

  • Imagen Protocolo

    Versos para una declaración de amor. ¡Oh! dulce prenda adorada desde el día en que te vi, hallar no puedo consuelo si siempre no pienso en tí. Tu de hoy en adelante, mi desdicha labrarás, o si amorosa me miras harás mi felicidad. Amada mía querida, ten

  • Imagen Protocolo

    Aseo, limpieza y urbanidad. Lávate manos y cara luego que te hayas vestido, y hacer lo mismo es debido cuando sucias las verás; córtate también las uñas si necesidad hay de ello; péinate, en fin, el cabello, y limpio lo mantendrás. La ropa que has de

  • Imagen Protocolo

    Cuando busques el placer de los juegos de tu edad, las reglas de urbanidad debes presentes tener. Nunca juegues estruendoso, ni en la calle, ni en azotea, ni en otro sitio que sea para los juegos peligroso. El niño bien educado, no debe nunca gritar,

  • Imagen Protocolo

    Antes del juego y paseo, oh niño, constantemente tu ocupación preferente ha de ser tu propio aseo. Cada día al levantarse, el hombre bien educado, debe siempre con cuidado manos y cara lavarse. Se a estos preceptos sumiso, peina después tus cabellos y