Logo Protocolo y Etiqueta

Vestuario correcto para un presentador

El vestuario es una parte muy importante de la imagen que transmite una persona, sobre todo en la televisión

 

Libro de estilo de Canal Sur TV.

Presentador televisión . Matías Prat
Matías Prat. Presentador televisión . Matías Prat

Ropa para los presentadores de televisión. Su vestuario

Indumentaria

Tanto para los directos como para las apariciones en vídeo, la corrección y la moderación en el vestuario son obligadas. Un escote pronunciado, una camisa mal abotonada o una indumentaria vanguardista chocan al espectador medio, que se distrae de la información e incluso puede menoscabarla.

Grabación en interiores y estudios de televisión

En interiores, los hombres aparecerán, por norma, con chaqueta y corbata mientras que las mujeres, habitualmente con más posibilidades de elección, adecuarán su vestuario a la circunstancia.

Las normas de etiqueta se han relajado, y así debemos aceptarlo, pero es inexcusable cumplirlas cuando el sentido común o el protocolo fijado por el anfitrión lo impongan. Conviene recordar que todos los miembros de un equipo de Canal Sur TV deberán usar, dentro y fuera del centro de producción, una indumentaria adecuada cuando el trabajo lo exija.

Presentadora RTVE - Ana Blanco
Ana Blanco. Presentadora RTVE - Ana Blanco

Estamos obligados también a acatar las medidas de seguridad cuando la prudencia o las normas lo aconsejen. Siempre usaremos casco en una obra de construcción, bata en un quirófano, en un laboratorio, y en cualquier otro lugar donde las condiciones de asepsia lo precisen.

Grabaciones en exteriores y espacio abiertos

En exteriores, el margen de elección es mayor pero esto no reduce la exigencia de un correcto aspecto personal adecuado a las condiciones ambientales. Una barba de varios días, un peinado descuidado, la ropa arrugada o un botón descosido, incluso un color chillón o una corbata estridente, producen rechazo.

"Las ropas atrevidas, en resumen, no son aceptables en un espacio informativo"

También es reprobable una indumentaria alejada de la moderación y el equilibrio: defender, como de hecho suele hacerse, que para hablar de un concierto de rock podemos usar cazadora de cuero y camiseta con el anagrama de un conjunto de heavy metal es lo mismo que reclamar un uniforme de bombero para informar de un incendio. Adecuarse al ambiente es razonable, pero dejarse absorber por él es inadmisible.

El vestuario correcto

Las ropas atrevidas, en resumen, no son aceptables en un espacio informativo. Sólo caben en los formatos específicos, dirigidos a un público también específico, habitualmente ajenos al periodismo convencional.

Es inconveniente mimetizarse con el entorno. Es fácil asumir que en una noticia sobre el estado de las playas no tengamos que usar un bañador como único ropaje. Así tampoco hay que portar una lámpara si informamos desde el interior de una mina, ni un reportero se vestirá de corto para hacer un reportaje sobre doma vaquera. Al contrario, un cierto distanciamiento es saludable, especialmente en casos en los que hay pasión o posiciones encontradas.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado