Logo Protocolo y Etiqueta

Qué es el fondo de armario y cómo gestionarlo

Las prendas básicas para tener un buen fondo de armario deben ser muy bien combinables y de buena calidad

 

Gestionar el fondo de armario
Fondo de armario. Gestionar el fondo de armario

Prendas básicas para sacarle partido al fondo de armario

El fondo de armario el conjunto de prendas que componen el guardarropa básico de una persona con el cual puede atender a la mayoría de sus necesidades de vestuario para sus compromisos (tanto para el ámbito social como el laboral o familiar). Por ejemplo, con un buen fondo de armario podemos acudir a una entrevista de trabajo, a la presentación de un libro, a un cóctel, a una boda, etc.

Una persona que compra con "cabeza" sus prendas puede hacer tal cantidad de buenas combinaciones con ellas que le ayudan a sacar mucho mejor partido a su vestuario. Pero tenemos una pregunta que deberíamos hacernos todos ¿ sabemos gestionar nuestro fondo de armario ?

Cómo gestionar de forma apropiada nuestro fondo de armario

Si tenemos un armario lleno de ropa y no sabemos qué ponernos es porque no sabemos gestionar bien nuestro fondo de armario. Una buena ocasión para ordenar nuestro armario es aprovechar un cambio de temporada. Andrea Vilallonga, colaboradora habitual del programa de RTVE "A punto con la dos" nos ofrece una serie de pautas para sacarle partido a nuestro armario.

Vestidor . armario ropero
Armario ropero. Vestidor . armario ropero

Pautas para gestionar de forma apropiada nuestro armario

1. Hacer limpieza. Hay que vaciar el armario y hacer tres montones. El montón de regalar, el montón de arreglar y el montón de quedar.

2. El montón de regalar. En este grupo pondremos las prendas que nos quedan grandes, las prendas que nos quedan pequeñas, prendas que están rotas o en mal estado. Las prendas que tengan un significado especial para nosotros -aquellas que nos han regalado amigos o familiares, o que nos hemos comprado en un viaje por el extranjero, etc.- las podemos meter en una caja para sacarlas fuera del armario y guardar esa caja en el trastero, en el garaje o debajo del a cama.

3. El montón de arreglar. En este montón colocaremos las prendas que con un pequeño arreglo nos pueden quedar estupendas. Subir un bajo, teñir, sacar unas pinzas, cortar, coser, etc. Podemos decir que son las prendas que necesitamos restaurar.

4. El montón de quedar. Son las prendas que vamos a utilizar de forma habitual. Las podemos colocar por categorías: camisas, blusas, pantalones, faldas, chaquetas, ropa interior, complementos, etc. Y si queremos, dentro de estas categorías podemos hacer dos grandes grupos: ocio y trabajo. O dicho de otra forma, diario y fin de semana / fiesta.

Siempre que sea posible una prenda en cada percha. Una categoría en cada cajón. Tratar de tener todo a la vista o con un acceso sencillo para poder estar disponible cuando queremos conformar un determinado vestuario.

Un armario que no está bien organizado hace que nos gastemos dinero, en muchas ocasiones, que no es necesario. ¿Cuál es el problema? Que no tenemos bien localizadas todas las prendas. Está demostrado que la mayor parte de las prendas que no tenemos a la vista no nos las vamos a poner casi nunca. Por esta razón los vestidores son tan útiles, porque nos dejan a la vista todas nuestras prendas. Pero la mayoría de las personas no contamos con el espacio suficiente para tener un vestidor.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado