Protocolo & Etiqueta Utiliza cookies de sesión propias, y cookies de terceros para ofrecer una mejor experiencia a nuestros usuarios. Cookies en Wikipedia Acepto

Protocolo y Etiqueta 2.0protocolo.org

-

-

La corbata. Su historia.

  • La corbata sigue siendo un elemento imprescindible en el ropero de cualquier caballero.

Herramientas

Reproductor VOZ

  • VOZ Voz 


 

Foto  punkmonsieur  Corbata de topos.

La corbata, elegancia y estilo para el hombre.

La corbata sigue siendo uno de los signos de elegancia por excelencia, aunque muchos diseñadores y las propias corrientes de la moda la quieran quitar protagonismo -incluso algunos vaticinaban su desaparición-.

¿Qué sería de un elegante traje sin una preciosa corbata? Desde aquí seguimos reivindicando el valor estético de la corbata. Nuestro consejo es que mantenga en su ropero un amplio surtido de corbatas para cualquier ocasión.

La corbata sigue siendo un elemento imprescindible en el ropero de cualquier hombre que tenga una vida social mínima, o que tenga un trabajo en cuyo entorno aún se viste de traje y corbata.

Historia.

La historia de la corbata se remonta a unos cuantos cientos de años atrás. El origen más claro se data en 1.660, en la contienda entre el regimiento Croata y los Turcos. Este regimiento (parte del imperio Austro-Húngaro), en una de sus visitas a París en el que se presentaban como héroes ante su Majestad Luis XIV (conocido por su gusto por el buen vestir y los pañuelos), los oficiales llevaban al cuello unos pañuelos de colores.

Foto  gentlemenwear  Vestir de corbata.

Estos pañuelos de colores parece ser que provienen de los oradores Romanos. Se ponían en el cuello para calentar y cuidar sus cuerdas vocales. Tanto le gustaron a Luis XIV que diseñó para el regimiento real un pañuelo con la insignia Real, y al que denominó Cravette, proveniente del vocablo Crabete, que significa Croata. Al regimiento se le conoció como el Royal Cravette.

"No existían unos patrones determinados para las primeras corbatas"

Pronto la idea se extendió y cruzó el canal haciéndose un hueco en Inglaterra. Al principio no era muy corriente ver a la gente con un trozo de tela al cuello, pero la idea iba cuajando poco a poco.

Las primeras corbatas se vestían con todo tipo de tejidos y estampados. No existían patrones determinados para tal prenda, que se podían ver, incluso, con borlas y cordones y de múltiples tamaños. Las primeras corbatas eran todas de importación.

Fue a principios del siglo XX cuando Europa comienza a fabricarlas. Aunque muchos historiadores predecían la desaparición de la corbata (no tenía sentido llevar un "trozo" de tela al cuello), la corbata perdura hasta nuestros días. La corbata pasó a ser un signo distintivo entre las clases más acomodadas.

El desgastado valor estético que le atribuían los diseñadores no parecía tal. Muchos fueron los partidarios de la corbata, alegando que realzaba el uso de la camisa y destacaba la verticalidad del cuerpo. Decían que la corbata añadía estilo, elegancia, color y textura a la austera camisa.

Y es del todo cierto. Un buen traje, aunque se note su calidad, no luce tanto sin una corbata, como vistiendo una elegante corbata de seda con un nudo Windsor, por ejemplo.

A pesar de los detractores, la corbata y la camisa comienzan su evolución de forma conjunta para lograr su mejor armonía. Las corbatas originales, se hacen más largas y más anchas pues en un principio eran más parecidas a los pañuelos (cortos y anchos).

Foto  gentlemenwear  Corbata de seda.

Los cuellos de las camisas se hacen más amplios para adaptarse a esta nueva prenda. Los nudos evolucionan también, surgiendo formas que en la actualidad aún seguimos utilizando.

Los nudos de la corbata suelen estar muy relacionados con el tipo de cuello de camisa que llevemos. Cuellos grandes suelen llevar nudos anchos y cuellos pequeños nudos más menudos y estrechos.

A día de hoy las corbatas están muy estandarizadas, aunque aún se pueden encontrar en varios países del mundo variantes regionales de esta prenda, en la que podemos encontrar lazos de cuero, corbatines, etc. Las medidas habituales de una corbata actual varían entre los 130 a 150 cms, aproximadamente.

Existen fabricantes que hacen "tallas" en sus corbatas para que las personas, bien sean pequeñas o grandes, utilicen la corbata adecuada a su tamaño, y no tengan problemas con el largo de su corbata.

Una de las características actuales de la mayoría de las corbatas, es que sus extremos son distintos. Uno es ancho, el que se deja ver por su parte delantera; el otro es más estrecho y es el que queda escondido detrás de la corbata (por norma general trabado en la etiqueta o en una pequeña trabilla posterior).

También en su momento y, aún las sigue habiendo en la actualidad, hay corbatas con ambos extremos iguales; generalmente son corbatas de punto y otros materiales, no utilizadas como corbatas de vestir.

Foto  gentlemenwear  Corbata de punto burdeos.

Estas corbatas con extremos iguales suelen ser cuadradas, mientras que, las de extremos distintos, suelen acabar en pico. Los tejidos muy variables según las modas, suelen admitir una amplia variedad de los mismos, pero las reinas son las corbatas de seda.

El texto original sobre la historia de la corbata, ha sido traducido y adaptado por Jenred Multimedia Group LLC, partiendo del texto original de Alan Flusser.

No se ha reflejado una mera traducción del mismo, sino que ha sido tomado a modo de referencia para desarrollar el capítulo con nuestras propias aportaciones.

Según el sociólogo Acer Diecs, "la corbata puede reflejar de forma bastante precisa la personalidad de un hombre". En función de los colores utilizados, estampados, e incluso el nudo, nos puede dar una "pista" sobre aspectos básicos de su personalidad.

La persona puede reflejar en este complemento su estado de ánimo, su carácter... puede revelar mucho más de lo que nos podemos imaginar. 

  • Alta el

    14/07/2003

    Modificado el

    08/02/2015

    Contenido ID

Seguir Navegando

Contenido Relacionado

Buscador de Protocolo más de 40.000 entradas


Contenido Relacionado

 

Comentarios

Su opinión es importante. Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Recuerde comentar es gratis, y ayudar a otras personas satisfactorio.

Citas Celebres

    • Escribir una carta es una manera de hablar sin ser interrumpido. Anónimo.

Preguntas con Respuesta

    • Palilleros en la mesa. ¿Dónde les pongo?

    • Sentimos decirle, que los palilleros no se ponen en la mesa. En cualquier mesa que precie no deberían estar presentes, por muy bonitos que sean. Los palillos (o mondadientes) pueden solicitarse, si fuese muy necesario, pero no se colocan en la mesa.

       

 

Protocolo y Etiqueta es un portal de Cronis OnLine. Copyright © 1995-2015

Generado con contentG

Contacto

Algunos contenidos de este portal web están bajo una licencia de Creative Commons. Aviso Legal. Politica privacidad