Protocolo y Etiqueta

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Los gestos de los españoles. Parte III

Las manos pueden expresar muchas cosas cuando se gesticula con ellas

 

 

Tengo hambre quiero comer
Vamos a comer. Tengo hambre quiero comer

Gestos típicos utilizados en España: del "a comer" a "te voy a dar"

Si por algo se caracterizan los españoles es por expresividad y por lo alto que suelen hablar. Las manos, los brazos y sus movimientos pueden dar lugar a expresiones tan curiosas como las que vamos a ver ahora.

Los españoles son tan expresivos que el conocido diario inglés The Guardian ha querido desvelar, en una sencilla guía, los gestos que más suelen utilizar los españoles en su día a día.

Ni que decir tiene que el lenguaje no verbal es tan importante o más que e lenguaje verbal, porque además tiene un mayor "alcance" social al no necesitar de la palabra y de la cercanía para su transmisión.

1. A comer

Para indicar que se va a comer, que tiene hambre, que tiene ganas de irse a comer. Se juntan los dedos de la mano por sus yemas, y se hace el gesto de llevárselas a la boca. Vamos a comer, quiero comer, ¿comemos o qué? ¿por qué no comemos algo?

Tengo hambre quiero comer
Vamos a comer. Tengo hambre quiero comer

2. Quedarse así

Se ha quedado así de delgado, como el dedo meñique. Indica que alguien ha perdido mucho peso, que se ha quedado como un palillo, como el propio dedo meñique. Se levanta la mano con el dedo meñique totalmente estirado y el resto de los dedos plegados -cuidado con no confundirse de dedo-.

Está así de delgado.
Quedarse así. Está así de delgado.

3. Mucho. Bastante. Gran cantidad

Para indicar mucha cantidad. Da lo mismo que se hable de cosas o personas, indica mucha cantidad de algo. Se agita la mano hacia arriba y hacia abajo con la palma abierta. También se suele utilizar para indicar que algo es muy fuerte, que es algo muy importante. Por ejemplo: ¡no veas que la que se armó!

Mucho.
Mucho. Mucho.

4. Te voy a dar

Te voy a dar.
Amenazar. Te voy a dar.

Para indicar que te van a dar un azote, un cachete o algo similar. Es un gesto muy utilizado con los niños, como amenaza de que van a recibir un azote o capón, que se les va a zurrar como no dejen de hacer algo que no deben. También se utiliza para avisar a cualquier otra persona que "va a cobrar" -en este caso se utiliza "cobrar" como sinónimo de recibir una torta, un puñetazo, un azote, etc.-. Con la palma de la mano abierta se pone boca arriba y se hacen ligeros movimientos a derecha e izquierda varias veces dirigiéndose a la persona que queremos "amenazar" o advertir.

 

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado