Logo Protocolo y Etiqueta

Introducción. Aforismos de Baltasar Gracián

Baltasar Gracián, jesuíta, hace un relato en forma de aforismos de, lo que para el, es un código de buen gobierno para las personas

 

Libro de aforismos
Baltasar Gracían. Libro de aforismos

Aforismos de Baltasar Gracián

Código de buen gobierno para las personas

Un aforismo es una máxima o sentencia que se propone como pauta en alguna ciencia o arte. Esta es la definición que hace el diccionario de la Real Academia Española, R.A.E.

Baltasar Gracián, jesuíta, hace un relato en forma de aforismos de, lo que para él, es un código de buen gobierno para las personas.

Las normas o pautas de comportamiento que relata Baltasar Gracián fueron un manual imprescindible para triunfar en la sociedad del siglo XVII.

¿Pueden servir para la sociedad actual? Cada cual que saque sus propias conclusiones.

Dedicado al lector

Ni al justo leyes, ni al sabio consejos; pero ninguno supo bastantemente para sí.

Una cosa me has de perdonar y otra agradecer: el llamar Oráculo a este epítome de aciertos del vivir, pues lo es en lo sentencioso y lo conciso; el ofrecerte de un rasgo todos los doce Gracianes, tan estimado cada uno, que El Discreto apenas se vio en España cuando se logró en Francia, traducido en su lengua e impreso en su Corte.

Sirva éste de memorial a la razón en el banquete de sus sabios, en que registre los platos prudenciales que se le irán sirviendo en las demás obras para distribuir el gusto genialmente.

 

 

contentG Stats

 

Nota

  • 1164

    Artículos Históricos

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Emilio. - Papá, acabo de hacer una cosa que me parece buena. El Padre. - Y ¿qué es lo que has hecho, amigo mío? Emilio. - Toda la noche pasada estuve pensando en lo que V. nos contó ayer tarde; pareciéndome que el canario que estaba en la jaula sufriría

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones para con Dios y sus Ministros. * Pregunta. ¿Qué debemos a Dios? (Nota 1) Respuesta . Siendo el autor de cuanto existe, al levantarme debo ante todas cosas dirigir hacía él mi pensamiento, haciéndolo con toda humildad y con el más profundo

  • Imagen Protocolo

    El hombre de mundo con sus domésticos. Un hombre honrado que sabe el valor del nombre de hombre, se porta con sus criados con aquella dulzura y dignidad que concilian el afecto y el respeto . No estamos ya en aquel tiempo que nos describen las comedias

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de la espalda, los brazos y los codos. Es muy indecoroso agachar la espalda, como si se tuviera un pesado fardo sobre los hombros; hay que acostumbrarse más bien a mantenerse siempre derecho , y hay que lograr que los niños adquieran el hábito.

  • Imagen Protocolo

    Doblar y cerrar una carta. Hay muchos modos de doblar las cartas ; el más sencillo es el mejor. Se dobla el papel a la larga. El cierre de la carta. Antiguamente se hacia una gran diferencia entre el lacre y la oblea ; pero en el día es igual cerrar con

  • Interior de la iglesia de Elmslie, George Town.

    Deberes de los niños para con Dios. Además de los deberes que la moral cristiana nos impone para con Dios ¿tenemos también algunos otros que prescribe la moral civil? Sí señor. Y es de tal importancia y significación que sin ellos apenas podemos honrarle

  • Imagen Protocolo

    El origen de las reuniones y conversaciones. La idea de la ganancia , cuando se fija por algún tiempo en un entendimiento débil, ardiente, subyugado por vanas combinaciones, convierte la duda en certidumbre y hace mirar como infalible lo que ardientemente

  • Imagen Protocolo

    Origen de la correspondencia y la escritura. El segundo modo de escribir que tuvieron los Romanos , y primero entre los veloces, fue el de las Notas, inventadas por el Liberto de Cicerón, como acabamos de decir. Este género de escritura consistía en unos