Logo Protocolo y Etiqueta

Necesidades de definir unos protocolos de comunicación propios.

La netiquette surge en parte como necesidad de suplir algunas claves comunicativas que desaparecen como consecuencia del uso de artilugios tecnológicos.

 

Revista TONOS
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Necesidades de definir unos protocolos de comunicación propios.

Si consideramos, pues, que la netiquette surge en parte como necesidad de suplir algunas claves comunicativas que desaparecen como consecuencia del uso de artilugios tecnológicos, compensando la comunicación a distancia, se han de considerar ya dentro de este capítulo de reglas de netiquette ciertos hábitos que de forma espóntanea se producen con el comienzo del uso del teléfono, o quizá antes, con el uso del tam-tam, cuando desaparece la imagen del interlocutor. De esta forma se impone un elemental protocolo en la comunicación al comienzo de una llamada con los diálogos del tipo:

- ¿Dígame?

- Hola, buenos días, soy Fulano de Tal [Saludo/Indicación de buena disposición y presentación].

Recientemente, con el uso del teléfono móvil, el protocolo ha cambiado. A lo anterior se añade la solicitud de información acerca de si la situación del que recibe la llamada es adecuada para entablar la comunicación (la conversación) o incluso el carácter de ésta:

- ¿Si?

- Hola, soy Fulano de Tal. ¿puedes hablar?

A lo que normalmente sigue un indicativo sobre el carácter de la situación, o del receptor de la llamada, que permite hacerse una idea de lo que sucede y que va desde un contundente "Ahora te llamo", "estoy reunido" o "estoy en clase", que significa normalmente una luz roja: No puedo hablar. Aunque en algunos casos esta señal se matiza con una expresión que hace relativa la imposibilidad de hablar: (No puedo hablar pero como eres tú...): "estoy reunido, pero dime", hasta un "Dime, dime..." que significa luz absolutamente verde, pasando por un "estoy con Mengano haciendo tal cosa" que significa: Te puedo hablar pero con las limitaciones que puedes suponer...

Cada una de estas señales nos indica un hito, una marca, o una limitación, en la conversación, cuya trasgresión puede suponer un conflicto, una tensión, o al menos suponen una cierta falta de cortesía.

De igual forma en Internet, y según qué servicio utilicemos, necesitaremos indicar casi siempre ---de ahí el carácter protocolario y la diferencia con el primer apartado--- algunos datos: Quienes somos, el asunto que queremos tratar, alguna referencia a otros mensajes, o a comunicaciones previos, que motivan el mensaje presente...

Algunas de estas informaciones ya están incluidas en la estructura de la información ---constituyen una metainformación (o metadata) --- y son, por ejemplo, las cabeceras de los mensajes, el asunto (subject), la procedencia,... O la metainformación (en este caso se conoce propiamente con este nombre) que se incluye en las páginas web.

En otras ocasiones, o con otros servicios, estos datos no están incluida en las estructura de la información. Entonces es conveniente colocar de forma adecuada referencias y coodenadas a lo que stamos diciendo: el asunto del mensaje (subject o topic) o de la comunicación, el título, de manera que sintetice adecuadamente el contenido, y deberemos también mantenerlo en las réplicas y contrarréplicas... Hay que incluir datos identificativos del comunicante: la firma, situación o intereses personales o profesionales, objetivos, etc.

En consecuencia, sea de forma necesaria impuesta por la estructura de la comunicación o sea porque lo hacemos de forma voluntaria y como reconocimiento a la anecesidad de incluir una información adicional para que la comunicación sea fluida y discurra bien, lo cierto es que la falta de netiquette consiste en este caso en el mal uso de la metainformación, en eliminar deliberadamente o en modificar estos datos complementarios. Con ello se puede dar lugar a interpretaciones equívocas, al no contextualizar lo que estamos diciendo.

A medida que disminuyan los recursos de la red para identificar el interlocutor (el emisor, el receptor,...) y sus circunstancias, se debe aumentar la metainformación. Y en este terreno entramos rápidamente y sin frontera o solución de continuidad en el terreno de la accesibilidad. De tal manera que la frontera entre ambos ámbitos se desvanece. De esta forma lo que puede ser en ciertas circunstancias una falta de accesibilidad como es no colocar textos alternativos a los gráficos o esquemas , en otras como es una caída en la calidad de la red se convierte en una falta de consideración. Pensemos por ejemplo en amplios sectores de la población de algunos países y zonas (de Iberoamérica por ejemplo y en particular de Cuba, Bolivia, Ecuador, Paraguay, El Salvador,...) donde han recibido y reciben las páginas web a través de correo, y en muchos casos en modo texto exclusivamente.

En definitiva este nuevo medio de comunicación exige sustituir con informaciones adicionales, reguladas mediante protocolos adaptados a cada modalidad y a cada situación de comunicación, las carencias comunicacionales que se producen por la ausencia de otros canales más explícitos.

Esta necesidad está en la base también y en la justificación como vemos de no pocas reglas de buenas maneras.

La buenas maneras en Internet.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Gran cibercafé con ordenadores.

    En la Red, también, buenos modales. Es relativamente habitual que los padres reprendan a sus hijos en casa por comer con la boca abierta, por echar la mano a la comida, por interrumpir mientras está hablando otra persona ... y por otros malos comportamientos.

  • Buzón con sobres.

    Cómo escribir un correo electrónico de forma apropiada Lo primero que debemos hacer, es poner correctamente en nuestro programa de correo los datos del remitente , para evitar correos "anónimos". Es de mala educación enviar un mensaje sin remitente. Incluso

  • Compras en el supermercado.

    ¿Contestar al teléfono o la persona que nos atiende? No es demasiado extraño estar haciendo cola en la carnicería, en la pescadería o en la frutería del supermercado, y ver como se desgañita el pobre dependiente o la amable dependienta diciendo a una

  • Imagen Protocolo

    Maleducados tecnológicos. El uso casi obsesivo del móvil y de internet genera malos hábitos que afectan a la convivencia. Proponen nuevas reglas. Entrevista de trabajo. Marcos habla ante su posible empleador sobre sus antecedentes laborales, las estrategias

  • Servidores en rack.

    Muchos de estos servicios, totalmente gratuitos, se ofrecen por toda la Red. Pero nos topamos con algo que suena a música celestial en nuestros oídos GRATIS. Servicios de FTP, de Hosting, de e-mail, etc. Y aquí surge el problema del abuso. No sabemos

  • Leer en una tableta.

    Los buenos modales y las tabletas digitales. Si pasea por cualquier ciudad del mundo no es nada extraño observar cada vez a más personas que sentadas en un banco, en una terraza o dentro de un bar, en una cafetería, en una sala de espera... hacen uso

  • Imagen Protocolo

    Netiqueta general. UNED. ¿Qué es la netiqueta? Las normas de netiqueta se pueden comparar con las normas de urbanidad de los internautas, esto es, serían las normas que hay que cuidar para tener un comportamiento educado en la Red. El inconveniente es

  • Imagen Protocolo

    Respete las reglas de "netiqueta": los buenos modales también se aprecian en Internet. No por anárquica, anónima y expansiva, la red de redes carece de normas de protocolo. Todo lo contrario. Basado en la practicidad, el decálogo universal de los buenos