Logo Protocolo y Etiqueta

El correo del modem para adentro. El disco duro. Netetiqueta.

Clasifique los mensajes que deba conservar por su interés o por servir de referencia en ocasiones futuras y archívelos.

 

Revista TONOS
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

El correo del modem para adentro.

Esta serie de normas se basan en la idea comúnmente aceptada de que el volumen y mantenimiento de los buzones electrónico, directorios, y otras unidades de almacenamiento y gestión de la memoria ocupados o gestionados por el programa de mensajería en el ordenador personal de un usuario son responsabilidad del propio usuario. Y son:

1. Revise su correo electrónico de forma diaria y haga permanecer la cantidad de mensajes almacenados, y de adjuntos (attachs), dentro del límite admitido por su programa de mensajería y por la capacidad de gestión de su ordenador y de su disco duro.

El no hacerlo así puede suponer reventones de sus buzones, o averías parciales de asignación de direcciones, o fragmentaciones, que hagan corresponder mensajes a personas distintas de sus remitentes.

2. Borre, de forma inmediata a su recepción y lectura, los mensajes no deseados, intrascendentes o simplemente que no quiera conservar, debido a que ocupan espacio de almacenamiento en el disco y en los buzones. En última instancia siempre los podrá recuperar de la papelera. Vacíe de forma periódica la papelera de su programa de mensajería y también la de su entorno operativo (Windows 98 o el que sea).

3. Mantenga en la cantidad mínima recomendable los mensajes guardados en su buzón electrónico.

4. Clasifique los mensajes que deba conservar por su interés o por servir de referencia en ocasiones futuras y archívelos en ficheros de procesador de textos como archivos de datos. Y en todo caso organice los mensajes en carpetas temáticas de su programa de mensajería. Puede guardar los mailboxes y conjuntos de mensajes como archivos de datos, de forma diferenciada y segura.

5. Nunca asuma, ni dé por sentado, que nadie mas que Ud. va leer su correo electrónico; otros pueden acceder a su correspondencia y leer sus mensajes. No porque no haya garantías de privacidad, que por lo demás nunca es absoluta, sino porque nadie puede asegurarle de que no haya un volcado accidental de su correspondencia al correo o a una lista de discusión. Nunca envíe ni conserve algo que no pueda ser difundido en el telediario de las nueve de la noche.

El disco duro.

El volumen de memoria utilizada, el volumen de datos almacenados, su mantenimiento dentro del disco duro, así como la seguridad de cara a virus y a otro tipo de accidentes provenientes del mal uso del ordenador personal y del sistema operativo se asume por lo general que son responsabilidad del usuario:

6. Mantenga los archivos de todo tipo dentro de la capacidad admisible por su sistema, o por debajo. Y sobre todo téngalos el mínimo de tiempo en el área de trabajo. Los archivos deben bajarse al disco duro de su computadora personal o guardarse en sistemas de almacenamiento independiente: zip, discos flexibles o discos compactos.

7. Tenga instalado un sistema eficaz y actualizado de protección antivirus. Además examínelo de forma rutinaria y frecuentemente, especialmente cuando reciba mensajes con ficheros adjuntos o cuando baje archivos de otros sistemas. Si no es así corremos el riesgo de estar difundiendo virus sin percatarnos de ello. Es muy desagradable recibir un mensaje de otro usuario, amigo o no, diciendo que ha perdido su información a causa de un virus difundido por nosotros.

8. Sus archivos pueden ser accedidos por personas con privilegios dentro de su sistema o de su red local. No mantenga información privada en áreas públicas de su disco duro.

La buenas maneras en Internet.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Compras en el supermercado.

    ¿Contestar al teléfono o la persona que nos atiende? No es demasiado extraño estar haciendo cola en la carnicería, en la pescadería o en la frutería del supermercado, y ver como se desgañita el pobre dependiente o la amable dependienta diciendo a una

  • Imagen Protocolo

    Maleducados tecnológicos. El uso casi obsesivo del móvil y de internet genera malos hábitos que afectan a la convivencia. Proponen nuevas reglas. Entrevista de trabajo. Marcos habla ante su posible empleador sobre sus antecedentes laborales, las estrategias

  • Imagen Protocolo

    Cuida esos modales. De pequeños los padres reprenden a sus hijos cuando juegan con la comida o mastican con la boca abierta. Hay que saber comportarse en la mesa, le dirán al niño. Un regaño al que probablemente hemos sido sometidos todos en alguna ocasión.

  • Imagen Protocolo

    Algunas de las más importantes reglas, su origen y sentido. Lo que sigue no tiene, ni mucho menos, el sentido, la intención o el alcance de servir como guía o manual de buenas maneras. Ni por el formato que se da a la información, ni por la forma de organizarla.

  • Leer en una tableta.

    Los buenos modales y las tabletas digitales. Si pasea por cualquier ciudad del mundo no es nada extraño observar cada vez a más personas que sentadas en un banco, en una terraza o dentro de un bar, en una cafetería, en una sala de espera... hacen uso

  • Imagen Protocolo

    BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS. Angell, D., and B. Heslop, 1994. "The Elements of E-mail Style", New York: Addison-Wesley, 1994. B.O.E., 2002. SERVICIOS DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN Y DE COMERCIO ELECTRÓNICO. LEY 34/2002, de 11 de julio, de servicios

  • Imagen Protocolo

    La ética de La Red. Por último la netiquette, como las buenas maneras de la vida real, está basada en una serie de imperativos éticos que, como en el resto de casos que el derecho consuetudinario contempla, no son más que normas comúnmente aceptadas por

  • Teclado ordenador.

    Yo opino. Etiqueta en los foros. Los foros se han convertido, junto con las redes sociales, en centros de opinión, crítica, discusión, debate... pero todo tiene un límite. Si la figura del moderador es importante y esencial, la educación de las personas