Logo Protocolo y Etiqueta

La vajilla. Tipos de elementos y cómo situarlos en la mesa

La mejor opción será escoger algún diseño clásico, válido para cualquier ocasión, pues son piezas que se pasan menos de moda, y son más fáciles de combinar

 

Mesa del CLub 33. Mesa redonda para un banquete
Mesa con vajilla. Mesa del CLub 33. Mesa redonda para un banquete

Colocar la vajilla en la mesa

Una buena vajilla es un elemento imprescindible en una mesa elegante, tanto para uso diario como para lucirla en ocasiones especiales. Aunque existen una gran variedad de materiales, las vajillas que se utilizan de forma más habitual son las de porcelana y las de loza -aunque los nuevos materiales cerámicos también se utilizan mucho-. Esa amplia variedad de materiales también se da en los diseños y los tamaños. Las cambiantes modas y los avispados fabricantes introducen en el mercado una gran diversidad de tamaños y diseños de vajillas. Una de las mejores opciones puede ser escoger algún diseño clásico, que nos sirve casi para cualquier ocasión, pues son diseños que se pasan menos de moda y son más fáciles de combinar. Para uso diario, o reuniones informales podemos contar con una vajilla de diseño más moderno, de un material cerámico resistente y con un colores o dibujos algo más atrevidos.

Piezas que componen una vajilla clásica

"La vajilla, cuanto más sencilla mejor, y siempre de buena calidad"

Una vajilla debe contar, al menos en su formato más básico, con estas piezas: platos hondos, platos llanos y platos de postre . Las vajillas más completas pueden llegar a tener un número de piezas elevado, aunque muchas de ellas no se suelen utilizar nada más que en contadas ocasiones. En estas vajillas más clásicas podemos encontrar: platos y tazas de consomé, sopera, salseras, fuentes de los más diversos tamaños y formas, platos especiales para espárragos, pinzas para tomar caracoles, cuencos diversos, etc. Cuidado con utilizar piezas poco comunes de la vajilla que puedan poner en un compromiso a nuestros invitados. Si se ponen, no está de más dar una pequeña explicación si hace falta.

Algunas piezas que inicialmente no componen la vajilla suelen ser los bajo-platos o platos de presentación, cada más utilizados y muy elegantes. Se colocan como elemento decorativo, y como base de la vajilla tradicional. En comidas formales procuraremos utilizar vajillas de calidad (tipo Sevre, Limoges, Rosenthal...). Cuando coloquemos los platos en la mesa hay que recordar que no se colocan, salvo excepciones, dos platos iguales juntos (dos platos llanos -al menos del mismo tamaño- o dos platos hondos juntos, por ejemplo). Tampoco se debe colocar directamente sobre el mantel (o el bajo-plato) un plato hondo.

Mesa puesta con mantelitos individuales Libeco Home Napoli Vintage
Vajilla. Mesa puesta con mantelitos individuales Libeco Home Napoli Vintage

Cómo colocar los platos en la mesa

Los platos se colocan separados entre sí unos 45 centímetros y a unos 3 centímetros del borde de la mesa (para no tener que medirlo con tanta precisión, como uno o dos dedos, más o menos). Los platos deben colocarse limpios, libres de roturas o evitar colocar aquellos que estén algo rayados.

Se puede colocar un plato de "relleno" o de presentación que se retira cuando se va a servir la comida. Si colocamos un platillo para el pan éste se coloca en la parte superior izquierda, justo encima de los cubiertos de la izquierda. Puede ir acompañado de un pequeño cuchillo (tipo postre y sin filo) para untar la mantequilla. En este platillo se coloca una pieza de pan que puede ser un bollo u otro tipo de pieza o rebanada.

 

contentG Stats

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado